.

.

lunes, 10 de octubre de 2011

¿HAY ALGO PEOR QUE MORIR?

Por supuesto, escucha esto...



esto significa que vas a morir, que un Stuka vuela en picado haciendo sonar su Jericho-Trompete para que vayas rezando lo que sepas, ya ves, estos nazis usando un poquito el efecto psicológico. Pues eso, que además de morir sabes que vas a morir... en breve.

Es una situación similar a la que podemos vivir un día cualquiera en un mercado de barrio cualquiera, es suficiente con que te "cueles" sin darte cuenta para que la maruja más chunga del barrio se lance hacia ti al grito de caaaaaaaaaaabrooooooón (no es la trompeta de Jericó pero ese grito te paraliza) con la barra de pan en la mano a darte tres manos de hostias, eso sí, tienes que tener mil ojos porque a la que te descuidas, esa misma maruja querrá hacerte un interior y saltarse el turno.

Ya ves, Stukas y Marujas, más parecidos de lo que a primera vista pueda parecer.

Pero dejemos las marujas y centrémonos en lo menos peligroso para el hombre, los Stukas, los Ju87A.



El prototipo voló originalmente con un motor Rolls Royce Kestrel, con una potencia de 477 kW con frenos de picada a lo largo de toda el ala y con doble timon de dirección. Su evolución la podemos resumir así:
Ju 87A
Motor Jumo 210, cabina segmentada y trenes de aterrizaje dentro de grandes contenedores, 2 ametralladoras, se produjeron cerca de 200 aparatos, casi todos relegados a instrucción.
Ju 87B
La primera versión en producción masiva, se reduce la separación en la cabina y ésta es más pequeña, los Spats del tren de aterrizaje se reducen y se hacen aerodinámicos, es la versión más usada al principio de la Guerra y son los que llevan la carga de las operaciones en Polonia, Noruega, Bélgica, Francia, Inglaterra, los Balcanes, Grecia y el norte de África, ésta es la versión que usa la sirena de picada en los trenes de aterrizaje, poco a poco es reemplazado por modelos más modernos.
Ju 87R
Prácticamente idéntico al anterior, a excepción de tanques autoobturables ubicados en el ala exterior y la posibilidad de llevar tanques auxilares bajo el ala, con lo que el alcance aumentaba hasta a 1.430 Km, pero la carga de bombas se reducía sólo a una de 250 Kg, fueron ampliamente usados en Noruega y el Mediterráneo.
Ju 87C
Versión navalizada, con tren de aterrizaje reforzado, gancho de apontaje, puntos de apoyo para la catapulta, más combustible, compartimientos estancos, las alas se doblaban justo a un lado de los trenes de aterrizaje y se doblaban en forma idéntica al Wildcat, este avión incluía mejores sistemas de navegación. Originalmente fueron diseñados para operar desde el portaaviones Graff Zeppelin. Al abandonarse el proyecto fue cancelada su producción, sin embargo los diseños de alas fueron utilizados en el D5, fueron fabricados algunos y usados desde bases terrestres.
Ju 87D
Versión definitiva, de éste modelo se fabricaron más Stukas que de cualquier modelo anterior, voló a finales de 1941 y era una versión más aerodinámica que el anterior modelo B, exportándose a todos los aliados de Europa Oriental. Participó a lo largo de la campaña Rusa y en el frente de Noruega y el Mediterráneo, fueron pocos los usados en el frente de Europa Occidental. Este modelo fue usado en varias versiones:
D-1 ya descrita
D-2 Remolque de Planeadores, sin frenos de picada y con refuerzos en el timón
D-3 Blindaje alrededor de la cabina aumentado, éste fue el primer modelo en ser usado como avión de apoyo al suelo.
D-4 Versión de Torpedeo, no designado para uso en portaaviones, esa función la iba a adoptar el Ar 197 (muy parecido al Swordfish), su uso fue con base en tierra (Noruega)
D-5 Aumento de la longitud alar, diseñada para una carga alar más cómoda (33.69 kg/m²). Ésta fue la versión definitiva de las alas, usado como bombardero en picado
D-6 No construida
D-7 Ametralladoras alares sustituidas con cañones de 20 mm MG 151 y equipo nocturno
D-8 Igual que el D-7 pero sin equipo nocturno
Ju 87H
Versión de entrenamiento con el asiento trasero levantado y burbujas en la parte posterior de la cabina para permitir al instructor una vista parcial al frente, sin armamento, regularmente llevaban el mismo sufijo que los modelos D.
Ju 87E
Versión navalizada del D, pensada para el Graff Zeppelin, Se fabricaron pocas unidades y al cancelarse el proyecto los aparatos fueron asignados al X Fliegerkorps.
Ju 87F
Versión de tablero de dibujos, no hay mucha información sobre él.
Ju 87G
Versión antitanque, versión que vino de la necesidad urgente de destruir tanques convirtiéndose modelos D de todas las versiones en aviones antitanques. Al removerles el freno de picada y colocarles cañones Flak 18 de 37 mm con munición perforante bajo las alas, creanron una potente fuerza de ataque.
Como dije al principio, el Stuka era un avión de ataque a tierra, para ser más exactos un bombardero en picado (Sturzkampfflugzeug). El caso es que, aunque práctico y expeditivo en lo suyo, no fue especialmente brillante para el combate aéreo tal y como quedó de manifiesto en la Batalla de Inglaterra, aunque cumplió con creces su papel en los inicios de la guerra colaborando brillantemente en la Blitzkrieg. Antes había iniciado su andadura en la guerra civil española en 1936 (bautismo de fuego), en concreto el prototipo Ju-87 V-4, enviando posteriormente hasta 12 ejemplares de distintas variantes para ser evaluados en condiciones operacionales por la Legión “Cóndor” durante la Guerra Civil Española. El Gruppen VB/88, unidad experimental de la Legión “Cóndor”, recibió un total de seis Ju 87A para su evaluación en combate. Utilizados, entre otras acciones, en la ruptura del Cinturón de Hierro de Bilbao y en Teruel, los Ju-87A (”Anton”) fueron sustituidos en el tercer trimestre de 1938 por otros tantos Ju 87B-1, que fueron empleados principalmente en el avance nacional sobre la costa mediterránea y Cataluña. Todos los Stuka del VB/88 regresaron a Alemania al término de la Guerra Civil, incluso los restos de un ejemplar derribado sobre Bujaraloz. En España, el Stuka demostró sus excelentes cualidades como bombardero en picado, alcanzando una precisión inferior a cinco metros en objetivos de punto. 

La fabricación de los Stukas que se alargó durante casi toda la segunda guerra mundial, siendo poco a poco sustituido al final de la misma por el Focke-Wulf Fw 190.



Pero volvamos a los Stuka y la Blitzkrieg. Aunque se da por buena las 4:47 (hora de Polonia) como hora de inicio de la segunda guerra mundial con el bombardeo de la ciudad de Dantzig por el acorazado Schleswig-Holstein, lo cierto es que 21 minutos antes partió una escuadrilla de 3 Stukas (pertenecientes al 3./StG-1) de una base de Prusia Oriental dirigida por el teniente coronel Bruno Dilley (participó en 650 misiones y fue derribado en 4 ocasiones, dos de ellas tras las líneas enemigas, y a pesar de todo sobrevivió a la guerra). Cada uno de esos aviones llevaba una bomba de 250 kg y 4 de 50 kg. ¿su misión? en apariencia sencilla.

Los polacos, en previsión al ataque que finalmente se produjo, habían puesto cargas de demolición a lo largo de un puente de hierro sobre el Vístula que unía Alemania con Prusia oriental y que era el punto más débil de esa vía férrea (separados ambos territorios por el Tratado de Versalles, origen del conflicto). Ese puente estaba a sólo 8 minutos de la base de los Stukas, cerca del pueblo de Dirschau (Tczew en polaco). Su misión era cortar los cables para detonar esas cargas, evitar así la voladura y poder permitir el paso de tropas.

La misión fue un éxito (objetivo cumplido a la 4:34, 13 minutos antes de la declaración de guerra a Polonia), volando a tan solo 10 metros de altura cortaron esos cables además de destruir las casetas de los ingenieros, de todos modos no sirvió de nada pues las tropas se retrasaron y dieron tiempo a los polacos a montar de nuevo las cargas de dinamita.

Pero no sólo fue un Stuka el que realizó la primera acción bélica, fue también el primer avión en derribar en combate aéreo a un enemigo, a las 4:45. En este caso fue uno perteneciente a la I./StG-2 que se disponían a bombardear el aeropuerto de Cracovia. Pasaron sin darse cuenta por un aeródromo avanzado secreto polaco, un par de pilotos al escuchar pasar a los Stuka salieron en su persecución, cuando tenían avistado a uno de los ellos no se percataron que otro se les había colocado en la cola y fueron un blanco fácil...

Y ahora amigos, una confesión, lo dejo aquí, he vuelto hace poco de vacaciones y no me se da más de sí las entendederas de lo que viene a ser las neuronas neuronales, asín que de lo cualo me se lean algún librillo al respecto (y mira que tenía hacíos más avioncicos rebonicos...)

14 comentarios:

  1. Bueno, hay una cosa muy clara : eres uno de los escasos expertos mundiales en armamento y tácticas del Ejército de Adolf.

    Lo de comparar a un Stuka con una maruja profesional, personalmente encuentro mucho más peligrosa a la susodicha última que a todo un escuadrón de viones.

    Y en donde resultan realmente peligrosas es en las colas de los ambulatorios.

    ResponderEliminar
  2. Useáse que eran aviones planificados para matar rojos durante la guerra civil y que luego se utilizaron contra los polacos y polacas (famosas por sus desmadres cuando se van de Erasmus)...lo del Canto de Jericó me suena muy apocaliíptico.

    ResponderEliminar
  3. Como sabrás Tella, a un votante del pp (al menos antres lo era, ahora no sé, todo sea por evitar que lo peor de lo peor llegue al poder) es lo menos que le puede interesar, el nazismo, faltaría más.

    Soy un modesto conocedor de una ínfima parte de la segunda guerra mundial y aunque hay episodios sobresalientes como la guerra japo-yanqui del pacífico (de la que me gustaría hacer un post como los de las wunderwaffen o la operación highjump) me tira más el tema de los nazis.

    Y en cuanto a las marujas, he pasado MIEDO, literalmente, cuando me acercaba a la frutería del mercado del barrio.

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente Carolvs, y a pesar de lo interesante que debe ser eso del erasmus, coincidió mi estancia en la facultad con una predilección excesiva por la fiesta bakala, y en esa, seamos sinceros, sobraran las borrachuzas de las erasmus (salvo cuando íbamos a Valencia con bolsitas de pastis y digamos que estabas todo el fin de semana sacánndole brillo a la hebilla y punta al lápiz).

    Y sí, ya me he ido del tema del post, pero que más da.

    ResponderEliminar
  5. ISra, me sorprendes una vez más, experto en aviones de combate

    ResponderEliminar
  6. Buena entrada. Un blog muy ecléctico caballero. Y debo de confesarle que el Stuka en uno de mis aviones favoritos de la Lutwaffe o como se escriba. En mis años mozos me hice una maqueta E:12 de la marca Tamiya que era enorme y con la que estuve más de medio año construyendola. Mas de 1000 piezas tenía la jodía. Luego la colgue del techo como se ven en las peliculas americanas.
    La conserve largo tiempo hasta que se la deje a mi primer hijo para que jugara. ¡Pues el tardó menos que yo en desmontarla a piezas! ¡Dios! No conservo ni una puta foto...

    Eehhh...Estoy divagando, nada, saludos!

    ResponderEliminar
  7. Ya ves Mamuma, menos trabajar echamos el rato en todo lo demás...jejejeje

    ResponderEliminar
  8. Ha definido Vd. muy bien el blog, y es que aquí pasamos de mis primas a los nazis pasando por un vídeo de música jodel...

    En fin caballero, para pasar un buen rato, que es de lo que se trata.

    Yo tenía, como casi todos, mi colección de coches de miniatura que en 30 años no sufrieron un solo desperfecto... hasta que se los regalé a mi sobrino.

    ResponderEliminar
  9. ¿Hay algo peor que morir?.
    Puede ser, pero morirse no es ni bueno ni malo; es algo natural. Y en algunas circunstancias hasta puede ser deseable...

    Te veo en forma. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Como bombardeaban los Stukas, en picado, me apetecería lanzarme sobre alguna de las primas.
    (Disculpe que sea tan burdo, pero estoy tratando de relacionar nazis y primas, como Vd. comenta)

    ResponderEliminar
  11. Francamente Bwana, le he visto hábil y portentoso en reflejos y correspondencias.

    Sería una forma agradable de pasar ese mal trago.

    ResponderEliminar
  12. Estimado Isra...

    Sí, no haber hecho lo que tenías que haber hecho en esta VIDA. Viktor Frankl decía que que todo ser humano había sido llamado a sacrificarse por los demás en un momento determinado y que era responsabilidad de éste descifrar cual era el mismo.

    sds!

    PD. Y yo que pensaba que eran trimotores!...Por cierto, ¿son los dibujos tuyos?

    ResponderEliminar
  13. Hostia Dams, se me había pasado tu comentario, un placer verte de nuevo por aquí.

    Y al contrario de lo que piensan muchos cuando morimos nos comen los gusanitos y se acabó.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta la carga de profundidad que metes siempre en tus comentarios Dadaista, y yo creo que con la princesa ya he hecho lo que tenía que hacer, todo lo demás que haga serán minucias para estar entretenido hasta que nos coman los gusanitos.

    Jajajaja, no, no son mios, yo los maquillo un poquito(debería haber seguido con mis clases de pintura cuando era pequeño...)

    ResponderEliminar