.

.

miércoles, 6 de junio de 2012

CON PERMISO

Voy a salir un segundo del zulo, y es que no puedo dejar de contar una cosa...

No sé cómo ha ocurrido, ha sido indoloro, de un día para otro, sin darme cuenta, el caso es que YA NO SOY FACHA.

Empieza a correr la pelotita y todos los imbéciles se acuerdan que hay una cosa rojigualda que cuelgan de ventanas y balcones. 

Pues eso. 

(volveré...)

3 comentarios:

  1. Jajaja, ni el caloruzo, ni los espantos eurovisivos, ni las marianadas..."el fúrbo" es lo que te ha devuelto a nosotros jeje

    Mira hijo, te comprendo que no veas, pero al menos así la sacan y se acuerdan de ella un poco, que lo mismo se pensaban que es morada por lo que se ve por todos sitios.

    Además, podrá faltar el pan, pero como se acabe el circo sí que se lía parda.... y más vale que se anime un poco este páramo de aflicción, la excusa importa menos.

    ResponderEliminar
  2. Gran noticia, genio, no me la esperaba porque tú eras de los de Lepanto, matamorosmierdas y por ahí.

    No sabes qué alivio me has dejado. Andaba uno buscando copias de NO-DOS en los que el Inviscto salía al balcón de la Plaza de Oriente para mandartelos, y ese trabajo que me ahorro.

    Pero, ojo que hay unos milímetros de diferencia para pasarse a progre y ahí si que no te admito.

    Ya ves, gracias a unos balones los apañoles se hacen patrióticos y fachas aun siendo batasunos de origen.

    ResponderEliminar
  3. Eso cuidadin que en cuanto te descuides estas hablando de la roja y diciendo "por consiguiente" y "a nivel de", jajaja.
    Saluditos.

    ResponderEliminar