.

.

jueves, 10 de mayo de 2012

SI HAY M&M's NO TOCAMOS...

Van Halen fue pionero en las grandes producciones musicales, lo que se traducía en muchos camiones con muchos cables y muchos enchufes, lógicamente cuanto más material se lleva crecen exponencialmente las probabilidades de que haya problemas, por eso, en sus contratos, incluían numerosísimas especificaciones técnicas para minimizar esos posibles fallos que casi siempre suelen aparecer.

Y se les ocurrió una idea para, al menos, intentar minimizar el número de problemas que pudiesen surgir durante el concierto, entre las numerosas cláusulas que introducían en los contratos estaba la de los M&M's*, concretamente los marrones, si en el backstage se encontraban uno solo de estos caramelos suspendían el concierto sin compensación por parte del grupo.

¿absurdo? ¿caprichos de imbéciles endiosados?... para nada, al contrario, una profesionalidad digna de mención, si no había caramelitos es que se lo habían leido todo el contrato y al menos podrían salir algo más seguros al escenario.

Algo parecido sucedió con Fraga, quienes le conocían, dicen, era incansable y trabajador hasta decir basta. Cuando era presidente de la Junta de Galicia le llegaban decenas y decenas de informes, y él, como no podía ser menos, presumía de leérselos TODOS y ENTEROS.

Puestos a descubrir la verdad un par de colaboradores decidieron hacer una apuesta, meter en alguna parte perdida de un informe cualquiera una frase que hiciese referencia a la apuesta y al pago correspondiente en caso de perder la misma.

Fraga hizo pasar a sus colaboradores, trataron los temas del día y cuando la reunión se dio por finalizada Fraga recomendó al perdedor pagar su apuesta.

Moraleja 1, ni puta idea, hasta yo mismo me suelo saltar páginas aleatoriamente de un libro, NADIE SE PUEDE LEER TODO.

Moraleja 2, podríase hacer lo que hacíamos un par de compañeros y moi-même en la Facultad, y es que libro que mandaban leer nos lo dividíamos y pasábamos resúmenes, muy resumidos que leer es malo... para llegar a ministro.

* y sí, en una ocasión lo hicieron, no sólo había M&M's marrones sino que no se había cumplido casi nada de lo incluido, a pesar de todo dieron el concierto, el suelo no soportó el peso del escenario y se destrozó, causando daños valorados en 85000 dólares, al día siguiente los periódicos titularon "Van Halen causa destrozos por valor de 85000 dólares en su concierto".

FUENTE: El blog salmón.

viernes, 4 de mayo de 2012

VIVA, LA TELEVISIÓN

(si andabas por Madrid a mediados de los 90 sabrás de qué hablo...)

Andamos convalecientes y recuperándonos de los excesos gastronómicos, asín que de lo cualo ponemos un post de relleno mu chulo... una de ruidos agradables dedicado al mejor anfitrión que nadie pueda tener en las Vascongadas, el gran Tella.

Para todos aquellos que no estaban por la labor de salir de fiesta durante la primera mitad de la década de los 90 pensarán que el título hace referencia a un amante de la televisión, cuan equivocados estáis, esa coma es muy significativa y lo deja bien claro.





La mejor tv para ver vídeos, festivales e información de música festera era sin duda la viva televisión, y no sólo de pastelito güeno, güeno (para relajar y toparse con mozas con las que mocear porque no nos engañemos, las que estaban buenas no estaban en antros bakalas) también de festivales techno y, como no podía de ser de otro modo, era alemana. Aquí estaban y están demasiado ocupados con los 40 subnormales, ya sabemos que el techno es de drogatas.

Esos años, por suerte, fueron míticos e inigualables, quien haya conocido la fiesta recordará Zentral, Omen, Epsilon, Spit, New World, Over drive, Radical, eso en el crudo invierno, porque en veranito y en fallas tocaba algo más "suave" en Valencia: Spook, Barraca, Chocolate, el mítico ACTV o ese chalecito tan agradable de Villa Adelina. Aquí en Madrid, seamos sinceros, preferíamos la fiesta más bruta, con sesiones de Mulero o Christian Varela, y alguna sesión para recordar en Leganés de Abel Ramos.

En fin, que no me enrrollo más y os dejo con algunos pastelitos fáciles de digerir y una última perla BASTANTE MÁS FESTERA.