.

.

lunes, 11 de octubre de 2010

CURIOSO HALLAZGO

En el amplio campo de la medicina y la historia de ésta, no ha sido suficientemente estudiada la aportación hebrea a la misma, y como hay sudaquillas (apañoles pero sudaquillas) que consideran este blog racista hoy no vamos a gasear judíos, vamos a hablar de sus aportaciones a la medicina.

Como todos podéis leer (copia y pega de Wikipedia, con 2 cojones)...

"... la mayor parte del conocimiento que se tiene de la medicina hebrea durante el primer milenio antes de Cristo proviene del Antiguo Testamento de la Biblia. En él se citan varias leyes y rituales relacionados con la salud, tales como el aislamiento de personas infectadas (Levítico 13:45-46), lavarse tras manipular cuerpos difuntos (Números 19:11-19) y el entierro de los excrementos lejos de las viviendas (Deuteronomio 23:12-13). Los mandatos incluyen profilaxis y supresión de epidemias, supresión de enfermedades venéreas y prostitución, cuidado de la piel, baños, alimentación, vivienda y ropas, regulación del trabajo, sexualidad, disciplina, etc. Muchos de estos mandatos tienen una base racional, tales como el descanso del Sabbat, la circuncisión, leyes relativas a la alimentación (prohibición de la sangre y del cerdo), medidas relativas a la menstruación, parturientas y enfermos de gonorrea, aislamiento de leprosos, e higiene del hogar...". 


Y hasta aquí puedo leer, y eso que he estado tentado por meter lo que dicen de la India (por parecer erudito con una extensión desmesurada del post), pero no viene al caso.

No me duelen prendas reconocer cómo me trabajo la bibliografia de los post, al fin y al cabo aporto, en compensación, otra gran exclusiva, exclusiva fruto de mis trabajos de investigación en la terraza del bar de al lado de casa, y es que entre tapa y tapa me topo con maravillas como este documento, oculto para la humanidad hasta hace unos días. Tras una esmerada traducción del texto podemos decir que éste es el documento que certifica cómo el pueblo judio fue quien desarrolló la cirugía (ver destacado).

Disfruten de este enorme (no por grande) hallazgo.



La traducción sería la siguiente (asombroso)...

En la montaña Sinaí
vivía el sastre Kikirikí.
Su mujer, Lucía,
sentada en el balcón, cosía.

No prestó atención, abajo cayó,
y la pierna izquierda se rompió.
Desde el suelo, de dolor gritaba:
"ay, ay, ay, estoy acabada".


El doctor llegó preparado,
la aguja ya la tenía en la mano.
Cosió la pierna que se había quebrado (?)
¡Lucía ya se había curado!.


Ya estaban los dos contentos.
¿Por qué? nos preguntamos.
¡Porque ya están todos sanos!
La mujer subió corriendo a casa
y la poesía de aquí no pasa.

18 comentarios:

  1. La traducción del hebreo es correctísima. Pese a mis profundos conocimientos de ese idioma, no encuentro el más mínimo error, por lo que me complazco en felicitarle, amigo isra.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA genial como siempre Isra...la verdad es que ha debido ser duro hacer esa traducciòn del hebreo...supongo que para mayor gloria y mejor comprensiòn nuestra, tuya los nombres estàn apañolizados...

    por cierto que es que es verdad que sois unos racistas, porque mira que llamar indito a Evito el indito que todo el mundo sabe que es nòrdico, rubio, alto y con los ojos azules me parece muy pero que muy fuerte...que pensaràn los pobres habitantes del Altiplano

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Jodó, Isra, cada día me dejas más consternado con tus conocimientos y especialmente por la facilidad de hallar documentos incunables.

    El Monte Kirikiki ese ya lo quitó Moisés en unos de sus alardes de de efectos especiales, y por lo visto ya nadie sabe de él en Israel, pero investigando he sabido que el sabio Mamon-Ides lo cita en sus erúditos escritos.

    Respecto a "racismos" tengo yo hoy uno que va a poner al indito a morderse los dientes.

    ResponderEliminar
  4. Mira que eres... bueno lo voy a decir, mira que eres cabrón. Has descubierto mi secreto; mira que descubrir esos post informativos que me curro eran para sacar de mi pecadora alma esa acusación de racista que pesa como una losa sobre mi...

    Lo que me tiene maravillado es la cantidad de idiomas que dominamos entre todos, el francés, el griego, el "pos-modelno" zapateril, y vas ahora y el hebreo. Si es lo que digo yo, que de aquí a asesores del mejor residente de La Moncloa.

    ResponderEliminar
  5. Muy agradecido Bwana, Sabia de su profundo conocimiento del hebreo lo que me imponía mucho respeto a la hora de abordar el trabajo de hoy.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Ya Carolvs, siempre me ha sorprendido la facilidad por sentirse aludidos de algunos cerebritos.

    Anda que como tuviese que saltar cada vez que dicen "madrileño de mierda" .

    Si sueltas "puto vasco" seguro que Tella no se da por aludido, sobre todo cuando, siempre, esa frase se pronuncia dentro de un contexto evidente, otra cosa son los inditos que pulan por ahí.

    Propongo a partir de hoy llamarle EVO el EslaVO, mismamente rubico y alto como dices.

    ResponderEliminar
  7. Ay Tella, que gran libro de Ciencia ficción ese que citas, creo que ese hombre separó las aguas de un mar y grabo con un láser potente unos pedrolos... por no hablar de personajes secundarios en la trama que tenían un porrón de años, fecundaciones in vitro, resucitaciones "made in frankenstein".

    Es más, juraría que incluso han hecho alguna peli basada en ese libro.

    Y ahora que está de moda China estoy aprendiendo swahili

    ResponderEliminar
  8. Es lo que tiene escribir en un blog contracorriente, que semos racistas Javier.

    Y en cuanto a lo de los idiomas me has dejado un poco preocupado con lo del griego... me quedo con el francés.

    Y como asesores lo veo difícil, todavía tenemos algo de actividad cerebral...

    ResponderEliminar
  9. así me gusta Isra, que no se diga.

    ResponderEliminar
  10. Siempre al pie del cañón Mamuma.

    ResponderEliminar
  11. Estimado Isra...

    Un detalle...me parece más exacto decir 'remendar' que 'coser'...por lo demás te ha quedado 'bordado'.

    Los hebreos siempre han demostrado ser un pueblo muy listo...tal vez por ello han sido enviados o envidiados y por lo tanto perseguidos en prógromos.

    Cristo, Einstein o Goldstein entre tantos y tantos otros.

    sds!

    ResponderEliminar
  12. Acepto y agradezco la sugerencia Dadaista (probablemente me equivoque pero esto es un cuento o algo así de hace mucho tiempo...).

    Y en cuanto a los judíos llevas razón, aunque con la "vida" tan ajetreada que han llevado sorprende que hayan tenido tiempo para tantas cosas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Cada día me dejas más admirada. La palabra GENIO para describirte se queda pequeñísima.
    A la traducción, para darle carácter de perfección, yo que tú le pondría música, eso sí, de arpa que seguro la manejas.

    Besos guapetón.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda alguna esta singular hazaña es la investigación arqueológica más ardua en los últimos 2500 años.
    Es es una nueva prueba de la valía y los conocimientos de un Cardenal Ilustrado.
    Por cierto, han llegado a mis manos unos documentos en una extaña lengua: el zapaterés.
    Próximamente os los remitiré para que los traduzcáis.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Elena, veo que también has captado mi sensibilidad y delicadeza por lo que no te ha sido difícil adivinar con que instrumento me manejo mejor.

    Cuando encuentre la melodía adecuada la subiré.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Uy Aspirane, dicen que quien pude lo más puede lo menos pero me temo que eso que me pides es tarea no difícil, complicada e imposible.

    Esos adornos perifrásicos vacíos de contenido se escapaban a mi vasto conocimiento.

    Ahora bien, puedo pasarselos a Galia que está más al nivel intelectual del sujeto a tratar.

    ResponderEliminar
  17. Veo que mantenéis el testigo en mi ausencia jeje...(mientras cogía hongos y níscalos me preguntaba qué maldades estaríais maquinando)

    ResponderEliminar
  18. Madre mía Maribel, mi mujer cuando era pequeña se ponía a buscar setas y dejaba al pueblo sin una sola que echarse a la boca.

    Ya sabes que de maldades andamos sobrados, al menos moi.

    ResponderEliminar