.

.

viernes, 30 de noviembre de 2012

YA ES NAVIDAD

bueno no, creo que me he precipitado un poco. Aunque el título tiene un por qué. Resulta que la OCDE, entre otras recomendaciones a estepaís, dice que hay que volver a subir el I.V.A.

Parece ser que nadie le ha contado a estos cómo ha bajado la venta de los comercios y la cantidad de ellos que han tenido que echar el cierre, pues no contentos con eso ahora están con las regularizaciones del IRPF (eso significa que llevan dos meses comiéndose mi nómina y están agazapados para darle otro bocadito suculento a la extra... al menos es lo que me han dicho los de la gestoría).

Bien, no personalicemos, a todo cristo, perdón, seamos exactos, a todos los que tenemos nómina nos van a crujir un poquito más, a los que tienen negocios los van a joder vivos y a los funcionarios además, les levantan la extra de navidad.

He visto el futuro y he podido ver a una familia española posando con sus "reyes" tras ahorrar 25 años e hipotecar media casa para poder adquirir tecnología punta (mientras, en Uganda o Mozambique, venderán como churros el iPhone25 o el Samsung Galaxy SXXXV y aquí habrá que conformarse con esto).



Hala, a gastarlo todo antes de que se lo lleven los hijoputas del pp para regalárselo a los catalufos, sindicatos e intelectuales (tú me dirás, estos nos salen ranas y los otros son más malos que la quina... negro futuro)

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA 15

(para alumnos de la LOGSE quinceava
(par alumnos bien formados decimoquinta)

Creo que todavía no se me ha olvidado contar, pero por si acaso mirarlo vosotros, empiezo:

Nueva York, Londres, Toronto, París, Estocolmo, San Francisco, Singapur, Hong Kong, Chicago, Tokyo, Sidney, Berlín, Los Ángeles, Seúl y Madrid.

Pues bien, la consultora PwC ha elaborado un informe tal que así "Ciudades del futuro". Según el estudio para elaborar el listado han tenido en cuenta entre otras variables el capital intelectual y la innovación, la preparación tecnológica, el coste de la vida o los transportes e infraestructuras.

A pesar de la crisis y aun estando en decimoquinta posición puntúa entre las diez primeras en casi la mitad de los indicadores destacando especialmente en conectividad internacional y por su calidad de vida.

Pues eso, eso es lo que tiene el pp cuando gobierna sin complejos, y esto se ha conseguido en parte gracias a Espe, la que se ha tenido que ir avergonzada de su partido y la única a día de hoy con los güebos suficientes para enderezar este putiferio. Está claro que por donde pasa la Espe no crece la hierba y que donde hay nacionalistas y sociatas nos sale la pasta y el bienestar por las orejas, y pronto podrán comprobarlo los catalanes y vascos.

Quienes no tengan la suerte de residir en Madrid a lo mejor no conocen a uno de los valores más en alza del psoe, Tomás Gómez, pues bien, me gustaría saber en qué posición nos colocaría ese gran estadista en la lista, un estadista cuya mayor preocupación, en pleno siglo XXI, sigue siendo la guerra civil que provocó su partido y que, aunque no se hayan enterado y quiera reescribir la historia, LA PERDIERON.

addenda - me alegra comprobar que en todos los ámbitos escogen siempre a los mejores, y que mejor CV para ser seleccionador de baloncesto que haber dirigido al Estu unas jornadas hasta que le echaron por INÚTIL.. tomar por el culo la ÑBA.

sábado, 24 de noviembre de 2012

¿HAY ALGUIEN AHÍ?

Pues sí, aunque recuerdo que para aprender a escribir bien nos solían poner como ejemplo la frase ahí hay un viejo de dice ¡ay!, y ni por esas, las patadas al diccionario son cada día más abundantes. Hartísimo estoy de leerme libros en los que los sólos ya no se les ponen tildes ni a los pronombres, ¿te gusta este libro? sí, me gusta ése... asin que de lo cualo si los escritores (y los que revisen los textos) pasan de todo ¿pa que cojones lo bamos a acer nosotros?.

Como podréis imaginar esta introducción y el tema de debate de hoy se parecen como un güebo a una castaña, resumiendo, na que ber.

Hoy bamos a debelar el porque esa cinta pirateada especial (BETAMAX of course) teíai el nombre de CINTA DE LA GRANJA SAN FRANCISCO.

Hace muchos, pero muchos años, los fabricantes de la miel del mismo nombre sacaron una línea de bollería fna, pastelitos deliciosos que a día de hoy desconozco si siguen elaborándose, pues bien, es un puzzle de dos piezas, y es que si hablamos de bollería fina nada mejor que Jeanine Lindemulder comiéndole la peseta, la patata, lo gordo o lo negro a la prima de turno, por ejemplo a Asia Carrera (y sí, me quedé en el porno de los 90).

Y ahora es cuando mi prima Filiberta entra en duda y me pregunta, si la negociación del presupuesto de la UE ha sido un fiasco ¿cómo cojones empano unos filetes de pollo con la que está cayendo?... no supe qué contestar.


viernes, 23 de noviembre de 2012

SE ACABÓ...

bueno, se acabará con el paro ipsofácticamente, en cuanto Rajoy dé luz verde a un gasto de 5 billones de euros.

A esta sencilla conclusión se llega tras analizar concienzudamente el informe del Tribunal de Cuentas sobre el Plan E (si lo quieres pormenorizado aquí tienes el PDF).

Según el tribunal se crearon unos 8000 empleos fijos gracias al plan (muy lejos de los 270.000 previstos y más lejos aún de la cifra que soltó Manuel Chaves con total desvergüenza, 420.217). Si las matemáticas no fallan, y en este caso los cálculos son muy sencillos, salimos a 1 millón de euros por empleo, y ahí está la cifra mágica, si por cada parado nos gastamos un kilito acabamos con el paro.

Venga Rajoy, dale a la máquina de hacer pasta, sólo necesitamos 5 billoncitos de nada (el equivalente, si se supone que nos rescatan con cien mil millones de euros, a 50 rescates).


martes, 20 de noviembre de 2012

¿QUÉ ES LA DESVERGÜENZA?

pero de tomo y lomo, lo que es un auténtico disparate, una completa ida de la más mínima cordura, eso es lo que eran las estanterías de un videoclub de barrio de finales de los 80.

En el anterior post le dedicábamos un post al cine, al buen cine si se quiere, pues el de hoy va dedicado no al buen cine, sino al mejor, mejor aún disfrutado en VHS, el hijoputa del VHS, y es que se impuso el sistema de peor calidad frente al 2000 y al Betamax (el mejor, admitido hasta por los profesionales), este último era el que teníamos nosotros (un super Betamax de Sony, y alucinante, hablamos de 1983 y nos salió la broma en esa época por 140.000 pelas). La putada es que al poco empezaron a escasear títulos (el primero en morir fue el 2000) y tuvimos que agenciarnos un VHS todoterreno.

Lo bueno de esto es que me hice con dos vídeos, asín que con 585 metros de cable, 38 clavijas y doscientas cincuenta lucecitas en cada uno cada vez que dabas al play o a grabar pude empezar a muy temprana edad el pirateo y saqueo de copyrights. Conseguí hacerme una videoteca a la altura del post de hoy. Por no hablar de una cinta a la que tenía un especial cariño, bautizada como La granja de San Francisco (el que adivine el por qué del título de la cinta tendrá premio).

Lo primero que te incitaba a fijarte en un flin perdido en la estantería era, por este orden, tías con poca ropa, tías con poca ropa atacadas por algún monstruo o tías con poca ropa dándose el filete con otras tías con poca ropa. Si algo era casi común en todas estas joyas trash era que la carátula te ofrecía siempre muchísimo más de lo que había realmente dentro. Tías buenorras que cuando ponías la cinta eran catetas lamentables, monstruos espectaculares que resultaban ser un calcetín en la mano de alguien (y que encima salía en el plano), por no hablar de esas películas que prometían sangre a borbotones y resultaban más recatadas y sosas que una primera comunión.


Pues imaginaos si eso pasaba con las películas de carátula atrayente que no serían las pelis que, directamente, te encontrabas con una de estas carátulas que os pongo abajo... pues que te daban todavía más ganas de verlas, y casi nunca defraudaban, actores en estado de gracias (gracias a las drogainas que llevaban encima), directores que no aparecieron nunca por el set de rodaje (y se nota, y no se les esperaba) bajísimos presupuestos destinados a comprar drogainas y diálogos y argumentos surgidos de algún trastornado enfrentado al mundo.

No he podido resistirme a poner algunas de estas joyas, dignas de encontrar su huequecito en algún museo del horror, ya no digo que hubiese fotochop en la época, pero joder, había fanzines con mejor calidad y sólo usaban recortes y pegamento.

Disfrutadlas, y si tenéis lo que hay que tener (buena conexión y la mula) descargaos alguna.






En resumiendo, si con una peli buena lo pasas bien con una mala lo pasas mejor... siempre y cuando la falta de talento y desvergüenza sea inversamente proporcional al dinero disponible (una vez descontadas las partidas de alcohol, sexo y drogaina).

lunes, 5 de noviembre de 2012

DE PELÍCULA


Habemos volvido tras unos días ausente por motivos gatunos, y como dijeron los Queen, the show must go on.

Y hoy me ha tocado la vena cinéfila porque desayunando hace unas semanas escuché por la radio que El Mundo regalaba la mejor película de la historia del cine, El hombre tranquilo (The quiet man, John Ford, 1952).

Quien haya visto la película recordará la escena en la que John Wayne agarra del brazo a Maureen  O'Hara (que bellezón) para besarla, sí, esa escena que homenajeaba, a su manera, Steven Spielberg en ET (E.T. The Extra-Terrestrial, Steven Spielberg, 1982). Pues bien, esa escena me ha recordado muchas otras que han pasado a la posteridad y están entre lo mejor de la historia del cine.

Para empezar... tres finales,

Lo que el viento se llevó (Gone with the wind, Victor Fleming, 1939) "...francamente querida, eso no me importa..."
Casablanca (Casablanca, Michael Curtiz, 1942) "...Louie, presiento que éste es el comienzo de una hermosa amistad..."
Con faldas y a lo loco (Somo lke it hot, Billy Wilder, 1959)"... nadie es perfecto..." (sí, esa escena final en la lancha con Jack Lemon)

¿otras escenas memorables? pues Charles Chaplin jugando con el globo terráqueo en El gran dictador (The great dictator, Charles Chaplin, 1940), el vuelo de falda de Marilyn en La tentación vive arriba (The seven year itch, Billy Wider, 1955), el asesinato de Janet Leigh en la ducha gracias a la sobrevalorada Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960), Slim Pickens montado en el cohete de Teléfono rojo, volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove, or how I learned to stop worrying and love the bomb, Stanley Kubrick, 1964), quien no recuerda a Charlton Heston de rodillas en la playa gritando al contemplar los restos de la estatua de la libertad en El planeta de los simios (The planet of the apes, Franklin J. Schaffner, 1968), o cómo el alien revienta el pecho de John Hurt (Kane) uno de los tripulantes de la Nostromo en Alien, el octavo pasajero (Alien, Ridley Scott, 1979) por no hablar del giro de 360º que da la cabecita de una jovencísima Linda Blair en El exorcista (The exorciste, William Friedkin, 1973), ¿y los helicópteros bombardeando Vietnam con la música de Wagner (La cabalgata de las Valkirias) de fondo en Apocalipsis Now (Apocalipse Now, Francis Ford Coppola, 1979), o cómo mueren ametrallados Faye Dunaway y Warren Beatty en Bonnie and Clyde (Bonnie and Clyde, Arthur Penn, 1967), por cierto, que bien le quedaba la boina a Faye Dunaway, no podemos dejar fuera ni el guantazo a Rita Heyworth en Gilda (Charles Vidor, 1946) ni la carrera de cuadrigas, otra vez con Charlton Heston, en Ben-Hur (William Wyler, 1959).

Y lo vamos dejando, las hay de musicales (7 novias para 7 hermanos, Cantando bajo la lluvia, Wide side story, The rocky horror picture show, Grease...), de westerns (El bueno, el feo y el malo, La conquista del oeste, La leyenda de la ciudad sin nombre con el gran Lee Marvin...), de comedias (TODAS las de los Hermanos Marx, Harold Lloyd, Buster Keaton, Jeery Lewis en El profesor chiflado...), de dramas (Qué fue de baby Jane, Johnny cogió su fusil, Días de vino y rosas...) y claro, cada uno tiene las suyas, faltaría más.

Pero he querido dejar para el final LA MEJOR SECUENCIA DE LA HISTORIA DEL CINE (y eso que la peli tiene varias, por no decir todas), y nos la dejó para el recuerdo Charles Laughton, en la única película que dirigió, única porque le dieron tantos palos cuando la estrenó que se le quitaron las ganas de repetir. Quien la haya visto no le dolerán prendas en reconocerme esa afirmación, La noche del cazador (The night of the hunter, 1952). ATENCIÓN "SPOILERS" la escena en cuestión es esa la que se ve a un pescador en el lago y la cámara sigue el sedal de la caña hasta el fondo del mismo y contemplamos el cadáver de Shelley Winters en el interior del coche... IMPRESIONANTE (ahí va, y una de propina que recuerda a otro clásico citado ¿sabéis cual?)





Si, me diréis que sólo hay pelis americanas, la verdad es que salvo algunas imágenes de Europa (Lars Von Trier, 1991) ¡¡ese tren!! o de Delicatessen (Jean Pierre Jeunet y Marc Caro, 1991) poco recuerdo del cine uropeo, pero lo que sí recuerdo son 3 grandes momentazos del otrora cine español, la mierda subvencionada de ahora no merece ser calificado como tal.



¡¡¡ Y AHORA ES CUANDO EMPIEZA EL VERDADERO POST !!! 
(lo de antes era una mera introducción en la que dar a conocer mi erudición en temas cinéfilos...)



Pues bien, ahí van las 3 secuencias más memorables del cine apañol (aunque al final me han salido 5):

Todos al suelo (Mariano Ozores, 1981) esa escena en la que Pajares y Espeso salen corriendo de la sucursal bancaria al grito de "...no disparen, nos entegamos..." y se ponen con los brazos y las piernas abiertas contra la pared pensando que va a ir la poli a detenerlos y pasa uno por ahí y les dice ¿qué pasa? ¿sujetando el edificio? (tampoco se quedan atrás cuando, para extraer información al director de la sucursal, simulan el aplastamiento de testículo).

La verdad, para mí, aunque no ha sido la primera que he puesto, la mejor, la más grande, la más memorable y la más espectacular escena la podemos disfrutar en el gran éxito Yo hice a Roque III (Mariano Ozores, 1980), y quien roba todo el protagonismo en la escena es el gran Antonio Ozores, y es que el modo en el que come y escupe las pipas mientras entrena Pajares; no tiene precio.

Bueno, voy a meter una cuarta secuencia, aunque vaya la tercera, y es esa obra maestra (a pesar de que el director sea un miserable) que responde al nombre de Amanece, que no es poco (José Luis Cuerda, 1988), cuando llegan al pueblo Resines y Ciges (el mejor secundario de la historia del cine) y éste último al ver el pueblo desierto comenta "... aquí no hay ni dios o es que todos son aquí unos hijos de puta ¿eh Teodoro?, pueden ser unos hijos de puta que se hacen pasar por fantasmas..." (grande Ciges, pero que muy grande). Y hablando de secundarios de lujo, el gran Antonio Gamero, del mismo modo que nadie mejor que Agustín González para hacer de facha nadie mejor que Gamero para hacer de rojo (que lo era).

Vale, esos secundarios de lujo me han traído a la memoria otra película, Pasodoble (Jose Luís García Sánchez, 1988), con Juan Diego haciendo de señorito con un problema bastante delicado de eyaculación precoz, el caso es que no sé ni cómo ni por qué hay una escena en una casa de campo y un lugareño anda explicando a un japo (Tanaka) cómo se hace para para saber si van a poner huevos las gallinas, "... no te enteras de nada Tanaka, cuando vayas a Japón no vas a saber qué contarles, hay meterlas este dedo por el culo... ésta... ya ha puesto, ésta... ésta es la más puta..." MÍTICO

Y vamos terminando  que tampoco el cine apañol da para más, y es con un clásico franquista, 15 bajo la lona (Agustín Navarro, 1959). Aquí volvemos a encontrarnos a Ozores (el Estupendo) haciendo de señorito que mantiene sus costumbres en el ejército y con la particularidad de que no dice nada, pues bien, en éstas que llaman a formar y él, impasible, completamente despreocupado, a su ritmo y sin importarle (porque ni se lo plantea) las consecuencias, y ante su absoluta parsimonia aproximándose al horror exclama "...cómo camina impasible hasta el desastre* (más o menos)..." 

* lamentablemente tenía fresca en la memoria la peli (la vi en SOMOS hace cosa de mes y medio) pero me salvidao y no la he encontrado en su literalidad por ninguna parte, sorry.

Otro día más y mejor.




viernes, 2 de noviembre de 2012

IN MEMORIAM

Fue el pasado 27 de octubre, un día en el que a partir de ahora tendremos dos efemérides en casa, nuestra boda y la muerte de nuestro gato López, un persa especial. Como comprenderéis hoy, bueno, toda la semana, estamos cerrados por defunción, algo que debido a mi profesionalidad no impidió que contestase a un post que estaba programado el sábado pasado y que por circunstancias evidentes no me dio tiempo a posponer.

Es difícil que la gente que no tiene animales de compañía en casa (y no vale ese familiar sociata) pueda entender que pueda afectar tanto una pérdida de este tipo, pero es que López (al igual que Chucky que se fue hace ya 4 años y medio) era especial.

Entiéndase especial como sinónimo de "como una chota", casi todos los gatos cuando dejan el regalito en la caja lo tapan con la arena, pues bien, éste debía estar tan orgulloso de su hazaña que empezaba a maullar como un enloquecido para que fueses a admirar su obra, la cual, evidentemente, no tapaba, el colega según la echaba se ponía a rascar la puerta de la nevera o de la calle, se ve que era tan especialito que no se iba a manchar las patas en tareas tan escasas de glamour.

Recuerdo que su dieta al principio era bastante más variada de lo que fue en sus últimos tiempos, y al cabrón le gustaba lo que yo comía, no podía dejar el plato sin vigilancia porque a la que me descuidaba me levantaba el pavo o el pollito con salsa barbacoa (esto le encantaba)... pero nunca compartía nada de lo suyo.

Lo mejor de él era que (hasta que con la edad, al contrario de lo que me pasa a mí, se le fue suavizando el carácter) le veías la cara de mala hostia y no engañaba, la tenía. Recuerdo dos hechos bastante significativos, en uno, ÉL SOLO, mantuvo acojonada toda una cena de nochebuena a mi familia política, y eran incapaces de estar a solas con él en una habitación, sobre todo por el temor que provocaba sus acercamiento, se aproximaba despacio, se paraba delante tuyo, esperaba a oler tu miedo, en ese momento se acercaba a tus tobillos, te daba un par de vueltas y cuando pensabas que el peligro había pasado te soltaba un zarpazo que te paralizaba de terror, y ahí se venía arriba porque su miedo le alimentaba y daba fuerzas, tu salvación pasaba por marcharte o encerrarle (y López estuvo muchas veces castigado, y yo se lo agradecía con pavito con frutas, al fin y al cabo mantuvo alejadas las visitas de casa).

Lo mejor fue una tarde que vino una amiga de mi mujer y se trajo a su hijo tonto, el chavalito le haría alguna gracia a López y éste le fichó... y esperó su momento, lo recuerdo como si fuese ayer mismo interponiéndome entre el niño y López con una silla (cual Ángel Cristo en el circo) para que no se lo comiese vivo. Y he de reconocer que lo hacía sin excesivo interés, en el fondo quería que eviscerase y se comiese a ese monstruito.

Pero los sustos no siempre eran de forma voluntaria, de repente desaparecía, no daba señales de vida en toda la noche y a la mañana siguiente cuando abrías un cajón o una armario para coger la ropa allí estaba él, acurrucadito en tu ropa favorita echándose un sueñecito, y es que el que tiene un gato lo sabe, DUERMEN DONDE LES SALE DE LOS COJONES.

En fin, que lo vamos dejando, se nos ha ido un grande, hasta siempre López.