.

.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

SE LA VE VENIR DESDE MU LEJOS

No creo que le vaya a faltar la pasta de las cadenas amigas, amigas de la telebasura, pero hay quien la ha calado y dejado escrito, dicen que la carta la ha escrito un médico, da igual, el diagnóstico es irrefutable:

“Enhorabuena, Teresa. Aunque aún hay dudas, confiamos en que estés totalmente curada del terrible ébola. Por eso, da la gracias a la Sanidad española, constantemente mejorada por los sucesivos gobiernos que hemos tenido. En otros países no menos ricos que el nuestro quizás ya habrías muerto.
Piensa que España –datos del INE- posee las menores tasas de mortalidad del mundo en relación a la edad media de la población, 41,6 años, y una de las mayores esperanzas de vida, 82,84, sólo tres meses menos que el más longevo, Japón, aunque en Madrid, donde trabajas, la cifra es aún mejor: 84,2 años.
Da las gracias al progreso español en salud, porque en 1975 la esperanza de vida era de 73,4 años, en 1960 de 66,1, y a principios de siglo no llegaba a 50. Entre todos los españoles, y especialmente los profesionales de la salud, hemos logrado estos números casi milagrosos. Y gracias también a un sistema político en el que sólo han gobernador el PSOE y el PP, los de la “casta” política”, que denuncia “el de la coleta”, del que Dios nos libre y con el que nunca se hubiera conseguido tanto progreso y bienestar.
También debes saber que el esfuerzo para curarte ha costado dos millones de euros según el cálculo del muy serio semanario alemán “Der Spiegel”.
Tú, y muchos otros sanitarios, atendisteis al primer español llegado el 6 de agosto de África con ébola, el religioso Miguel Pajares, y nadie se contagió. El descuido por el que te contagiaste ocurrió presuntamente tras fallecer el segundo misionero, el 26 de septiembre. Y si los trajes no fueran seguros o no fuera correcto el protocolo para quitárselos, tú o alguno de tus compañeros os habríais contaminado desde el primer día.
Fue un error tuyo, y como lo sabías, sospechaste que estabas infectada y procuraste evitar el contagio de tu marido. Pero callaste ante la médico de cabecera y las peluqueras que te depilaron, y por tu silencio no pusieron cuidado alguno en evitar contacto con tus fluidos y pudieron haberse contagiado, y por ignorancia, haber esparcido el ébola y provocar una pandemia.
Dá las gracias, y no pleiteéis, ni tú ni tu marido, porque la médico y las peluqueras pueden hacer lo mismo contigo, porque sabías que habías roto el protocolo del ébola, excesivamente fácil de cumplir según reconoció la OMS, y a nadie dijiste nada, te callaste. Cállate ahora también y limítate a dar las gracias.
Un compañero médico.”

10 comentarios:

  1. Excelente, lo ha clavao, hay otra en un blog del digital Vózpopuli que es todavía más precisa...como sabrás la Consejería de Sanidad ha rechazado el acto de conciliación porque quiere ir a juicio y las peluqueras a las que en este país tan morboso nadie preguntaba curiosamente ya han empezado a romper su silencio y en preguntarse quién las compensa por tener el negocio cerrado y haber tenido que pasar lo que han pasado cuando el Marujo Limón ya no pernoctaba con su parienta por si las flais :-p

    ResponderEliminar
  2. Esa carta es el mejor síntoma de que ella y otros metieron la zarpa hasta la rodilla cuando trataron al misionero. Y para mí son igual de responsables ella y los teksnikos de Sanidad con la Mato al frente que organizaron los "protoculos".

    Menos mal que no llegó ningún misionero de esos a Cataluña porque en tal caso para ahora estaban contagiados todos los Paisos Catalanos.

    ResponderEliminar
  3. Eres tan fachoso que crees que el ministro de sanidad, solo por ser del PP ( que es lo que le hace subnormal ) tiene razon.

    La sociedad española esta enferma, lo pillas? Hahahahah

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente Maribel, que el marido estuviese limpio como la patena es muy sospechoso y yo soy la peluquera y en cuanto tiene esta tipa el alta le cae la denuncia. Creo que en telemierda se están relamiendo con el juego que puede dar ésta y el intelectual de su marido.

    ResponderEliminar
  5. Tella, si la única que se ha infectado ha sido ella, y tal y como dice, habiendo fallado todo (menos ella of course)... blanco y en botella. Pero es la imagen que dan los peperos, que cualquiera, por insignificante que sea, se ve capacitado y legitimado para desafiar y chulear al estado.

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, veo que los vascones estáis cultivando el sentido del humor, raro, porque más parecen tonterías que chistes, si fueses tan amable y me indicases una sola línea donde se defienda a la inútil de la Mato te lo agradecería. Y sí que está enferma, eso no te lo discuto, en un país serio con una sociedad seria me sé yo de unos que en lugar de en coche oficial y sueldo pagado por todos nosotros estarían en la cárcel hasta el fin de sus días, aunque yo no soy partidario de malgastar los dineros públicos, que son escasos y los necesitan los políticos para mejorar su nivel de vida, y optaría por métodos más expeditivos.

    ResponderEliminar
  7. Teresa, me gustss cuando callas porque estás como ausente...y si hubiera verdadera Justicia te tocaría indemnizar a todos aquellos con los que has tenido trato desde que empezaste a sospechar de tu contagio y te callaste como una...
    Pero claro, como la Mato dio unas explicaciones que llevaban a sospechar de un contagio masivo... pues ahora la Tere se le sube a la chepa.

    ResponderEliminar
  8. Lo de la Mato va a servir para cursos de comunicación para mostrar lo que NO HAY QUE HACER, o que para hacer eso te estés quieta o presentes la dimisión según te levantas de la silla.

    Aspi, veo que también vas a votar a Podemos, jejejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estas próximas elecciones tengo dudas, pero en las siguientes esta claro: o votas al partido único o al paredón, que así son estos demócratas.

      Eliminar
    2. jajajaja, Australia Aspi, pallá que nos vamos

      Eliminar