.

.

sábado, 11 de diciembre de 2010

LECTURAS SABATINAS

Hala, a leer a Pablo Molina.

Testiculocracia
No me digas que se dopan

4 comentarios:

  1. Magníficos artículos.
    En el primer caso, me parece una pena que se llegue a lo más alto del podium sirviéndose de sustancias dopantes, pero por otra parte no vayamos a creer que sin una preparación previa y sin esfuerzo, sólo tomando algo para el resfriado se llega al éxito deportivo.
    O sea, que no cualquiera llega al éxito en el deporte solamente dopándose. Y también hay que tener en cuenta que sustancias consideradas dopantes en unos deportes y países, en otros no lo son.

    El segundo artículo no tiene desperdicio, porque hasta la palabra "carga" está bien usada en el caso que trata. Lo malo es que la carga la sufrimos todos los españolitos nos guarde Dios.

    Un beso, Genio.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Elena, sobre todo es eso, que en unos países son y en otros no, y está claro que para estar en la élite se necesita algo más, no sólo talento, es como en la olimpiadas de Barcelona con el famoso Dream Team de la NBA, vinieron con una sola condición, no pasar ningún tipo de controles antidopaje, así es el deporte de élite.

    Si yo necesito vitaminas para un día normal...

    ResponderEliminar
  3. Esa frase y ese artículo llevo pensando todo el día que era para enmarcarlo entero Tella.

    ResponderEliminar