.

.

domingo, 16 de agosto de 2009

LARGA VIDA AL REY

Como todos los 16 de agosto es obligado recordar al más grande y dedicarle unos minutos. Con escuchar una sola canción, cualquiera de ellas entenderás por qué no ha habido, ni habrá, nadie tan grande como él.


Ya sé que soy cansino, pero es mi canción preferida, y curiosamente, la última que tocó al piano antes de dejarnos...



Pero bueno, como hoy es un día festivo, vamos a poner otra que le encanta a mi hija. Cada vez que se baña cumplimos con el ritual, y cuando sale cambiadita vamos al despacho a bailar, y es que ya se ha convertido en una tradición, la cojo en brazos y vamos recorriendo las estanterías viendo las fotos, los pósters, los discos, los libros de Elvis, mientras, suena su canción favorita, ah bueno, también nos acompaña su osito (hace un par de años, por estas fechas estábamos por Comillas y allí le compramos a su inseparable osito, con el que duerme y con el que mejor se lo pasa, y al que, nada más entrar en casa, va a buscar para darle un beso y que, como no podía ser de otra forma, se llama Elvis)


4 comentarios:

  1. Mira que hay fotos en internet y escogemos la misma.Un post entrañable y larga vida al rey, si señor.

    ResponderEliminar
  2. Es que es de las mejores que he visto, jeje.

    Tú lo has dicho, larga vida.

    ResponderEliminar
  3. Que durante otros 70 años más celebres estas conmemoraciones con ELVIS.

    ResponderEliminar
  4. Como poco Tellagorri, como poco.

    Eso es lo bueno de los genios, que inclusive podrá celebrarlo mi hija con sus hijos porque Elvis siempre estará ahí.

    ResponderEliminar