.

.

miércoles, 18 de marzo de 2009

POR ESPAÑA


Amo mi país, y lamentablemente esto, en una España políticamente correcta y que se ha olvidado de su historia, sonará y se tildará de fascista o facha, me da igual, a estas alturas las etiquetas me resbalan.

Es evidente que la configuración actual del "estado" es un circulo vicioso que no lleva a ninguna parte salvo a la ruina a medio/largo plazo; el "estado de las autonomías" se ha manifestado como un error garrafal que sólo ha servido para intentar desmembrar el país y para crear unas castas políticas que sólo buscan perpetuarse en el poder enfrentando a esas comunidades con el resto de España y creando ficticias diferencias, por no hablar del descomunal gasto que tenemos que soportar duplicando administraciones sobredimensionadas e ineficaces, que no dejan de ser mecanismos "engrasados" para perpetuarse en el poder.

Y la culpa de todo esto quien la tiene?, vale que los ciudadanos, apáticos unos e ignorantes otros, por acción u omisión hemos dejado que cuatro inútiles incapacitados para una vida laboral corriente se dediquen a la política para satisfacer sus ansias de poder y notoriedad, un mal extendido no sólo a los "cortijos autonomicos" sino que, y cada vez peor y a más, a los dos partidos "nacionales" (con todos los matices que se quiera a eso de "nacionales").

Que el partido socialista es de lo peor que le ha podido pasar a España es "vox populi" (salvo para esos lobbies que viven del maná del estado), y que, desgraciadamente, el actual PP no sabe ni quien es ni donde está, dibujan un panorama demasiado oscuro como para estarse con las manos quietas.

Yo he sido afliliado del PP (la verdad, no sé si lo sigo siendo) y soy votante del pp (hasta ahora), y como quiero seguir siéndolo con la conciencia tranquila (además, no hay ningún otro partido que defienda alguno de mis principios) he decidido colaborar con un movimiento que ha surgido desde dentro del propio partido Democracia y Libertad en el PP.

Hay que pasar a la acción ya, sanear el partido y proponer un cambio constitucional para frenar de raíz la deriva rupturista de España.

Si conseguimos tener un discurso nacional sin avergonzarse y con la idea de que así no podemos seguir ni un minuto más tendremos mucho ganado, si paralelamente el psoe hace una purga profunda y necesaria, ambos partidos legitimados por el 90% de los votos podriamos acometer las medidas necesarias sin temblarnos el pulso y con la conciencia tranquila del trabajo bien hecho.

Y toda esta charla para qué si podría haberla resumido en que voy a intentar desde dentro cambiar las cosas... una locura?, bueno, si la locura se "contagia"...

Ya veremos


6 comentarios:

  1. Valor y al toro.

    Hace falta "importar" sistemas políticos a la "american (anglosaxon) way of life".

    Unos dirán que esto será perder parte de nuestra esencia pero...¿Y si esto es para bien? Orgulloso estaría de perder mi "esencia" con tal de que esta política sea como debe ser.

    Y, ¿por qué no puede ser esto así? ¿Cuándo los políticos trabajarán de verdad para nosotros y no para ellos mismos?

    Si el PP es el primero en hacerlo caminará un paso por delante, aunque sea a contracorriente.

    Porque España y nosotros nos lo merecemos.

    ResponderEliminar
  2. Y si empezamos, como tú bien dices, por que un diputado sea "responsable" ante sus electores (de su provincia) ante los que tenga que rendir cuentas, no servir a su partido (congresistas y senadores americanos o diputados ingleses, hay que joderse que obsesión tiene toda esta gentuza por la higiene democrática y por el individuo)...

    seria un buen comienzo y después (como diría aquel) hacia el infinito y más allá

    ResponderEliminar
  3. Coincido totalmente con su análisis de la situación de España y con su posible corrección. No me queda más que desear que esa "locura" se convierta en epidemia.

    ResponderEliminar
  4. Gracias bwana... seguiremos informando

    ResponderEliminar
  5. Espero que esta gran nación después de siglos de historia brillante a sus espaldas,no lo tire todo por la borda y ciertamente estoy de acuerdo contigo en que en gran medida depende de nosotros.No deberíamos tirar la toalla,aunque a veces resulta tan dificil no hacerlo...
    pero nos va en ello el futuro de las próximas generaciones.
    Yo no tengo hijos, pero estaría muy preocupado de tenerlos, en el tipo de sistema que les va a dirigir e influenciar en sus vidas.
    A veces veo chavales por la calle y por su actitud,veo que todos estos temas se la traen floja.Afortunadamente, espero que no sean la mayoría.
    Finalmente, estoy deseando que aparezca un político con las ideas claras, con visión de futuro y que sea capaz de sacarme de esta apatía que me produce el actual estado de las cosas.
    Ese, tendrá mi apoyo y mi voto.

    ResponderEliminar
  6. Ese es el problema que veo yo también, la apatía, aunque es cierto que hay mucha gente brillante y contraria y crítica con lo que tenemos (a lo múltiples blog me remito) es insuficiente, el problema se ha enquistado y este "statu quo" tiene que cambiar ya.

    De todos modos ahí estamos nosotros con nuestros blogs para quien quiera oirnos

    ResponderEliminar