.

.

lunes, 3 de agosto de 2009

LO PROMETIDO ES DEUDA

Una frase que me encanta es la de que uno es esclavo de sus palabras y amo de sus silencios, y como fui un bocas la semana pasada cumplo mi palabra, así que durante todo el mes de agosto iré poniendo post antiguos tanto de Elvis Presley Boulevard como de Las cosas de Fernando Esteso, para rellenar y para pasarlo bien.

Y como toda gran caminata comienza por un primer paso (no creo ni que sea literal la frase, pero como es mala de cojones ni me importa, seguro que está sacada de algún episodio costrón del pequeño saltamontes), pues eso, que no me enrollo más, que a pesar de lo que podáis ver soy un honorable y respetable padre de familia... JAJAJAJAJAJAJA, estragos causa el calor, vive dios.

Hoy estoy "citoso" y como dijo Orson Wells, una película debe empezar con un terremoto y luego ir "in crescendo" (os podéis imaginar que la frase se parece a la original como un güebo a una castaña, y os podéis imaginar que no me quita el sueño; la idea está ahí) así que vamos a empezar "bien", con él, con... EL FARY.

...o mejor dicho, ese crack, desde hace un par de años vengo alucinando con una canción que me tocó la fibra por su temática, su sensibilidad, a la hora de tratar un tema tan delicado como "los petas" y sobre todo, hacerlo con una canción tan INDESCRIPTIBLE.

Todavía estoy sobresaltado, y dando palmas como un loco, cuando escuché que alguien con sus dos santos cojones escribe y canta "...me voy pa la discoteca a buscar mi chirifú, mirad si me pongo bien que creo que soy kung fú...", esto es, sencillamente, MÍTICO. Además, he encontrado un vídeo en el que no solamente podemos disfrutar de la canción sino asistir a las explicaciones de EL MAESTRO KUNG-FÚ de cómo surgió este clásico.

Sed valientes, vedlo entero, el vídeo no tiene igual, hacen un despliegue de medios poco común en las grandes superproducciones españolas, el realizador dejaría enmudecido a Michael Bay o al mismisimo Timur Bekmambetov (ese visionario que nos ha regalado los guardianes de la noche y los guardianes del día), por no hablar de "el casting" debería recibir "ex aequo" y sin deliberación previa todos los premios existentes en el mundo para la interpretación (oscar, goya, donatello, david, conchas de oro o plata, leones, etc...)

Y nada más, disfrutadlo (os aseguro que será una experiencia irrepetible)




LETRA DE LA CANCION EL FARY - LA MANDANGA (QUE GRANDE ERES - LO MEJOR DEL FARY (DISCO 1)

Entré en una discoteca, soy timido y me asusté,
pibitas que con quince años y los chavales también
hablaban de cosas raras de lo cual no me enteré
les diré lo que decían, les diré lo que decían,
por si saben lo que es

ESTRIBILLO (X 2):
Que dame la mandanga y déjame de tema
dame el chocolate que me ponga bien
dame de la negra que hace buen olor
que con la maría vaya colocón

Pasados 20 minutos sin saber cómo y por qué
con el aroma del humo yo tambien me coloqué
me dijeron los chavales ven acá y aplastaté
le pegué a la mandanguita, le pegué a la mandanguita
se acabó mi timided

ESTRIBILLO (X 2)

Me voy pá la discoteca a buscar mi churifú
mirad si me pongo bien que creo que soy Kun Fú
lo mismo en Valladolid, Toledo que Salamanca
Todo el mundo baila ya, Todo el mundo baila ya
el ritmo de la mandanga

ESTRIBILLO (X 2)

4 comentarios:

  1. Eres un cachondo total, ISRA, y el Fary también.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Tellagorri, como decían las antiguas ¿cuando se nos llevará el señor de este valle de lágrimas?... pero hasta entonces lo pasaremos bien, o lo mejor que podamos.

    ResponderEliminar
  3. Aquí tenemos un ejemplo de cómo el mal gusto y las patochadas se todo lo que una mayoría esta dispuesta a tolerar, letra para enriquecer el fin de semana… con botellón incluido. ¡Que guaiii!

    Gracias al tiempo ya he pasado el peligro sin males mayores, pero los que estáis en la etapa educacional vigilar de cerca, que difícil protegerlos cuando el peligro está hasta en el aire.
    Que disfrutéis de las vacaciones

    ResponderEliminar
  4. Las disfrutaremos Monmar... en septiembre

    ResponderEliminar