.

.

jueves, 18 de septiembre de 2008

OTRA GILIPOLLEZ DE LOS ROJOS

Tengo que empezar reconociendo que los temas religiosos/eclesiásticos/cristianos se me escapan, como me tengo por persona inteligente soy agnóstico (hala, aquí es cuando se me tiran al cuello). La religión tuvo su sentido cuando no se podían explicar las cosas de forma racional y se recurría a la fantasía y a la existencia de multitud de dioses que les solucionaban la papeleta y no tenían que comerse la cabeza.

También he de confesar que estas ideas en absoluto condicionarán la educación de mi hija (además, su madre y sus abuelos maternos y paternos son creyentes e incluso algunos de ellos practicantes), cuando crezca escuchará ambas posturas y decidirá (salvo que sea un genio no digno de vivir en esta época y con 10 años o menos descubra la postura intransigente de la iglesia con la comunidad maricona, perdón gay). Debo decir que si bien mi posición ante la iglesia era de rechazo, ésta pasó a la indiferencia y posteriormente a un interés creciente e incluso a una cierta defensa aunque no comparta muchas cosas, y me están obligando a ello la tontería del anticatolicismo de la izquierda miserable con la gilipollez supina del laicismo (y los putos moros con la persecución al infiel).

Seamos sinceros, España es lo que es gracias al catolicismo y Europa también, la sociedad actual, la democracia, los derechos del hombre y tantas y tantas cosas se las debemos a la iglesia (que como casi todos tienen etapas oscuras...también hoy se les cae la baba a marujas y marujos viendo en las revistas a las familias reales europeas y todos sabemos como fueron estas monarquías en el pasado).

Hoy en día con una sociedad enferma, una juventud ignorante y unos dirigentes sin valores ni principios (salvo la querencia al sillón, al sueldo de papá estado y al chófer) nos quedan los principios y valores del cristianismo, la iglesia que los transmite y defiende (nunca mejor dicho) y el papa (a JP II no podía ni verle pero Ratzinger es un crack, sobre todo porque cara a cara desarma a cualquier ignorante tipo...pepiño, que en su momento quiso un cara a cara con él para explicarle el por qué de la laicidad de españa)

En definitiva, que mi hija está bautizada, hará la comunión y si quiere la confiramción o lo que sea, pero decidirá ella, no su padre y por supuestísimo menos aún el estado (educación para la ciudadanía se la pueden meter directamente por el culo todos/as los/as sociatos/as)

Perdón, me lié, esto venía a cuento de los bautismos civiles. Y aquí es dónde voy a dar un poco palos de ciego. Se supone que el bautismo (y nos vamos a san juan bautista y jesús en el rio) se supone que es un rito de aceptación y de cómo la iglesia te acepta en su seno...MÁS O MENOS, entonces el término bautismo evidentemente no tiene ningún sentido en una ceremonia civil, o es cristiano o no és, y encima te leen los derechos del niño en la ceremonia (y probablemente se termine cantando la internacional)

cosas veredes, y estando el inútil de presi, cosas fliparedes

saludos cordiales

2 comentarios:

  1. Creo que por fin coincidimos en una cosa, yo también soy agnóstico.

    Lo cierto es que me pasa (y me ha pasado) algo muy parecido a lo que te ha pasado a ti.

    Caundo era pequeño y todavía no pensaba por mí mismo, creía (o eso pensaba) en la iglesia, jesús, etc,etc,..

    Mi madre me bautizó y luego tuve que hacer la comunión (faltaría más). Para colmo, mi madre me llevo a un colegio de curas.

    No se como habría sido mi vida sin haber pisado un colegio de curas, pero puedo decir que salí de allí escopetado, totalmente agnóstico y con un profundo rechazo a la iglesia (esta gente de la iglesia no sabe venderse).

    Con el tiempo, ese pequeño 'resquemor' hacia la iglesia se convirtió en indiferencia, hasta el día de hoy.

    Gracias al actual gobierno me ha pasado algo muy parecido a ti, me molesta esa persecución que está haciendo con la iglesia. Como siempre he dicho, estoy cansado de pp, psoe, pp, psoe,... y no soy partidista, pero nuestro amigo Zp (más tuyo Isra que mío) hace tan mal las cosas que llega a ofender al más tranquilo (como es mi caso).

    En esta vida hay muchas cosas que puede que no te gusten por las razones que sea, pero eso no significa que no las respetes.Por desgracia o por fortuna hay mucha más gente (además de uno mismo) que también existe y puede que le gusten otras cosas, tengan otros pensamientos,etc..

    ZP eso no lo entiende o no lo quiere entender...

    ResponderEliminar
  2. no me cansaré de decirlo, tenemos un presidente que intelectualmente es nulo, es un negado, es un miserable, es un ignorante, es un sectario, es un rencoroso y es mala mala pero que muy mala persona

    ResponderEliminar