.

.

miércoles, 14 de abril de 2010

VA DE MOROS (1 de 2)

Reconozco mi debilidad por Florentino Portero del GEES, aunque he de reconocer que el artículo en LD de otro de los miembros, Rafael L. Barjadí, me gustó bastante.

Es, parece ser por lo que se ve y se oye, uno de los pocos que sabía del peligro que suponen los moritos, por eso me gustaría destacar un par de párrafos del artículo:

"... la noción de que con la palabra surge automáticamente el entendimiento y la convivencia pacífica está tan arraigada entre nosotros que incluso alguien tan lúcido sobre lo que nos depara el islam radical como el asesinado director de cine Theo Van Gogh sólo acertó a decir a su asesino, Mohamed Bouyeri. "¡No lo hagas, no lo hagas! Seguro que podemos hablar sobre ello". Pero, como descubrió dramáticamente al segundo siguiente, hay diferencias que las palabras no son capaces de borrar; sobre todo cuando el enfrentamiento es entre la razón y el cuchillo o la mochila-bomba..."

Sería conveniente recordar las palabras de sir Charles James Napier, gobernador de la India, en 1849:
"... ustedes dicen que es su costumbre quemar vivas a las viudas. Muy bien. Nosotros también tenemos una costumbre. Cuando un hombre quema viva a una mujer, le ponemos una soga al cuello y le colgamos. Construyan su pira funeraria, que mis carpinteros harán un patíbulo. Ustedes pueden seguir con sus costumbres; nosotros seguiremos con las nuestras..."

"... en cualquier caso, Radu, que era un optimista a pesar de todo, no dejaba de creer que también en Europa habrá una línea roja que nos haga despertar. Creía –y en la última parte de este libro queda bien claro– que los holandeses, los españoles, los franceses, que los europeos explotarán en algún momento, ante el avance del islam radical. Sus ojos estaban puestos en lo que pasaba en Holanda, convulsa tras el asesinato de Theo Van Gogh a manos del islamista Bouyeri. Seguro que si estuviera vivo me señalaría con entusiasmo las recientes victorias municipales del Partido por la Libertad de Geert Wilders en las ciudades de Almere y La Haya. ¿Pero se trata en realidad de una tendencia consolidada o de una sacudida momentánea? Es pronto para saberlo..."


MICHAEL RADU: EUROPE'S GHOST. TOLERANCE, JIHADISM, AND THE CRISIS OF THE WEST. Encounter Books (New York), 2010, 500 páginas.

6 comentarios:

  1. A veces alucino cuando leo que el racismo avanza en España y Europa, sobretodo cuando se habla de los criadores de camellos... ¡Uy! perdón, Alianza de Civilizaciones. LO escribía fechas atrás José Luis de Valero, la media de hijos esta en8 contra 1,1 pero eso es algo natural. EL gran problema a mi modo de ver esta en que ellos se pasan la IGUAL DA por el forro de sus cojones, les importa una soberana mierda lo que diga la Bibiana, ya que las leyes de la IGUAL DA solo son validas para los cabrones machistas de los occidentales. Mientras nuestras mujeres se pasan horas fuera de casa, para poder traer otro sueldo a casa (cada día menos ya que la Alianza de Civilizaciones esta triunfando, llevando a millones de mujeres a sus casas gracias al Imán Zapatero), las camelleras están en sus casas gratuitas esperando al camellero para bajarse el burka y seguir con su "empleo", satisfacer la crianza de camellereritos/as.


    ¡Viva la Alianza de Civilizaciones y su puñetera madre o padre!

    ResponderEliminar
  2. Merece un Premio Nobel y otro Premio Cervantes a la PAZ ese sir Charles James Napier

    Un tipo práctico y dialogante. Sí, señor. Me gusta. habría que poner escrito en las paredes su máxima sobre costumbres de unos y otros.

    ResponderEliminar
  3. Nos tendremos que enfrentar una vez más, con un enemigo al que ya hemos derrotado en otras ocasiones.

    En este momento lo hacemos en inferioridad de condiciones, dado que somos más débiles que antaño y entre nosotros hay una gran división.

    La gente que proclama el diálogo y la alianza de las civilizaciones, que no es más que una rendición de nuestras costumbres en aras de un visado para poder continuar con nuestro tipo de vida edonista, sin ver más allá, esta profundamente equivocada. Y mientras los unos de forma ilusoria siguen vegetativos en su debilidad, los otros avanzan inexorablemente hacia la consecución de sus metas.

    Tenemos que concienciarnos de ello y estar alertas.

    La lastima es que algo que se podría atajar se está dejando crecer, y cuando se quiera solucionar las consecuencias serán mucho más dolorosas.

    Espero que en ese momento todos estos buenistas charlatanes estén, ellos y sus familias en primera linea.

    Un saludo,
    ¡Santiago y cierra España!

    ResponderEliminar
  4. Y la falta de de reciprocidad Javier, debes respetar sus tradiciones y normas en su país, y en el nuestro debemos respetarselas igualmente. Sólo eso, reciprocidad

    ResponderEliminar
  5. Lo curioso Tella es que seguro que es tachado de bárbaro... sir Charles of course

    ResponderEliminar
  6. Esa es la clave Capitán, somos muchísimo más débiles y lo saben, y si no fuese suficiente les abrimos las puertas de nuestra casa para que entren y se sirvan lo que gusten.

    ResponderEliminar