.

.

lunes, 2 de abril de 2012

NO PODÍA HACER OTRA COSA

mas que traer este articulazo publicado por Damián Ruíz en El Manifiesto.

DAMIÁN RUIZ

Estimados amig@s:
Hoy vamos a mostrar algunos preceptos, imprescindibles y necesarios, para conseguir tarar un niñ@. Todos sabemos que es condición sine qua nonpara poder finiquitar, de una vez por todas, nuestra civilización y en pocos años.
La tara de niños viene practicándose desde hace ya algún tiempo y con gran habilidad por parte de la progresía, especialmente en su corriente pedagógica aplicada en el modelo escolar.
Conseguir tarar un niñ@ en edad temprana es indispensable para que posteriormente sea un fracasado escolar o social, alcohólico o drogadicto. Además es ineludible para que sea incapaz de sostener cualquier estructura de responsabilidad familiar o de pareja con un mínimo de perseverancia.
He aquí los puntos básicos para una buena tara:
1.      No poner límites. El niño debe vivir como un mono sin más ataduras que las que estos tienen en un parque zoológico. Debes entender que cualquier capricho del niño debe ser inmediatamente satisfecho y cualquier reproche debidamente atendido.
2.      Convertirse en su esclavo. El niño debe saber desde edad temprana que tú estás a su servicio y que sus deseos son órdenes.
3.      Retirar a los abuelos para que no molesten. Sabido es que los abuelos a edad avanzada son competencia directa de los infantes. -Pueden llegar a pelearse por el mismo cacharro-. Y dado que los abuelos ya han hecho su servicio, y de no poder quedarse al cargo de los niños, lo lógico es ponerlos en algún geriátrico al que nunca se debe llevar al niño, dado que estos deben permanecer en su mundo Disney sin fisura alguna.
4.      Enseñarle a despreciar su civilización. Esto es requisito fundamental. Debes hablarle todo lo mal que puedas de la historia de tu país o de tu cultura. Debes conseguir que el niño entre pronto en un estado neurótico, de tal modo que le repela toda la arrogancia y conquistas de su nación. Esto solo es válido para europeos. Si algún día te pregunta cómo se consiguió este nivel de civilización en nuestro continente debes tirar balones fuera no sea que empiece a sentir orgullo de nuestra historia y dé al traste con tus intenciones.
5.      El cristianismo es malo. El Papa, los curas, la Iglesia Católica deben convertirse, sin duda, en la peste negra particular de la criatura. Debes procurar que “en apareciendo” el Papa por televisión salga despavorido a esconderse tras cualquier mueble de la casa.
6.      Elogio del multiculturalismo. El mismo desprecio que debes enseñarle a sentir por el cristianismo debes convertirlo en amor por las otras culturas, especialmente por aquellas que representen valores medievales de los que tú, aún sin haberlos vivido directamente, te sientes tan exóticamente atraído.
7.      Defensa de la tolerancia. Todo aquello que esté en contra de la propia cultura o de la propia tradición no solo debe ser tolerado sino exaltado y promulgado. Es absolutamente necesario que le convenzas de la necesidad de combatir lo propio al tiempo que defiende lo ajeno.
8.      Conversación infinita. No debes utilizar jamás la palabra “no”. Aunque el niño tenga tres años debes convencerle mediante la razón de lo inadecuado de sus actos. Por ejemplo si antes de comer quiere un helado, no se te ocurra decirle que no. Lo adecuado es buscar en la wikipedia o en una enciclopedia nutricional los argumentos alimentarios que le convenzan de que eso no es bueno para su salud. En caso de que no logres que entre en razón debes ceder ante su demanda.
9.      En caso de conflicto matrimonial chilla delante de @l. No hay nada mejor para un crío que oír a sus padres dar berridos como si estuvieran a punto de asesinarse mutuamente. Si lo repites cada día conseguirás que su sistema nervioso se altere tanto que no hará falta mucho más para cumplir el objetivo deseado.
10. Conviértele en el centro de atención total. Imagina que captas que el niño está a punto de tirarse un pedo. Aunque estéis en una reunión de adultos y hablando de temas interesantes debes hacer callar a todos con el fin de que atiendan y escuchen la flatulencia con la debida compostura y admiración. Posteriormente un aplauso generalizado es lo mejor que puede ocurrir.
11. Peléate por no quedártelo un fin de semana. Si estás separado procura hacer lo imposible para no tenerlo contigo cuando te corresponda. Negocia a gritos con tu ex, déjaselos a tu madre, o mételos en un centro de colonias de fin de semana. Cualquier cosa para no estar con @l.
12. Si estás divorciado/a procura hablar muy mal de su madre o padre, así como de su familia. Hazlo con continuidad y perseverancia, procurando que le acabe odiando. Eso le garantiza un grado de inestabilidad considerable.
13. Conviértelo en tu confidente. No importa que tenga seis o siete años, hazle partícipe de todos tus problemas, explícaselos detalladamente, consigue que te comprenda.
14. Incúlcale valores laxos. Procura hacerle tan débil que en caso de invasión (reglada o no) lo único que pueda hacer es sonreír y adaptarse ante los invasores.
15. Fomenta la igualdad-promiscuidad sexual. Especialmente si es una adolescente y tú eres feministo/a procura que se descarrile todo lo que pueda, eso sí, con condón. Usa el activismo político-ideológico para que rompa con la tradición machista del “ser cortejada”. Procura, a través de tus enseñanzas, que no pierda la oportunidad de tener sexo con todo varón que se le ponga por delante. Llegará liberadita al matrimonio, y el matrimonio durará tres años. Con lo cual la desestabilización se perpetuará en las próximas generaciones.
 
Queridos amig@s estos puntos, que van calando cada vez más en nuestra maravillosa sociedad, son indispensables para desestructurar la mente de un niño o mejor dicho para tararlo.
Si todavía no se ha apuntado a la moda impuesta en las últimas dos décadas, no pierda la oportunidad de hacerlo, no vaya a ser que su hijo o hija se convierta en una persona sensata, madura, responsable y con una clara identidad cultural. Tárelo antes de que se quede desubicado socialmente.

6 comentarios:

  1. Perfecta síntesis, Don Isra, de lo que en estás décadas han hecho ya los sociatas y demás progres con los niños.

    Por cada cien mil escolares hay uno que se escapa a esta tara planificada. Y lo gordo es que no han leído estas Tablas del Progre, traídas de la Montaña Sagrada de Lenin.

    Lo más destacado que he detectado actualmente en niños de de entre 5 y 17 años es que, además de no saber que la Tierra es redonda ni que el agua moja, se aplican con todas sus energías a dar el mínimo golpe posible.

    Buen post, complutense.

    ResponderEliminar
  2. Excelente diagnosis de la pedagogía progre que ha imperado durante años y de las que hemos recogido abundante cosecha de imbécilos e imbécilas...de todas formas, debo añadir que en los últimos tiempos ellos mismos se han llevado las manos a la cabeza y observo muchos digodiegos apresurados y forzosos, un ejemplo notable es Javier Urra que ya no es tan comprensivo como antaño, pero no es para nada el único, será eso de la letra con sangre entra y el horror de haber ayudado a crear monstruos bastante peorcitos que Frankenstein.

    ResponderEliminar
  3. Muy acertado en el diagnóstico. La ventaja que tendrán, cuando sean adultos, es que podrán ser liberados sindicales y vivirán tranquilos y bien alimentados.

    ResponderEliminar
  4. Lo enmarco y lo pondré en la casa de todos mis hermanos, veo que tenemos mucho trabajo atrasado y eso no puede ser. Imagínate, los nenes serian unos marginados en el futuro, probeticos míos.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Disculpen Vds. no haya contestado antes pero concienciado como estoy con la situación crítica del país me he decidido a echar una mano para levantar esto y me he cogido 10 días de vacaciones.

    Espero lo entiendan.

    Y ahora al lío:

    Tella, no es extraño escuchar gente que está contenta porque su hijo está en un trabajo en el que no da un palo al agua, y luego nos sorprendemos de cómo está el patio

    Maribel, ese Urra era de los que te metía 6 años y un día por amagar con un bofetón a tu hijo, que se hayan caído de la burra no me compensa los años de ridículo que ha hecho. En el pecado lleva la penitencia.

    Bwana, o sacarse el carné del psoe, que de momento permite sin CV llegar a Ministro.

    Zorrete, y ya si osamos exigirles esfuerzo en el cole merecemos, como poco, el paredón. Vaya tropa amigo.

    ResponderEliminar