.

.

jueves, 22 de agosto de 2013

REPETID NIÑOS...¡¡ EL CULO ES PARA CAGAR !!

Sí amiguitos, hay palabras tabú en nuestro idioma (ese dialecto del catalufo), no se puede decir ni culo, ni cagar ni España, debemos sustituir esas palabras malsonantes por eufemismos como ojete, jiñar y este país.

Tampoco debemos utilizar el masculino genérico, a tomar por culo la economía del lenguaje, un gran defensor de esto es un imbécil de un sindicato (y no quiero que penséis que establezco relación alguna entre la imbecilidad y el ejercer cargo alguno en esa mafia) al que entrevistaron el pasado martes 20 de agosto en Onda Cero*, no sé si fueron 800 ó 900 veces que repitió trabajadores y trabajadoras (hablaban sobre los emigrantes apañoles que iban a acercarse a la vendimia gabacha).

* sólo puedo escuchar esta emisora por la tarde cuando la estomagante y repulsivamente progre Julia Otero se va de vacaciones (menos mal que compensan con creces con las mañanas de Carlos Herrera, un grande).

Pero vayamos al grano, aunque puedan parecer cosas obvias es necesario insistir en ello pues si nos atenemos a lo que nos ejemplifican políticos, periodistas, nazionalistas, guionistas de televisión, telepredicadores izquierdosos, intelectuales cejudos, etc... bien podríamos deducir que el culo debería usarse para, como hacen ellos, pensar, pues se equivocan, como se había hecho hasta el advenimiento de la progresía enestepaís, el culo se usa para cagar, no para gobernar, sentenciar, escribir editoriales (y algunos blogs) o vivir del cuento (excepción hecha a ese gran estadista de Zerolo, el cual todo lo consigue por su inteligencia y el ojete sólo lo usa para... vale, este ejemplo no me vale).

Y sí, el dedo índice (hasta que su uso fue monopolizado por los progres para señalar como fascistas a todos los que no pertenecen a su secta), se utilizaba para sacarse los mocos en los semáforos y, en el caso de los más hábiles, combinarlo con un movimiento circular apoyado en el pulgar para elaborar pelotillas que fuesen más fácilmente arrojadas al bajar las ventanillas.

Uy casi lo olvido, hoy me reincorporo al trabajo, así que al menos durante un par de semanas me tocaré los güebos en el despacho para no morir por la falta de costumbre (no sé como nuestros queridos diputados pueden estar 4 años tocándose los cojones y no aburrirse... me imagino que la VISA oro tendrá algo que ver, digo yo).

Vale, ya que insistís pondré algo de musiquita para alegrar la mañana, para aquellos que la seguís, nada que decir, sólo que la cuarta temporada está de lujo, haciendo una transición impecable ente antiguos alumnos y nuevos, para los que nos la seguís... mal, muy mal.

Por cierto, advertencia para bolleras, machorras, marimachos, tortilleras, feminazis y sociatillas (hola Valenciano, hola Pajillas, hola Bibiana), abstenerse de ver el primer vídeo, ese look femenino puede quemaros los ojos... pero bueno, para las que se den por aludidas os dejo el último vídeo, así os podéis hacer un dedillo.









.

viernes, 16 de agosto de 2013

EVIDENTEMENTE



Siendo hoy 16 de agosto sólo podía aparecer ÉL, el más grande, el mejor y el inigualable, por mucho que lo intenten. Y como muestra 3 botones, tres hitos de la historia de la música, la televisión y el espectáculo, esos 3 hitos son, en 1968 el regreso triunfal por todo lo alto con el Comeback Special de 1968 emitido por la NBC y que fue un tremendo éxito, el segundo es otro rotundo éxito de 1970, el, desde mi modesto e imparcial punto de vista, mejor documental musical de la historia, That's the way it is (de ésta os vais a quedar con ganas de más, mucho más, sólo he metido los créditos iniciales y es magnífica).terminando con Aloha From Hawaii del 73 y lo que supuso por ser el primer concierto vía satélite de la historia, y como, no, resumiendo, en 5 años cambió el mundo de la música... otra vez.

Pero pongámonos en antecedentes. Hacia 1967 Elvis había descuidado un poco su carrera musical y se había dedicado a lo fácil (siempre siguiendo instrucciones del Coronel) a repetir una y otra vez la misma película pero con la originalidad de cambiarle el título. Todo iba bien, hasta que la realidad mostró que los ingresos de esas películas dejaban a las claras que Elvis ya no era tan rentable en taquilla, así que tocaba buscar nuevas fuentes de ingresos y se decidió por la televisión, convencido de que cualquier cadena pagaría bastante dinero por tener a Elvis. Aceptó la NBC, aunque no soltó tanta pasta como esperaba el Coronel, este especial se emitiría en las navidades del 68 y se grabaría a mediados de año, pero no podía ser lo de siempre, necesitaban algo nuevo, rompedor, no querían a Elvis cantando gospel con el coro de la iglesia, para evitar esto último decidieron que la responsabilidad del proyecto no estuviese en manos del Coronel. En mayo, una vez concluido el rodaje de Live a little, love a little, Elvis se reunió con el productor encargado del programa, Bob Finkel, éste no le dio demasiados detalles, el principal que el encargado de la realización sería el joven Steve Binder, quien había logrado cierto prestigio realizando especiales para Rolling Stones o James Brown. En un principio a Steve tampoco le apasionó la idea, no solo no era el fan número 1 de Elvis, pensaba que su música estaba anticuada, ¡¡¡si al menos sonase como los Beach Boys o los Beatles!!!, pero si había alguien que podía obrar el milagro era nuestro amigo Steve. Una de las principales sugerencias que le hizo fue que se olvidase del contenido navideño del programa y apostase por un repertorio diferente, al fin y al cabo Elvis había sido olvidado por el público y además, él quería dar un cambio radical a su carrera.

La estructura del especial sería algo compleja, establecieron como punto de partida su canción Guitar man (combinada con la obra El pájaro azul, de Maurice Maeterlink), un chico de pueblo de familia pobre que sale a recorrer el mundo en busca de fama y fortuna. Habría un número de apertura (Trouble/Guitar man), uno de cierre por definir (y que sería el magnífico If I can dream), entre medias, varios escenarios evocadores de las distintas etapas del viaje, así como un el gran plato fuerte, Elvis rodeado de público improvisando sus grandes éxitos, entre otros That's all right, Heartbreak Hotel, Blue suede shoes. Al final, en este especial navideño sólo quedaba un villancico, Blue Chritsmas (el que inaugura todos los años las navidades en este blog y desde hace dos años, con la colaboración digital de Martina McBride). Sólo faltaba el cierre, y debería ser la guinda perfecta, para ello Steve se puso en contacto con el compositor Earl Brown, éste recurrió al famoso discurso de Martin Luther King (I have a dream) y compuso If I can dream.

Se emitió el 3 de diciembre a las 9 de la noche con el sencillo título de Elvis, pero pasaría a la historia con el nombre de Comeback Special, el resultado no podía ser mejor, para todos, la NBC acaparó el 42% de la audiencia y unos nada despreciables 54 millones de televidentes y Elvis volvió donde le correspondía, a lo más alto, convirtiéndose en un éxito tanto el programa como su canción de cierre. A los 33 años Elvis empezaba de nuevo.





Habíamos dejado a Elvis en lo más alto tras el exitazo del espacial navideño, llegaron nuevos discos, a cada cual mejor, empezando por el magnífico From Elvis in Memphis en 1969 (apoteósicas Wearin' that loved on look, Only the strong survive, Long Black Limousine... y una que a lo mejor os suena de algo, In the guetto) lo que pone de manifiesto que había vuelto por la puerta grande, y es en ese año cuando se produce un maridaje que a día de hoy se mantiene en el imaginario colectivo, Elvis y Las Vegas.

El Coronel, tan interesado en el vil metal, había cerrado un trato con el vicepresidente del Hotel Internacional para que nuestro amigo actuase allí ante dos mil personas por pase, cerrando un contrato que establecía cuatro semanas de conciertos por medio millón de dólares.Cuando llegó la fecha del 31 de julio de 1969 las entradas de las 2 primeras semanas estaban todas vendidas, el éxito obtenido fue, como decirlo de modo justo, atronador, rindiéndose a sus pies el propio Rat Pack. El éxito fue multiplicándose y dejando cortos los aforos de Las Vegas, pues en 1970 Elvis consiguió reunir a 40000 personas en el Astrodom de Houston el 27 de febrero, sólo cuatro días después de cerrar las temporada en Las Vegas.

El Coronel, visionario como siempre tratándose de dinero se planteó la siguiente cuestión, ¿cuánta gente que querría ir a ver a Elvis a un concierto no podría hacerlo por diferentes motivos?, pues ya que Mahoma no va a la montaña llevaremos a todas las ciudades de EEUU un concierto de Elvis, y no sólo se podrá disfrutar de su música, también podremos ver todos los preparativos y ensayos previos al concierto. La MGM aceptó la oferta del Coronel del concierto virtual. Denis Sanders dirigió el documental, recogiendo los conciertos que Elvis ofreció en el Internacional durante la temporada de agosto/septiembre de 1970. Se veía a Elvis bromeando con su banda (y la complicidad que con ésta tenía) o los flirteos de Elvis con las Sweet Inspiratinons. La película se estrenó en los cines en noviembre de 1970 con el título de That's the way it is y tras el éxito conseguido (puesto 20 de reacudación entre las películas estrenadas en 1970 tratándose de un documental y compitiendo con títulos como Aeropuerto, Patton, Río lobo, Cormwell, La balada de Cable Hogue, Tora! Tora! Tora!, MASH, Love Story, La hija de Ryan, Un hombre llamado caballo ...) ya nadie dudaba que Elvis saldría de gira...



Y llegamos al final del recorrido con el tercer hito en 5 años, el primer concierto vía satélite, se calcula que entre los países que emitieron el espectáculo en directo más los que lo hicieron en diferido se alcanzó una audiencia cercana a los mil millones de personas (más o menos lo que consiguen en una sola actuación estrellas como Miguel Bosé o Joaquín Sabina, pero estos lejos de las cifras alcanzadas por gente como Ana Belén y Victor Manuel o Alejandro Sanz).

En cierto modo era el colofón lógico a la máxima de "más grande", si ya con el documental habían querido llevar los conciertos de Elvis al mayor número posible de espectadores gente con éste de Hawaii cerrarían el círculo. hay quien dice que fue una idea del Coronel ante la insistencia de Elvis de salir de gira internacional aunque otras fuentes señalan a Elvis como promotor de la idea, el caso es que ambos habían colaborado ya en 1972 en la organización de un concierto a beneficio de la Kuiolakalaani Lee Cancer Foundation, en Honolulu, la originalidad del concierto consistía en que sería retransmitido vía satélite a todo el mundo. La responsabilidad era enorme y se notó en el nerviosismo de Elvis, casi como en sus primeros tiempos, al fin y al cabo nada podía fallar pues la señal llegaría a más de 40 países. Para este concierto contó con su banda habitual: James Burton, John Wilkinson y Charlie Hodge a las guitarras, Jerry Scheff al bajo, Glenn D. Hardin al piano, Ronnie Tutt a la batería, las Sweeet Inspirations y JD & The Stamps a los coros así como la orquesta de Joe Guercio. Y un último detalle, Elvis quería impactar a todo el mundo y ser América en el escenario, para ello pidió a su diseñador Bill Bellew un traje especial y escogió el símbolo de América, el águila, dibujándola en su capa con pedrería azul, roja y blanca con muchas estrellas doradas, algo que de haberlo hecho en España algún cantante español le habría supuesto la muerte si se coloca una chaqueta rojigualda. Esa banda citada anteriormente sonó como nunca, probablemente los únicos músicos vivos actualmente que podrían haber estado a la altura serían los Trogloditas (Jordi Vila, Ricard Puigdomenech y Josep Simón... grandes, muy grandes)

A día de hoy, ni hay (ni habrá) una obertura más espectacular de concierto, y es que es insuperable empezar con Así hablaba Zaratustra y seguir con See See Rider (ah, y por si era poco seguimos con Burning Love), como decía Orson Welles, una película debe comenzar con un terremoto y luego ir in crescendo, pues en concierto esto es lo más parecido.... proclamo. El cierre fue simplemente mítico, tras cantar Can't help falling in love, con un público entregado y enfervorecido, Elvis cayó arrodillado de espaldas en el escenario desplegando la capa diseñada por Bill Bellew. Las crónicas aparecidas al día siguiente dejaron bien a las claras lo que se vivió en esa noche mágica allí, un indiscutible y apoteósico triunfo



Simplemente escuchad y disfrutad.

El rey ha muerto, larga vida al rey.

martes, 13 de agosto de 2013

SÍ SEÑORES, SÍ

Tras numerosas generaciones viviendo en las tripas del enemigo, con miedo a ser descubiertos y eliminados por las fuerzas opresoras de nuestra querida, añorada y lejana nación, al fin, podemos respirar tranquilos.

Cuando eres pequeño y ves que tus padres te hablan raro en los sótanos de las casas para no perder nuestro idioma, siempre con el cuidado de no dejar documento escrito que nos delate, cuando el día a día te muestra el odio de estos imperialistas hacia mi pueblo, cuando ves cómo manipulan la historia a favor suyo, cuando ves que mi amigo Servet escribió el Quijote en catalán pero el Imperio lo oculta, cuando un ciudadano de Gerona pisa la luna por primera vez, cuando uno de Sabadell inventó la bomba atómica, cuando todos sabemos que si bien Adán y Eva hablaban vascuence Dios hablaba catalán.... después de tantos siglos de injusticia por fin podemos ir con la cabeza bien alta y decir, sí somos catalufos.

En breve se demostrará porqué Complvtvm debería ser ipsofácticamente nombrada capital del imperio catalán (nos conformaríamos con lo de países, pero después de saberse que el quijote se escribió en catalán me parecen cortas reivindicaciones).

Pues eso, que en mi casa, en las de mis vecinos, en las de mis amigos, en el instituto, en el mercado, en las callles, en los parques, todos, TODOS, hablábamos catalán y nos habían hecho creer que era castellano.

Ya sólo nos queda reivindicar la figura de unos cuantos catalanes ilustres cuyos orígenes han sido prostituidos, ese panteón megacatalufo lo compondrían, entre otros: Gengis Khan, El lute, Snoopy, Obama, los hermanos Marx, Adam Smith, Carl Marx, Pol Pot, Mafalda, y tantos otros... no descansaré hasta que se recuperen intactas las grabaciones de Elvis en catalán, con diferencia sus mejores interpretaciones pues eran desgarradoramente emotivas, al fin y al cabo intentaron robarle sus orígenes, su vida y su idioma.

Lo digo bien alto, soy catalufo (lo peor ha sido que para darme el certificado he tenido que reducirme el cerebro... pero compensa).

Complvtvm es catalufa, España es catalufa, Europa es catalufa, el mundo es catalufo, TODO ES CATALUFO.


sábado, 10 de agosto de 2013

DATOS IRREFUTABLES

Hoy es sábado 10 de agosto, seguimos con el puto caloruzo encima y todavía queda casi mes y medio de verano.

No tengo intención de mosquearme con los hijos de la Gran Bretaña pues es evidente que es un anacronismo como un piano lo de Gibraltar, y la solución es sencilla, una crisis de la silla vacía en la UE y tardan dos meses en devolverlo.

Tampoco voy a entrar en esa ocurrencia de rebajar los salarios un 10%... yo creo que sería mejor que pagásemos por trabajar.

Y como ya he escrito demasiado (a pesar de las vacaciones y estar semi alejado del ordenador la epicondilitis sigue peor que nunca) lo dejo, pero con una cancioncita que me alegra y hace que me olvide momentáneamente de los dolores y los calores, ah, y como detalle para con mi prima Revolucionaria (es que es mexicana y su padre adora a Pancho Villa , por eso la puso ese nombre tan extraño)... ¡va por ti Revolucionaria!




viernes, 2 de agosto de 2013

DESPUÉS DE LA TEMPESTAD...

me cago en la puta calavera de todos los curas calvos de Cuba, más o menos o algo así.

He estado alejado de estos mundos mundiales por motivos laborales y de salud, el puto trabajo (no recuerdo haber trabajado tanto en mi vida como en este último mes) y la puta epicondilitis, que no me la quito ni con drogaina variada, el caso es que me apetece hacer un poco de ruido, del bueno.

Pongamos a varios makokis en una habitación, les damos un bocata tripis mientras suena a todo volumen Ramones y Transvision Vamp y les damos unas guitarras, un bajo y una batería... de entrada nos sale una base rítmica enloquecida, luego le añadimos a la Patri susurrando (por cierto, no recordaba yo que estuviese tan rica) y tenemos esto, ah, casi lo olvido, mi prima es de la cosecha del 90, como el temita en cuestión (sorry, tenéis que aguantar a la Pécker unos segundos).

Hoy ni pregunta, ni debate ni hostias, sólo cachondeo y fiesta.


hsajhfhsdf