.

.

lunes, 11 de marzo de 2013

DEBO ESTAR PERDIENDO FACULTADES

Sólo así se explica el que hasta este pasado fin de semana (leido en dos tardes) no haya caído en mis manos el libro que completa la (de momento) tetralogía científica nazi de Felipe Botaya.



Y es que habitualmente paso por la web de nowtilus, esa gran editorial donde escriben dos de los autores españoles que más saben de la segunda guerra mundial (esa que a mí me gusta tan poco...), aunque desde prismas completamente distintos, a ambos autores, Jesús Hernández y Felipe Botaya les caracteriza la erudición sobre el tema, si bien el primero se centra más en hechos históricos de la guerra desde cronologías varias a libros sobre sucesos extraños, operaciones especiales, etc mientras que Felipe opta por una desbordante imaginación que plasma en esa tetralogía que antes mencionaba, donde mezcla de forma asombrosa una documentación pormenorizada de personajes, fechas y acontecimientos con las más asombrosas aventuras, sólo así podemos izar desde un helicóptero un submarino americano en Antártida 1947, hacer viajes en el tiempo en Kronos, acompañar a los pilotos que lanzaron la primera bomba atómica y cómo prepararon el avión para la misión en Operación Hagen o visitar in situ la más asombrosa cadena de refugios subterráneos nazis en Sudamérica donde se desarrollaron todos los ingenios voladores del tercer reich y que les permitió llegar a la luna en Kolonie Waldner 555... y es este libro el que se me ha resistido y ha permanecido oculto durante varios meses, hasta ayer que me lo leí en un abrir y cerrar de ojos.

Y seguimos con recomendaciones.

Nunca faltarán en mi biblioteca libros de la segunda guerra mundial, desde los que tienen estudios pormenorizados y detallados de la Luftwaffe, de las SS, memorias de los grandes personajes de la contienda (Churchill, Eisenhower, Montgomery...) pero hay una rama que me gusta especialmente y es la especulativa, no sólo la que se refiere a los estrictamente conocido sino la que se aventura a especular sobre lo que pudo haber pasado, favorecido todo este abanico especulativo por el exceso de celo de los vencedores sobre el paradero de los científicos nazis (Operación Paperclip) o el robo/utilización de miles y miles de patentes nazis que nos han ido haciendo la vida más cómoda a los occidentales (y que ha ayudado al ejército yanqui a ser puntero, por no hablar de su programa espacial).

En este punto, como os comenté, destacaría la tetralogía de Felipe Botaya o Abel Basti (Hitler en Argentina), pero recomendaría un par de libros, de autores españoles, que mezclan perfectamente el thriller, la aventura clásica y la ciencia ficción todo ello apoyado en una solídísima base de documentación sobre el periodo tratado, el primero tiene ya algunos añitos y es Sanghri-la, la cruz bajo la antártida, de Julio Murillo Llerda y el último mucho más reciente...



Probablemente no os suene el nombre de Antonio Manazanera, si os doy algunos datos biográficos pase más de lo mismo, pues bien, este economista se ha marcado un debut novelístico digno de laureles; es verdad que antes había publicado el libro Finanzas para emprendedores pero su aterrizaje en el terreno novelístico ha sido por la puerta grande con este Informe Müller.

Como dijo en su blog el gran Jesus Hernández me repito la misma pregunta que él se hizo, ¿dónde está el truco? y es que después de leer su novela he quedado gratamente sorprendido, hasta el punto de que hacía muuuuchos años que no me encerraba en el despacho a terminarme en dos tardes un libro.

Es increíble la cantidad de datos manejados: fechas, personajes, lugares, biografías... y todo ello con una solidez argumental a prueba de bombas y encajados como una preciso mecanismo de relojería (y que haría las delicias de Oughton).

Si queréis pasar un rato más que agradable os recomiendo esta novela, si cogiesen ese libro Sideny Lumet, Alan J. Pakula o inclusive el mismísimo Hitchcock (Cortina Rasgada me viene a la mente) harían una obra de arte.


8 comentarios:

  1. GRACIAS, Isra, por la información. Voy a ver si me agencio el libro ese de "Informe Muller" de Manzanera. También a mí me encanta la novela bien construída de datos reales y con íntrigas inteligentes de las que no te dejan abandonar el libro.

    La próxima vez que caiga en Complutum te rogaría me mostraras esas librerías que te surten. A la que me llevaste en Agosto no tuve tiempo de echarle un vistazo en profundidad, por razón de la compañía, no fuera que se aburriera mientras buscaba títulos.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda será interesante, y mira que resulta difícil ser original en un tema tan trillado, ahora está menos en boga pero hace unos añitos hacían pelis y libros a cascoporro sobre el particular, estas cosas van por rachas.

    Mi cuññaoo catódico es también un experto en el tema.

    ResponderEliminar
  3. Después del "Informe Odessa" me quedé con ganas de más madera, por lo que agradezco la información.

    ResponderEliminar
  4. Don Isra mas que un bache yo diría que lo mio ya es socavón,jiji. Conozco el Informe Múller por..... si hijo sí, por el facebook (que vergüenza papi) pero aún no pude incarle el diente al libro. Todo se andará.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente Tella, la de Müller te gustará, y aunque me encanta eso de estar mirando libros en las librerías no está nada mal pedir por internet, el stock lógicamente es mayor y tardan poquísimo... es un vicio, cada semana cae un libro (y a la peque no le disgusta, mientras papá busca ella también echa un vistazo a sus libros)

    ResponderEliminar
  6. Inteligente cuñao Maribel, y si le gusta el tema estos libros seguramente los conozca.

    ResponderEliminar
  7. Porque mi ritmo laboral me lo impide Bwana (el viaje en tren sólo dura 10 minutos y no me da tiempo ni a abrir el libro) si no estos libros caían en una tarde. No deje de leerlos

    ResponderEliminar
  8. ¿queeeeeeeee?, espera Zorrete ¿queeeeeeee? ¿feisbuk?... bueno, al menos estabas enterado del libro, ya estás tardando, es muy entretenido y te habla del mi5 el mi6, la OSS, el NKVD... todo un hervidero de espías en la guerra y postguerra pasándose de un lado a otro y haciendo la vista gorda con los nazis.

    Te gustará.

    ResponderEliminar