.

.

miércoles, 17 de marzo de 2010

NO QUIERES CALDO... PUES TRES TAZAS

22 comentarios:

  1. Con el termo lleno de té tailandés, y un Playboy para mirar paisajes y anuncios de vitaminas, Isra se va las lagunas del Ruidera para tomar el sol pero le falta la Nivea para suavizar los callos del talón de un pié, y comienza a cavilar en el modo de incordiar a sus amiguetes del Blog.

    Qué podría hacer?
    Echar el contenido de la Nivea en el termo del té y beberselo todo. Con lo que termina creyendo que las chavalas del playboy son reales y se tira por el barranco con la revista en la mano.

    Entonces aparece Aspirante y dice que él cree que la Nivea tiene polímeros y que eso podría producirle un retortijón de tripas, pero que se soluciona con un buen diafragma de rayo lunar.

    A lo que se opone Lola y dice, con todo el sentido común de las mujeres prácticas, que lo mejor que puede hacer el Isra es untarse la Nivea por donde le salga del moño.

    Cuando aparece la Navy, iSRA flota rodeado de velamen de velero hundido.

    ResponderEliminar
  2. Tella, brillante, y a las 8:49 de la mañana, eso sólo podéis hacerlo los buenos.

    Especialmente bueno lo de los polímeros, aunque la "solución final" podría ser menos drástica, le tengo especial cariño al velero.

    Esperemos no cabrear a Lola porque podría recetarme la nívea por territorios zerolinos.

    ResponderEliminar
  3. A mí esto me suena a planes de vacaciones de semana no santa, y sí muy pecadora.
    Claro, que otros preferimos el estudio de las propiedades físicas de los implantes de silicona de la protagonista del póster.
    Seguro que la resistencia y elasticidad son asombrosas.

    ResponderEliminar
  4. Oh, Aspirante, ese tipo de estudio de campo estaría francamente bien, midiendo el posible desgaste debido a la fricción.

    Me parece que no vas muy desencaminado... y hasta aquí puedo leer.

    ResponderEliminar
  5. La incognita de la ecuación es: Gallarda al canto ante la vista de la conejita del Play Boy...la crema nivea es pa las manos, pa que no se te escalde el ciruelo con la frotasión
    -¿Ya, pero y el termo?
    -!Joer, macho! !A tó le tienes que sacás punta!...!Utilisalo pa recogés la emulsión y luego la conselvas con la calós, si eso te plase, copón!...

    ResponderEliminar
  6. Chare, Isra, sois unos guarros!
    La coctelera sirve par llevar el gin-tonic bien fresquito mientras uno se dedica a estudiar la erosión provocada en las zonas erógenas de la moza, erosión provocada por el contínuo contacto físico con la palma de la mano del afortunado realizador del estudio!

    ResponderEliminar
  7. Veo Charne que lo que propones sería quitarle el encanto de encontrarse el requesón en el magro...

    En cuanto a la posible respuesta que tan amablemente compartes con todos nosotros he de decirte que antes me precipité y sólo puedo decirte que eres un tío que se conserva joven de cuerpo y espíritu... como los adolescentes, y es todo lo que me está permitido contar.

    adenda - sí, así es, he cambiado la respuesta a Charne porque se descubría el pastel demasiado pronto...

    ResponderEliminar
  8. Aspirante, me encanta que digas eso, sobre todo después de mi contestación a Charne.

    Y que conste que sigo siendo un convencido admirador de tu (estudio de la) teoría de la erosión de los cuerpos semigelatinosos.

    ResponderEliminar
  9. La sagasidás de Aspirante nos ha dajao con el culo al aire...!Podías sé má solidario, copón!

    ResponderEliminar
  10. Charne, eres mi guía, y junto a tu saber debemos sublimar el cuerpo de la mujer, sus efluvios, sus pecaminosos recovecos, los comportamientos lascivos que nos provocan y que a su vez conllevan un magma de olores, texturas y sabores.

    Eso es es lo que pasa cuando un hombre y una mujer (o una revista) se juntan... y que con tu verbo florido describes de forma inequívoca, incomparable e inmejorable, y como bien señalas al final, nada mejor que guardar la esencia en esa coctelera, para criar un gran reserva.

    ResponderEliminar
  11. Qué coños gran reserva, Isra!
    Vinos jóvenes: suaves y frescos al paladar, textura de piel de melocotón, forma de pera, aroma de frutas del bosque, ennoblecido por el roble de la barrica, carácter alegre, ligeramente dulce... retrogusto placentero... y ricas viandas que nos den fuerzas para bebernos las botellas que de este exquisito caldo puedan caer!

    ResponderEliminar
  12. Aspirante, me has dejado con el culo torcido y con ganas de beberme 3 o 4 botellas de esas.

    ResponderEliminar
  13. UUUUyyyyyyyyy..., y ahora que lo habeis dicho todo..., qué digo yo...???.

    Pues nada..., a bebernos ese caldo!!!.
    Tienen que ser las tres tazas seguidas o cabe un descanso...???.



    Un beso, guarrindongos!!!.

    ResponderEliminar
  14. Lola, ya sabia yo que cuando pasases nos ibas a "bautizar". Mira que uso y me gusta esa palabra, guarrindongos y guarrindongas... y hay gente que se sorprende por su uso y desconocimiento.

    Tú te puedes tomar las tazas como creas más conveniente, faltaría más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Con el culo torcido y lleno de nivea.
    Por favor, no uses la cocktelera para enderezarlo.
    Tiempo de apurarlas tendrás en esa semana pecadora que planeas, bribón!
    Y que te aprovechen.
    Con tu venia me dirijo a Lola:
    Las botellas son femeninas, pero los caldos que guardan son masculinos, así que apura unos cuantos tragos sin dilacción ni respiro.
    Tiempo ha que no reía tanto.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  16. LOLA
    Son una cuadrilla de GUARRINDONGOS y no tienen remedio. Mira qué pronto el ASPIRANTE se ha adaptado a las cochinadas de ISRA y CHARNE.

    Que no me mezclen en estas historias, que uno es Adorador Nocturno del perpetuo Socorro de la Santísima Trinidad y no puede ensuciarse con estas conversaciones de cardenales.

    ResponderEliminar
  17. Borborigmos y retortijones va a sentir mi vientre con tanto caldo masculino, amigo "aspirante" y más si luego me cuesta echarlo, mejor lo dejo para el deleite de otras que, no quiero probar la fórmula anterior contra el estreñimiento. Me resisto a ella, "Isra"!!!.


    UUUUyyyyyy..., y seguís siendo guarrindongos!!!.


    Un abrazo para todos.
    Yo también me río..., lo paso bien con vosotros!.

    ResponderEliminar
  18. El "Isra" éste es que despierta mucho "morbo" y, no veas lo que engancha el tío, "Tella"!!!.

    Remedio no tienen, pero mejor que no lo tengan, amigo "Tella", y aunque seáis guarrindongos o Arodadores Nocturnos del Perpetuo Socorro de la Trinidad, la gente sana y sincera es la que me gusta y eso encontré en vosotros.

    Sin duda, hice una buena elección.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Lola, me dejas sin palabras con las tuyas.

    ya lo he dicho muchas veces, aquí habemos venio pal cachondeo, que si no todo esto es muy triste.

    (y ahora que no nos oye Tella, yo creo que algún día caerá..y si no cae del todo, al menos con un tropezón nos obsequiará).

    ResponderEliminar
  20. Muy sutil lo del vibrador más la nena, multiplicado por la nivea. Gran idea la de disimular el instrumento como si se tratara de un inocente termo, pero se ve la intención, ¡pillín!

    ResponderEliminar
  21. Le felicito Bwana, veo que pone su granito de arena para enmarcar el post de hoy.

    Esa nueva utilidad del termo (y el uso de la nivea para un mejor aprovechamiento del mismo) es de nota.

    ResponderEliminar