.

.

viernes, 14 de enero de 2011

LA TELE, QUE GRAN INVENTO (6 de 11)

En todos los conciertos debía colgar el cartel de no hay billetes, en todas las radios de todo el país sonaban una y otra vez sus canciones, pero no era suficiente, había que llegar a un público todavía más numeroso y la mejor forma de hacerlo en aquella época (y que no ha cambiado en ésta) era a través de la TV, con toda la familia sentada alrededor del aparato y siendo el medio que mayor impacto ofrecía.

Sabedor de todo ello, como no, el Coronel le organizó una gira televisiva sin descanso durante los primeros meses de 1956 (no lo puedo remediar, esa fecha para mí tiene algo especial).

El periplo empezó en el show del humorista Jackie Gleason, programa por el que pasó en 5 ocasiones entre los meses de enero y marzo, y aunque en la primera fue presentado por los hermanos Dorsey la verdadera batalla de las audiencias se dio la noche del 4 de febrero, combate de altura, NBC contra CBS, en el rincón de la izquierda, en su show, Perry Como interpretando la empalagosa Hot Diggity, en el rincón de la derecha, camisa negra, corbata y zapatos blancos y chaqueta moteada, Elvis Presley interpreta las salvajes Baby let's play house y Tutti Frutti (tema de ¡un negro!, bueno, mejor dicho negra locaza, Little Richard). Ni que decir tiene comentar cómo terminó el combate, KO contundente del rey.

Pasados unos meses se cambiaron los escenarios, ahora tocaba visitar la NBC y competir ésta con la CBS. La primera visita no estuvo mal, fue la segunda la problemática y exitosa. La gente llenó el plató para ver al flash de memphis y fue en Junio cuando la lió parda. Milton Berle aprovechó la visita a su show para hacerle entrega del disco de oro obtenido por I want you, I need you, I love you, y tras interpretar ésta se dispuso a cantar Hound dog, acompañado de sus inseparables, Scotty, Blackie, D.J. y The Jordanaires. Todo el mundo pudo comprobar aquel mítico movimiento de caderas.

Desgraciadamente para la NBC fue una experiencia agridulce, si bien habia sido todo un éxito, y por primera vez había logrado superar la audiencia de Sargento Bilko (de la CBS), las cartas de protesta por tan lascivo y sexual espectáculo llegaron por miles, tal fue la repercusión que la actriz que llegó virgen al matrimonio con Rainiero de Mónaco (Grace Kelly), preguntada en una visita que hizo a EE.UU sobre que nombre le pondría a su bebé en caso de ser varón dijo, sólo sé que nombre no le pondría, Elvis (lógicamente ese video lo tuvieron que ver las golfas de sus hijas a escondidas en su habitación visto cómo han movido el culo y las caderas estos años, superando con creces la, en comparación, modosita actuación de Elvis).

A partir de ese día los puretas yanquis sentenciaron al Rock and Roll, por lo que triunfó si cabe aún más y enganchó a los adolescentes americanos.

Poco tiempo después tocó volver a la NBC, al show de Steve Allen, y éste se las apañó para no repetir lo de meses atrás, quedando para la posteridad esa bochornosa actuación de Elvis cantándole a un puto perro vestido con pajarita y sombrero, por no hablar del sketch en el que tuvo que participar y donde dos imbéciles simulaban ser unos redneck sureños de acento exagerado... riéndose en la mismísima cara de Elvis (sólo por eso espero que se estén pudriendo en el infierno, como vemos, la gilipollez es universal, no sólo patrimonio de la izquierda española).

Probablemente en esos momentos recordó las palabras de Sam Phillips "mira chico, ahora ya sabes cómo hacerlo, no dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer, creen lo bastante en ti como para haber pagado todo este dinero, así que déjales muy claro lo que sientes y lo que quieres hacer".

Decidió que sus siguientes grabaciones serían, Hound dog y Don't be cruel.


  

16 comentarios:

  1. Si supiese la Grace lo GUARRAS que han sido y son sus hijas y su nieta que tiene una cara de de p**a que no puede con ella jajajaja (pero bueno es mona la chica y por eso se lo perdonamos), así como el kinkarra de su hermano Casiraghi famoso en todo MIlán por sus fiestas porreras y sus orgías con media Bocconi (la universidad más famosa de la capital lombarda)...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que uno es antiguo y por eso la fecha de 1956, que a tí te queda como recuerdo de Elvis, a mí me supone el año en que comencé a estudiar Derecho.
    La Grace de virginal no tenía nada, pues tal como se demostró despues, para cuando se casó con el Rainiero se había follado a medio Holliwood ella solita.

    También en octubre de ese año comenzó a emitirse por primera vez TVE sólo en Madrid, con Gabriel Arias Salgado de ministro del ramo, aquel que dijo pomposamente a toda España que :"Aunque estaba casado él no hacía uso del matrimonio por razones religiosas de castidad".

    ResponderEliminar
  3. Si hay algo que no soporto es la mojigatería, la gente que se escandaliza por cualquier nimiedad haciendo un ejercicio de hipocresía digno de enmarcar.
    Veo que Elvis fue víctima del puritanismo norteamericano, el número uno de los puritanos del planeta que aún obstenta tal puesto.

    Un abrazo, Isra.

    PD.- ¿Te has pensado lo de Joselito?

    ResponderEliminar
  4. PD: yo me apunté al grupo del feisbús: "señoas que se escandalizan con la palabra POLLA y después tienen 15 hijos" jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Cómo me gusta comprobar que no somos los españoles los únicos que les pagamos el puterio y la fiesta a 4 privilegiados.

    Eso me confirma lo que ya me temía Carolvs, el feisbus esta mu mal de la olla (creo recordar que había uno que era "amigos de la color verde", con fotos colgadas de ese color... da yuyu, jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  6. Pues tampoco es mal recuerdo el de ese año Tella. Por eso lo puse en cursiva, tuvieron que hacerle un certificado medico de virginidad cuando todo el mundo sabia lo que dices, que no había dejado títere con cabeza por jolibud.

    Pues el Arias Salgado ese... un crack, otro tocado del ala.

    ResponderEliminar
  7. De esos hay muchos Elena, y los peores son los que mas golfearon.

    jajajajaja, Joselito puede esperar, cuando palme el mito será más grande.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Estimado Isra...

    Resumiré que este blog es un canto a la VIDA ...Los detalles -cada uno de los post- no tienen mucha importancia...

    El efusivo saludo se lo daré de tu parte, especialmente a aquel del que nunca te hablé, con el que compartes el idolo 'Elvis'

    Un fuerte abrazo y hasta siempre o quieras.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias Dadaista.

    Me llevaré de todos un recuerdo agradable, y traslada ese saludo, a quien le gusta Elvis es gente de bien, jajajaja, por no hablar de su exquisito gusto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. NO, NO NO, Joselito no puede esperar. En cuanti que te acabes la saga del Rey debes de iniciar de inmediato el novelón de ese gran personaje hispano que el contubernio judeo masónico lo ha escondido.

    ResponderEliminar
  11. Lo siento, podemos parecer un poco (o bastante) pesados ("el Tella" y yo), pero es que no nos dejas alternativa.
    Recapacita o tendremos que presentarnos en Complutum para agarrarte del gaznate. No quieras saber de lo que es capaz una cordobesa ayudada de un guipuzcoano.

    Por cierto, si Joselito no creció vivo, no esperes que crezca una vez muerto.

    ResponderEliminar
  12. Tella, al personaje hay que estudiarle con perspectiva, una vez muerto el hombre y nacido el mito, será el momento.

    Mientras, que siga dándole a la loncha con la tocha

    ResponderEliminar
  13. jajajaja, muy bueno lo del crecimiento Elena... por cierto, quedan bien esos gentilicios juntos: cordobesa y guipuzcoano.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. esto es simplemente porque no me gusta NADA quedarme con el comentario 13

    ResponderEliminar
  15. Veo que tienes la decisión tomada y cierras el blog. Espero que sea un hasta pronto y que, cuando pegues el pelotazo, te hagas millonario, y no necesites trabajar, vuelvas a reabrirlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Pues sí Dmas, en esas estamos, en cuanto a lo de hacerme rico, si algún día pierdo la vergüenza, la dignidad y los principios lo tendré fácil, carnet del psoe (o del pp que tanto monta) y a vivir del cuento.

    Un saludo Dams.

    ResponderEliminar