.

.

sábado, 31 de marzo de 2012

DEBATES VESPERTINOS

Efectivamente, hoy toca valorar el impacto de la huelga en la reproducción de la foca polar, pues sí, tres cojones les importó la huelga y pasáronse la tarde en casa viendo Los ricos también lloran (chico, cada uno usa los interneses para lo que quiere o le sale de los güebos... que palcaso es lo mismo).

No obstante, a pesar de la preocupación de mi prima Petrila por tan delicada jornada festiva preguntome y descolocome con lo que preguntome, ¿que qué preguntome?, aquesta fue la pregunta que preguntome

primo, ¿no es tan cierto como que el agua moja que los sindicatos son unos hijos de la gran puta?



Y como Petrila es del género generoso ma decío que sus iba a de traer buena música.

La primera, Pin'up girl de The Lennerockers, la 2ª Hard rockin' teddygirl de los Rebel Ted Rock, un grupazo alemán que suena igual que los Crazy Cavan and the Rhythm Rockers y la última es un pezado de regalito, si os gusta la música DE VERDAD escuchad Night train to Memphis de Lee Rocker.






lunes, 26 de marzo de 2012

BATALLA DE INGLATERRA - CAPÍTULO SEGUNDO




Habíamos dejado a los nazis con todo preparado para comenzar la Operación León Marino y a Göring deseando mostrar todo el potencial de su Luftwaffe ante su idolatrado líder. Lo que él no sabía es que algo tan importante como el factor sorpresa era papel mojado.

Que el siguiente objetivo era Gran Bretaña no lo dudaba nadie, quizás con Chamberlain habrían firmado un acuerdo propicio para sus ciudadanos pero deshonroso para el país, por fortuna estaba Churchill y no quedaba otra, guerra o guerra, y ellos lo sabían, pero eran conscientes de un aspecto importante, al principio sólo podrían oponer resistencia, basada ésta en una buena defensa y dar tiempo para poder tener disponible una maquinaria de guerra que pudiese hacer frente a la alamena, mientras dispondrían de algo muy valioso que compensaba con creces esa inferioridad numérica y que contribuyó a que la poca eficiencia de los bombardeos nazis hiciesen enfurecer al mismísimo Hitler, el RADAR, pero antes, retrocedamos a principios de la década de los años 30. 


Tras la primera guerra mundial, tanto Francia como Gran Bretaña habían iniciado un camino de desarme, muy al contrario de los alemanes quienes, contraviniendo el Tratado de Versalles, iniciaron una carrera de rearme considerable (por cierto, digámoslo ya y claramente, culpable este tratado de, por este orden, llegada al poder de los nazis y segunda guerra mundial). Pensaban que con una política de apaciguamiento podrían controlar el ardor guerrero alemán. Paralelamente a esta clarividencia de franceses y británicos, se estaba desarrollando un arma muy poderosa, el bombardero, baste recordar las palabras del Primer ministro británico Stanley Baldwyn"... creo que el hombre común debería darse cuenta de que no hay poder sobre la tierra que lo pueda proteger del bombardeo aéreo. Sea lo que sea lo que se diga, el bombardero siempre pasará...". Sólo había dos alternativas, o comenzaban a fabricar todas las naciones bombarderos con el fin de disuadirse con respecto al uso de los mismos o se optaba por un desarme general. Ni que decir tiene por que alternativa optó cada uno.

Como vemos, en política las aguas bajaban revueltas, pero demos una vuelta por el mundo científico.

Cuando la población siente como ciertas grandes amenazas, y tras la guerra éstas se incrementaron exponencialmente, aparecen teorías extravagantes, como las que circularon sobre la década de los 30 sobre los rayos de la muerte, en variadas versiones: aquellos que podían causar incapacidad física, mental o inclusive la muerte. De todo ello se hizo eco la cultura popular representando esos rayos en tiras cómicas o películas, mostrando rayos desintegradores, rayos caloríficos, rayos que aturdían, etc... popularidad basada sobre todo en la fuerte creencia en que estos dispositivos tenían más de verdad que de fantasía. Hubo (en todas partes cuecen habas) personas que decían haber construido y/o patentado diversos artilugios de estos, no obstante, a pesar del escepticismo (y de la necesidad de desarrollar la idea inicial) el Ministerio del Aire británico llegó a ofrecer 1000 libras esterlinas a quien inventase un dispositivo que superase las pruebas científicas, obvia decir que el premio quedó desierto.



El interés que por este rayo tenía el gobierno británico era cada vez mayor, sobre todo a partir de 1935, fecha en que tras unas maniobras militares para poner a prueba las defensas de Londres contra ataques aéreos se dieron cuenta de que no tenían defensa frente a estos. Si a eso añadimos que la opinión pública estaba más por el desarme y que Alemania se estaba rearmando, la situación se podía considerar especialmente delicada. Por suerte, dentro del Ministerio del Aire, se creó un grupo científico encargado de investigar para la mejora de las defensas aéreas de la capital británica. Y por supuesto no debemos obviar el papel jugado por Churchill, quien aprobó un plan general de expansión de la RAF para 5 años, dando el primer salto cualitativo en 1936 cuando, para mejorar la complejidad de su gestión, la reorganizó en 4 unidades: ¹de bombarderos, ²de cazas, ³de formación y ⁴costera.

El 6 de julio de 1936 nacía la Unidad de Cazas con el comandante en jefe Hugh Caswell Tremenheere Dowding al frente. Básicamente la defensa aérea de Gran Bretaña estaba al mando de un solo hombre, él, pues no sólo tenía control directo sobre los cazas sino que también lo tenía sobre la Unidad Antiaérea, la Unidad de Globos y el Cuerpo de Observadores, así como la responsabilidad del suministro, el control, la cobertura informativa y la red de avisos de incursiones. En ese momento, la llegada de Chamberlain, le supuso encontrar un aliado político, pues al igual que él prefería centrarse en la disuasión basada en la defensa a base de cazas que en la disuasión basada en la fabricación de bombarderos que "...matasen más mujeres y más niños más rápidamente que el enemigo..."

Calculó que serían necesarios 45 escuadrones para defender Gran Bretaña de una hipotética amenaza desde el mar del Norte. Quizás, en este punto concreto, podamos encontrar un punto de apoyo a la política de apaciguamiento de Chamberlain con los acuerdos de Munich del 38; necesitaba tiempo para impulsar la creación de la Unidad de Cazas y la fabricación de estos, y es que quizás, esa cuestionable actuación obedecía a una estrategia a medio plazo.

Pues bien, llegados a este punto tenemos que plantearnos el mismo problema que surgió en Gran Bretaña, todos los cazas del mundo sirven de bien poco si no son capaces de encontrar al enemigo.

En 1934, los ejercicios aéreos de la RAF habían puesto de manifiesto la ineficacia de la tecnología de localización de sonidos desarrollada para detectar aviones. Comenzaron con localizadores de bombarderos, construyendo un pequeño sistema acústico que daría la señal cuando recibiese los sonidos producidos por los aviones atacantes, lamentablemente la idea se desechó muy pronto al comprobar que no podían distinguir entre aviones atacantes y, por ejemplo, automóviles o animales. Optaron por la teoría y revisaron la bibliografía existente pero no había nada útil sobre lo que iniciar una investigación, sobre el ambiente se extendía la idea de que habría que construir más y más bombarderos para entrar en la política de la disuasión, y como dijimos, la opinión pública no estaba por la labor. Como no podía ser de otro modo, ahí estaba él, Churchill, entre el pequeño grupo de personas que se daban cuenta de lo peligroso que era el rearme de la Alemania nazi y de lo vulnerable que serían a sus ataques aéreos.

Como dijimos, se creó un grupo de estudio dentro del Ministerio del Aire, pero como en esa época era políticamente incorrecto algo así se llevó en el mayor de los secretos. H.E. Wimperis, jefe de Investigación Científica e Industrial del Ministerio llamó al Dr. Robert Watson Watt, físico y director del Laboratorio de Investigación de Radio, sentado frente a él le lanzó la pregunta ¿podemos desarrollar un rayo de la muerte?.

Ni corto ni perezoso ante el reto que supuso para él esa cuestión se fue a su laboratorio, transmitiéndole la pregunta planteada a su ayudante, el también físico Arnold Wilkins, y pidiéndole algo muy sencillo, calcule la cantidad de potencia de radiofrecuencia que es necesario radiar para elevar la temperatura de 4 litros de agua de 35,5º a 41º a una distancia de 5 km y a una altura de 1 km. La idea que tenía en mente el científico era la de los famosos rayos de la muerte, en este caso uno que hiciese hervir la sangre del piloto o, en su defecto, provocarle una fiebre que le dejara incapacitado.

El cálculo demostró la imposibilidad de generar es potencia, ante esta evidencia respondió: “... bien, un rayo de la muerte no es posible, ¿cómo podemos ayudarles?...” Wilkins le dio la solución, la respuesta estaba en unas observaciones que habían realizado los ingenieros de la Oficina de Correos, estos se dieron cuenta de perturbaciones en la recepción de muy altas frecuencias cuando algún avión volaba cerca de sus receptores. Este fenómeno podría ser útil para detectar aviones enemigos. Lo cierto es que esa interferencia a la que se referían ya se había detectado en diferentes lugares y épocas si bien no se les dio importancia y ni mucho menos se pensó en aplicación alguna. Quien lo planteó en su momento no recibió apoyo alguno por las oficinas gubernamentales.

Pero volvamos con Wilkins y Watt, el primero sugirió la posibilidad de utilizar el fenómeno de interferencia de ondas de radio para detectar la llegada de aviones enemigos. Sus cálculos iniciales se basaban en emitir una onda y detectar el eco que produjera el avión. Tras unos cálculos previos que confirmaron su teoría los revisó y al no encontrar ningún error se los pasó a Watt, quien no sólo verificó esos cálculos sino que le parecieron fantásticos. Una vez superada la parte teórica había que verificarlo en experimentos. Wilkins utilizó un aparato que emitía únicamente ondas de 49 m (y que consideró útil para la prueba). Con su rudimentario equipo pudo detectar y dar la trayectoria que había seguido el avión. El éxito fue considerable por lo que obtuvieron los primeros fondos de las partidas presupuestarias, fondos que durarían de 1935 a 1940.

Básicamente la idea del funcionamiento del RADAR sería....:

si se emite una onda hacia un objeto y se sabe a qué velocidad se propaga la onda, midiendo el tiempo que tarda en regresar la onda reflejada, el eco, se puede saber la distancia a la que se encuentra el objeto. La ventaja de utilizar ondas electromagnéticas es que como se propagan a gran velocidad (la de la luz) la detección de esos objetos, a efectos prácticos, es instantánea.

Tras numerosas modificaciones se consiguió un sistema de RADAR que funcionaba razonablemente bien y, sobre todo, ya no sólo detectaba la distancia (mediante el tiempo transcurrido entre la emisión de la señal y su recepción) a la que se encontraba el avión, facilitaba también su altura (mediante la conexión y la desconexión con distintas antenas receptoras), su posición (su dirección de vuelo mediante un dispositivo llamado goniómetro) y la fuerza del ataque (mediante la forma y el comportamiento del punto luminoso, es decir, la cantidad de interferencia en la señal de radio transmitida). De todas ella la más difícil de obtener era la altura, desgraciadamente la más importante, cuestión que viene agravada por el hecho de que los fallos en ese cálculo eran endémicos, a lo que había que añadir las cambiantes condiciones atmosféricas que impedían hacer los reajustes necesarios. Todo esto conducía a que, en cuanto la batalla aérea comenzaba en serio, los aviadores más experimentados añadían varios miles de pies a las indicaciones de los controladores, ¿consecuencias de ello?, caos y tensiones entre los comandantes. Sin olvidar un pequeño detalle ¿como distinguimos a los nuestros del enemigo?, sencillo, gracias a la IFF (Identificación de amigo o enemigo), que modificaba la señal de los cazas británicos en el radar y los localizaban gracias a un aparato de radio denominado pitido-chirrido.

Por suerte para Gran Bretaña, el esfuerzo de unos pocos permitió que en 1938, en plena crisis de Munich, el sistema estuviese completo en su mayor parte. Se instalaron las primeras 5 estaciones, que funcionaban las 24 horas del día, tras eso, numerosas torres con antenas se habían instalado en la costa frente al continente. Todo estaba preparado en Gran Bretaña a partir de agosto del 39 para lo que pudiese suceder, y sucedió.



Tenemos radares, tenemos cazas y tenemos al enemigo ¿cómo lo organizamos todo?.

La primera línea de detección era el RDF (Descubrimiento de Dirección por Radio), estaciones construidas con gran secreto y a las que se denominaban AMES (Estaciones Experimentales del Ministerio del Aire), pero éstas apuntaban lejos de las costas de Gran Bretaña. Una vez tierra adentro los aviones eran visualizados por el Cuerpo Real de Observadores, quienes eran a su vez la principal fuente de información de los servicios de inteligencia sobre vuelos a baja altura que pasaban por debajo de la red de radares. Su número ascendía a unos 30.000 que cubrían toda Gran Bretaña y que se organizaban en 31 grupos de 50 puestos cada uno. Cada puesto tenía conexión telefónica con su grupo, que a su vez estaba conectado con el Centro del Cuerpo de Observadores de Horsham y desde allí con el Cuartel General de la Unidad de Cazas de Bentley Priory, éste era el procesador central de toda la información procedente del sistema de avisos de ataques aéreos.

Dowding creó tres grupos, cada uno con responsabilidad en el espacio aéreo de una zona concreta, si bien el 8 de julio de 1940 se creó un cuarto (el 10) para cubrir el sudoeste, debido a la nueva amenaza en la costa sur:

Sudoeste - Grupo 10
Sudeste - cubierto por el Grupo 11
Midlands - Grupo 12
Norte y Escocia - Grupo 13

Los Grupos se dividían en Sectores, a los que se asignaban letras, si bien eran más conocidos por el nombre de su estación del sector (el aeródromo que los controlaba). Como ejemplo el Grupo 11, cuyo cuartel general estaba en Uxbridge y constaba de 7 sectores: A, B, C, D, E, F y Z, controlados, respectivamente, desde Tangmere, Kenley, Biggin Hill, Hornchurch, North Weald, Debden y Northolt.

Gracias a estos radares se detectaban a los escuadrones alemanes situados en Bélgica y Francia que eran recibidos por los cazas británicos, bien en el Canal de la Mancha bien sobre los cielos británicos. El procedimiento era sencillo, como hemos visto antes, era en Bentley Priory donde toda la información de los ataques aéreos se recogía, evaluaba y comparaba con vuelos amigos conocidos. Una oficina de filtrado daba a cada incursión un número y a continuación transfería la trayectoria a la sala de operaciones y al mismo tiempo a los controladores de grupo, que la pasaban a las estaciones del Sector. En resumen, los datos iban de la periferia al centro y tras el proceso de la misma la convertía en información que distribuía por la organización.
La Unidad de Cazas no tomaba ninguna decisión táctica, el mando operativo dependía de los grupos, quienes decidían cuándo la dirección del ataque estaba clara y cuándo atacar. Pasaba las órdenes a los sectores especificando qué aparatos había que mandar y qué incursiones había que interceptar. resumiendo:

Grupo - tomaba las decisiones tácticas: determinaba los objetivos y determinaba cuándo atacar y qué fuerzas utilizar.

Sector - tenía la responsabilidad táctica de desplegar estas fuerzas guiándolas hacia el enemigo y porporcionarlas una ventaja táctica

Gracias a este sistema se pudo compensar la escasez de aviones frente a los alemanes, quienes pensaban que podrían bombardearlos en sus bases sin oposición alguna, pero cuando llegaban, si llegaban, no había nada. Lo más curioso es que a pesar de haber pasado decenas de veces delante de esas torres no supieron detectar su función y no les dieron ninguna importancia. Por no hablar de otro gran fallo en la estrategia nazi, centraron su objetivo en el bombardeo de Londres y otras ciudades británicas por lo que le dieron un importante respiro al abastecimiento y reconstrucción de las bases aéreas.

El sistema Dowding tuvo un impacto inmediato en la moral de los pilotos alemanes, pues a muchos de ellos les asaltaron serias dudas sobre su capacidad para aplastar a ese adversario en apariencia tan débil de Dunkerque, cuando se enfrentaron por primera vez a los Spitfire. Esas dudas no dejaron de incrementarse cuando, oleada tras oleada esos malditos Spitfire aparecían siempre en el momento y lugar adecuados.

Al respecto podríamos recordar las palabras de Adolf Galland, uno de los mejores pilotos de la Luftwaffe, años después de finalizada la guerra:

"... desde el principio, los británicos tuvieron una ventaja extraordinaria que en toda la guerra jamás sería contrarrestada: el radar y la organización y la red de control de sus cazas. Para nosotros fue una amarga sorpresa. No teníamos nada igual. No podíamos hacer otra cosa que chocar frontalmente contra la defensa resuelta y espléndidamente organizada de las Islas Británicas...".

El RADAR fue inventado por varios países en diferentes épocas, pero sólo en una ocasión hizo efectiva la diferencia entre la victoria y la derrota.


sábado, 24 de marzo de 2012

DEBATES VERPERTINOS

Efectivamente, hoy, como es jornada de reflexión, hay debate.

Pero no vamos a hablar de los moromierda como el gabacho, de los ladrones banqueros, sociatas, peperos y gente de mal vivir (según se vea, iba a referirme a los sindicatos pero viendo la vida que se pegan mejor me callo).

Como no me apetece hacer una introducción demasiado prolongada (cosa muy distinta a lo que ocurriría si estuviese mi prima) voy a ir al meollo de la cuestión.

¿alguien más, además de mi prima Pacheca y yo, está a favor de lo del cambio de hora?


viernes, 23 de marzo de 2012

UNA DE MORITOS

Sí, el gabacho, el fundamentalista, el terrorista... y hablando de terrorismo, éste se ha cargado a 7 ¿y de Juana Chaos? ¿y Ternera? ¿y tantos otros?.

Pongámonos en la piel de los familiares de los que se ha cargado el morito y les decimos que para que esté tranquilito el morito y los suyos les vamos a poner de alcaldes, de diputados, les vamos a dar dinerito de los familiares de sus víctimas y casi casi les vamos a dejar un trocito de Francia para que campen a sus anchas.

Ah, y todo esto lo hacemos porque aunque son franceses ellos se creen que no lo son.

¿absurdo? que va hombre, si debajo de los Pirineos lo están haciendo.

addenda - a mí no me quita nadie que el mejor sitio para un terrorista no es una alcaldía o un congreso de diputados, es la tumba, pero no de muerte natural, con una bala firmada por papá estado y alojada en su cabeza, como el morito francés. Aunque venga la progresía patria a decir que somos más fachas que el papá de Rubalcaba.

jueves, 15 de marzo de 2012

SI ES QUE NO SE PUEDE DECIR MÁS CLARO...

Sólo tenéis que pinchar aquí si queréis disfrutar de uno de los mejores blog que conozco, y una vez citada la fuente permitidme que copie/pegue esta maravilla:


Los representantes de la Cultura en España

Empezaré directamente y sin mucho rodeo. Cada vez que oigo la frase "Representantes del mundo de la cultura" me entra el miedo. Cuando estas terribles palabras aparecen en algún medio de comunicación no hace falta que añadan más, la experiencia durante estos últimos años trae a mi cabeza todos y cada uno de los cuatro puntos que el DRAE recoge para la palabra fantoche.

Artistas de portada de papel couché, viejas glorias desesperadas por seguir viviendo a cuerpo de rey en memoria de la acomodada herencia de los ya pasados tiempos de gloria, vendedores de melodías de gasolinera deseosos de seguir haciendo caja al ritmo de su jurásico chimpúm-chimpúm, intérpretes de canción ligera, tan ligera que es humo, maquillajes y taconazos, gomina y desgastada brillantina, otrora modernísimos que hoy desprecian a quien durante tanto tiempo les dieran de comer y a los que ahora llaman bandidos por andar por ahí, robando con el método del butrón informático... cejas arriba, esto es un atraco.

Durante los últimos años, escuchar en la televisión o la radio que se han reunido "los representantes de la cultura" para manifestarse y pedir una ley contra las descargas ha sido tan habitual como los esfuerzos del Ministro de turno en arrimarse bien a ese ascua y prometer mano dura contra la piratería.

¿Representantes de la Cultura? Mirarlos y querer emigrar a un país nórdico, a ser posible sin tratados de extradición, es todo uno. No sé cómo hemos llegado a conceder a esta retahila de cantantes y actores descafeinados y sin chicha un título tan ostentoso como inmerecido. No lo sé.

Tampoco sé quién se lo ha otorgado... A mi no me miren, si alguien me preguntase por representantes de la Cultura de España mis pensamientos se irían hacia otras personas bien distintas.

Pensaría en arqueólogos de sonidos como Jordi Savall y su desaparecida e inseparable voz compañera Montserrat Figueras, alquimistas del futuro como Juan Ignacio Cirac, investigadoras de nuevas esperanzas como María Blasco, asombrosos escultores de vidas como Pedro Cavadas, geniales cazadores de luz como Antonio López, y otros tantos y tantos y tantos.

Pero no... ellos no son representantes de la Cultura y además les verán poco por la tele.

No importa. De todos modos, tampoco sé siquiera si alguien les reconocería en el milagroso caso de que por alguna misteriosa equivocación aparecieran durante algún minuto en la sección cultural de algún informativo, escondidos entre el nuevo disco de Jarabe de Palo y el gol de chilena de Ronaldo.

Y sobre todo, sobre todo... tampoco le verán manifestándose como a toda esta piara de pomposos autoelegidos representantes de la cultura de España. No les verán gritar que se mueren de hambre por esos piratas de internet que les están mangoneando su trabajo... probablemente, por estar realmente trabajando.

Sí. Me da mucho miedo escuchar que "los representantes de la Cultura de España" están haciendo algo, porque a buen seguro ni son representantes de la Cultura ni estén haciendo nada bueno.

Y ya tienen su Ley... sus sollozos, lamentos y plegarias no han sido en vano. Desde el 1 de Marzo, ya cuentan con la herramienta que volverá a impulsar la máquina de vender churros, su particular reliquia mágica, el santo grial que sanará las heridas de sus bolsillos. Por fin se imprimió suMalleus maleficarum, el martillo de brujas que castigará a los nuevos herejes y sus oscuros lupanares de series y subtítulos, toda una genialidad arquitectónica en forma de puente con el que salvar la riada de jueces que les ahogaba en sentencias absolutorias.

Llegó la Ley Sinde-Wert y los representantes de la Cultura de España ya no pasarán hambre, volverán los días de vino y rosas en los que un trozo de plástico redondo era la oblea sagrada que debías adorar si querías el paraiso de sus melodías, llegará a las FNAC de todo el país la gran oleada de zombies sedientos de sus altas creaciones intelectuales.

Aquí está, ahí la llevas, que decían por mi pueblo... Ahora sí que sí. Vuelven the golden years.

 Abran bien las puertas del Corte Inglés, pásenle un plumero a los Cds y dispónganse a presenciar la estampida... allá vamos, queridos representantes de la Cultura en España, allá vamos ávidos y presurosos a comprarles todo lo que salga de sus privilegiados cerebros al precio que ustedes nos digan y en el formato que ustedes nos ofrezcan... ¿Qué otra opción nos queda salvo la suya?

Ya vamos... ¿lo notan?... ¿notan ese temblor en el suelo de pasos atropellados y raudos a su encuentro? ya casi estamos llegando a nuestro Centro Comercial más cercano... ¿lo notan? ¿lo notan?... ¿no?

lunes, 12 de marzo de 2012

NOVEDADES

Me imagino recordareis los mapas cachondos (y reales como la vida misma) sobre cómo veían al resto de Europa los distintos países europeos, pues bien, el gran Alpha Designer tiene novedades, disfrutadlas...


















sábado, 10 de marzo de 2012

DEBATES VESPERTINOS

Virgen santa del amor hermoso, la cantidad de temas que hay para debatir esta semana... pero como tengo memoria pez me quedo con lo que tengo más reciente y me nutro del programa de la gran Pepa Fernández.

Podríamos hablar sobre fútbol, y de cómo cuatro gilipollas, porque no tienen otro nombre, bueno sí, tiene un nombre concreto, Sergio Sauca, resulta que el premio  (no sé que premio) se lo da al Bilbao por lo que hizo esta semana, y su principal argumento es su filosofía de cantera, ole, con dos cojones, un criterio basado en el racismo y el rechazo a lo extranjero (lo apañol). Que de puertas afuera se vea como un equipo formado sólo por españoles (lo cual es cierto) no signifique que para su retorcida mente sea fruto de la pureza racial. 

Pero dejamos este tema y podemos volver al del lenguaje sexista, y es que los contertulios que hoy han debatido sobre el mismo daban pena, bueno no, asquito en el mejor de los casos, desde los que no entendían cómo (por evitar la cacofonía) se ponía artículo masculino a palabras femeninas que empezaban por A acentuada (alma, águila, hada...), pasando por los que obviaban el masculino genérico (había alternativas que utilizaban el femenino genérico... pues vale, por mí de acuerdo), negaban la economía del lenguaje, yendo al absurdo de "trabajadoras y trabajadores españolas y españoles grandas y grandes de espírita espíritu ... o algo así.

Pero lo mejor de todo es cuando el gran Jose Antonio Marina (y sí, estoy siendo sarcástico) propone que dejemos libre al idioma, sin reglas, OLE, OLE y OLE, y conduzcamos del mismo modo, y no cumplamos los contratos, copiemos en los exámenes... reglas malas, y él, tonto de la semana.

Pero no, mi prima Andreita (¿de qué me suena el nombre?) me pregunta ¿pero de verdad los hijos de puta de los sindicatos van a a profanar la memoria de los muertos del 11M?


lunes, 5 de marzo de 2012

UNA DE PELI GORE...

Imaginaos la escena:

"... cogemos una víctima al azar, la encerramos y la sometemos a todo tipo de vejaciones durante varios días, luego la sacamos al campo y allí la rompemos las piernas con las culatas de unos fusiles, la cortamos un brazo con un hacha y, para que no sufra, la aplastamos la cabeza pisándola con nuestras botas y las culatas de los fusiles..."

Pues sí, podríamos presentar un argumento parecido al Ministerio de Cultura para que nos subvencionen la peli, si además comentamos que este crimen fue cometido durante la guerra civil nos darán muchísimo más de lo que pidamos... uy perdona, para esta peli ni un duro.

Efectivamente, lo habéis adivinado, ese crimen lo cometireon los rojos en Extremadura, el 23 de julio de 1938.

La víctima, una peligrosísima ama de casa dedicada a sus labores, Margarita Verdú Sánchez, 49 años de edad, casada y con dos hijos. Este deleznable hecho, muy recurrente entre los rojos del lugar, se llevó a cabo cerca del puente de la Haba.

Esto sólo es un pequeño botón de muetra mientras sigan dando por el culo con la mal llamada Memoria Histérica (sobre todo ahora que sabemos que se vendrán arriba con el apaño de Garzón) y recordar a todo el mundo que había dos bandos. Por cierto, he sacado la información de este blog recomendable.

addenda - necesito que alguien me explique una cosa, hubo amnistía, han prescrito los delitos y los convenios sobre derechos humanos, etc... a los que se ha adherido España no tienen carácter retroactivo, ah, y también los rojos la liaron parda, entonces, ¿a qué cojones juegan estos miserables?... anda, que como tuviesen que juzgar a los hijos, se quedaban lo kaleborrokeños sin Rubalcabas que les alentasen a la quema de iglesias y sedes del pp

sábado, 3 de marzo de 2012

DEBATES VESPERTINOS

Mira por donde hoy ha venido mi prima de Asturias a pasar unos días a, según sus palabras, la ciudad más hermosa que jamas hayan visto ojos humanos mortales.

Estábamos tomando una cervecita en una terracita de la plaza Cervantes Gertru y yo cuando me pregunta, primo ¿de verdad son tan hijos de puta, asquerosos y miserables los sindicatos como para manifestarse el 11M?