.

.

viernes, 19 de febrero de 2010

continuará...

4 comentarios:

  1. Buena información. No causa extrañeza que eso sucediera. Pero lo que sospecho es que luego, alguien (USA) los sacaron de la Antartida y se los llevaron a otra parte.

    Hay demasiado alemán en muchos sitios de América (incluído Canadá).

    En Alicante, quizá por otras vías más cómodas) hay unas colonias de alemanes enormes. Tienen tiendas e iglesias totalmente alemanas. Por ejemplo en la zona de Polop y pueblos próximos.

    ResponderEliminar
  2. Y no sólo por el clima Tella, ya sabes que acabada la guerra vinieron aquí bastantes, unos de "puente" a Sudamérica y otros para quedarse.

    De todos modos esto resuelve en parte el por qué tanto nazi en Sudamérica (Chile, Argentina, Uruguay...)

    ResponderEliminar
  3. Pues en Moraira yo tenía unos vecinos alemanes que no eran nazis.
    Por cierto, ¿esta nueva variante de la historia tiene algo que ver con el capitan Bond?

    ResponderEliminar
  4. jajajajaja, la verdad es que tiene toda la pinta Bwana, en esos hangares subterráneos de tamaños descomunales...

    Lo cierto es que sería una historia muy cinematográfica

    ResponderEliminar