.

.

martes, 14 de enero de 2014

GILIPOLLAS DE LA SEMANA (Y MORACO)

Me encantan los inmigrantes, sobre todos los morunos, moracos, morocmierda o como prefieras llamar a los islamistas, sí, aunque me cuenten milongas los musulmanes son islamistas, son como muchos catalanes o vascos que sin declarase independentistas en cuanto les mencionas a Madrid o algo de lo suyo te salen por los cerros de Úbeda con lo de la ocupación, el expolio y la dominación de la metrópoli.

Pues bien, aquí tenemos el claro ejemplo de lo enferma que está la sociedad catalana, unos por activa y mucha parte por pasiva (no así algunos que se pelean día sí día también con esa enfermiza sociedad). A parte de favorecer de forma loca e indiscriminada la inmigración, especialmente la moruna (los cabrones de los sudacas hablan el idioma del imperio por eso no son bien recibidos) defienden a estas minorías por encima de los propios españoles y por encima de toda lógica.

Ahora sale un abogado 100% español (ironía) un tal Hilal Tarkou, presidente de una asociación moruna de Reus que se llama Asociación Islámica Watani que quiere que el DRAE recoja entre sus acepciones de moro la de término racista.

Perfecto, les dejamos entrar en nuestra casa y nos dicen qué podemos hacer y cómo, y no sólo eso, quien ose decir que es una locura lo que pretende sale todo cristo en su defensa.

Sí, todo parece indicar que nos hemos vuelto locos, en algunas zonas de España más que en otras, entre las payasas sociatas que se inventan palabros (no hace mucho, a pesar de lo que dijo la RAE, la inútil de la portavoz sociata en el congreso repitió la joya de miembras) y la terminología sociata/sindicalista/nazionalista de: todos y todas, vascos y vascas, trabajadores y trabajadoras... nos vamos a cargar un idioma como el nuestro, aunque también es cierto que la RAE tiene su parte de culpa, en lugar de incidir en que se hable y escriba bien permite atrocidades como almóndigas, que el sólo cuando equivale a solamente pierda su tilde y lo que te rondaré morena (por no hablar de la gilipollez de hace años cuando decidieron que la che no era ch sino ce hache*, y la elle no era ll sino doble l)

¡Españoles!, el español (castellano) ha muerto (o casi), viva el güasap, los palabros y los moros.

*si la h es muda entonces nada, tenemos coco, cocolate y cupacups

6 comentarios:

  1. Es una verguenza que todas las Instituciones serias y semi-sagradas del país hayan caído bajo la bota de los analfabetos sin corbata. En tiempos del Invicto a las tres cuartas partes de los miembros de la actual RAE los hubieran afusilado pero por gilipollas reincidentes.
    En Vasconia teniamos un último reducto de hombres libres y cultos : La Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. Y ahora está en manos del pene en uve.

    Quedamos media docena de españoles que ni somos gilipollas ni comunistas ni nazis ni de Rosa Diez.

    ResponderEliminar
  2. Lo suscribo y lo enmarco "gilipollas reincidentes", eso es lo que tenemos gobernando, ¿y el resto de apañoles? (otra vez para enmarcar), salvo unos pocos (tú, Bwana, Maribel y yo entre ellos) son simplemente gilipollas, sociatas o comunistas (redundante), nazios y de Rosa Díez, que casi es lo peor esto último, porque no eres ni chicha ni limoná.

    ResponderEliminar
  3. Qué razón te asiste, todo viene de que se pueda decir "almóndiga" y escribir " el papa" en minúsculas para que sea el de la fregoneta con los malacatooonees, así que vamos a escribir y a definir toditos como nos de la repajolera gana, a eso no me gana ningún mindundi de esos....¿y si no es "moro", qué coño es?

    Me han encantado tus ejemplos, añado "culoputas" y "cumino".

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajaja, culoputas y cumino, si es que nos hemos vuelto todos locos, pues ni a ti ni a mí nos gana nadie, yo me invento palabros cada día así que tendrán que ponerme un link especial en la güeb de la RAE.... ¡gentuza!.

    Con lo del papa (pronunciese páaaapa) es que no puedo, a mi hija siempre que oye páaaaapa a algunas de sus amigas le digo que no, que el Papa está en Roma.

    Hija, hasta donde yo entiendo un negro es negro y un moro es moro, hasta que venga alguna progrepiojosa y me diga lo contrario (ya estoy pensando en eufemismos, de color y de color menos intenso podría valer)

    ResponderEliminar
  5. Isra, ¿ No será culpa de comer butifarra adulterada ?

    ResponderEliminar
  6. No lo descartes Mamuma, al no responder a lógica alguna lo de los catalufos vale cualquier hipótesis.

    ResponderEliminar