.

.

miércoles, 22 de enero de 2014

NO ME SE ENTRA EN LA CABEZA

No es la primera vez que veo el anuncio de viajes El Corte Inglés en la marquesina del autobús de camino al trabajo, y no es la primera vez que me paso el resto del camino (tampoco mucho, 100 m. creo) pensando en cómo es posible esa oferta.

El precio es lo de menos, unos 700 euros, lo llamativo de la oferta es esto: 5 días y 3 noches (????), no me cuadra, aunque se me ocurren un par de ideas:

  • la primera, y más económica, es que la 4ª noche y el 5º día lo pases como Tom Hanks en La Terminal.
  • la segunda, y donde me temo es donde está el negocio para los filibusteros de El Tirtinglés (así es como le decía mi madre a mi hija dónde se iban a ir a merendar, en fin, que manía con los pipi, los guagua y hostias varias para dirigirse a los niños, te va a entender igual si se lo dices bien). Pues eso, que me disperso, que el negocio de la agencia está en lo que te van a cobrar por esa noche extra que no entra en la oferta y el tenerte un par de horas por la mañana en el hotel desayunando, porque entre que tienes que dejar la habitación pronto, el traslado al aeropuerto es la hostia y tienes que estar 4 horas mínimo antes para que te cacheen los yanquis y te miren hasta el agujero del culo por si llevas algún producto incendiario, has echado todo el día.
No podemos negarle al anuncio un mensaje subyacente* de una claridad cristalina, NO VAYA DE VIAJE CON LOS ESPABILAOS DEL TIRTINGLÉS.

*ya lo sé, pensaréis que esta palabra la he rebuscado, pero no, y lo siento, lamento haber dinamitado todo el trabajo previo de este blog por un lenguaje alternativo, ya si eso, otro día, meto más caca/culo/pedo/pis... u no.

8 comentarios:

  1. Escribes hoy como los editorialistas de La Razón, esos tipos al estilo Anson, pero me he reído mucho con el tema y su explicación made in Isra.

    Hubo un tiempo en que unicamente compraba viajes o billetes de vión en una agencia que había en Donostis ( y en el resto del Mundo) que se llamaba WAGONS LIT COOK, y es lo mejor que he tratado. Lástima que la cerraran. Ahora sólo encuentras agencias con unas señoritas que ni saben en qué continente esta New York y mucho menos cómo es Paris. Por tanto casi mejor buscarte por internetes los hoteles céntricos que deseas y pedir en Iberia o Air France un billete de vión.

    ResponderEliminar
  2. Se agradecen las, por otro lado, merecidísimas loas hacia mi persona amigo Tella, y llevas toda la razón, aparte de no saber ubicar las ciudades en el mapa tienen dificultades a la hora de encender los ordenatas (ellas y ellos, aquí los cromosomas no hacen distingos).

    Y es cierto que si tienes tiempo y te preocupas en buscarte la vida en lugar de comprar un paquete de una agencia te sale más económico y, sobre todo, no te estafan.

    ResponderEliminar
  3. Ya lo he pillado.
    Viaje a Punta Cana por ejemplo
    te cuentan el día de ida
    el día de venida
    y 3 noches de hotel.

    ResponderEliminar
  4. Podría ser una posibilidad Mamuma, suficientemente rebuscada como para que las agencias de viaje te compren la idea.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego huele a gato encerrado, pero ya se habrán buscado una excusa de esas que han señalado más arriba para que no se los pueda denunciar por publicidad engañosa

    ResponderEliminar
  6. Ten en cuenta Maribel que en los astericos y en la letra pequeña (pequeñísima) están todas las trampas contempladas para cubrirse legalmente las espaldas, tontaco el que se fíe.

    ResponderEliminar
  7. Como estoy al tanto de las trampas de las agencias de viaje, procuro conectar la TV al canal Viajar, donde uno puede recorrer los lugares más apetecibles del mundo sin necesidad de hacer la maleta.

    ResponderEliminar
  8. Excelente alternativa Bwana, se evita incómodos viajes y mordeduras y/o pìcaduras de bichos y vecinos de asiento. Yo estoy enganchado a los programas de coches del Discovery y siempre me voy a la cama pensando que soy capaz yo solito de remodelar completamente un Chevy del 56.

    ResponderEliminar