.

.

lunes, 4 de mayo de 2009

DIMENSIÓN DESCONOCIDA

Me va a permitir el señor Bwana que use el tema de su, como de costumbre, buenísimo post de hoy, pero es que viendo la que tenemos encima no me queda otra, vivimos en otra dimensión.

Es a raíz de que un parlamento nacional repruebe las palabras de Benedicto XVI sobre el uso del preservativo.

Al fin y al cabo esta postura forma parte de su propia doctrina moral que, entre otras cosas no impone a nadie, sólo la ofrece para quien "libremente" quiera seguirla, por no hablar de que se tratan de las palabras de un Jefe de Estado.

Ya puestos a cuestionar las declaraciones de un jefe de estado les doy algunos ejemplos más "constructivos":

  1. reprobar al nazi de Ahmadineyad cuando "sólo" habla de exterminar a un país soberano y democrático
  2. reprobar a Chavez cuando nacionaliza empresas españolas y las insulta
  3. reprobar regímenes dictatoriales (Cuba, Marruecos, Corea del Norte, Arabia Saudí...)
  4. reprobar la persecución y "eliminación" de personas por motivos políticos, religiosos y/o sexuales en "países amigos"
Entiendo que no hay problemas más importantes y urgentes de resolver, pero ya me preocupo yo por ellos. 

Con la que está cayendo y éstos a la luna de Valencia... (lo del viernes era para encerrar a los sindicatos y tirar la llave)

3 comentarios:

  1. Es que ya se sabe que insultar al Papa siempre queda bien entre muchos sectores.

    Además, yo he leído un poco más del tema, y lo que dice tiene bastante razón de ser. No se descarta el preservativo totalmente se da más importancia a que las personas practiquen sexo como eso, como personas. No como animalitos del señor.

    De hecho en Uganda, con mayoría católica, el SIDA está muy por debajo de otros países del entorno.

    ResponderEliminar
  2. Otra lectura es que o los católicos españoles son gilipollas o son antes socitas que católicos. Según el CIS en 2007 casi el 80% de los españoles se consideraba católico... estos en un país cuerdo sacarían 10 diputados.

    ResponderEliminar
  3. Aprovecho un comentario en este post para dar la bienvenida a Juan

    ResponderEliminar