.

.

viernes, 24 de abril de 2009

ELECCIONES GENERALES

Hace unos días, en primicia mundial, conseguí los carteles sociatas para las próximas elecciones generales. Los privilegiados que tuvisteis el placer de disfrutarlos pudisteis comprobar que jugaban con el "buen rollito", no obstante, en caso de que los resultados obtenidos no sean los esperados, hay preparado un plan B, EpC será sustituida por unos métodos más "persuasivos" que garanticen el voto a la izquierda de forma permanente.

Sólo hay un problema, con este modelo educatio la ratio número de alumnos/votos emitidos es de 1 a 1500... y ese 1 es fruto de la mala aplicación metodológica .

Esta mal que yo lo digo pero he conseguido OTRA EXCLUSIVA, el documento interno que ya circula por las casas del pueblo sociatas (he sableado un articulo muy interesante de ESCALOFRIO que me ha recordado mucho el museo de la inquisición de Santillana del Mar, imprescindible verlo).

Estos son algunos de los métodos "disuasorios" para conseguir el voto:

Zapatos castigadores: Los zapatos metálicos poseen en la planta unos pinchos que en caso de apoyar al planta de pie se clavan por la parte baja del pie, para no perforarte debías mantenerte de puntillas el máximo tiempo posible, para más sufrimiento este método de tortura se combinaba con un sistema que inmovilizaba las manos y muñecas cerca de la cabeza y te obligaban a permanecer erguido.

El tenedor de los herejes: Dotado de dos puntas en cada uno de sus extremos, este cruel tenedor estaba ideado para que los herejes confesaran mintiéndoles mover la boca únicamente para hablar susurrando. Por medio de un cinturón se fijaba el tenedor al cuello del torturado que debía mantener el tiempo máximo la cabeza hacia atrás para no clavarse en el esternón y la barbilla los afilados pinchos.

Taburete Sumergible: Utilizado principalmente en mujeres acusadas de brujería. La silla era sumergida bajo el agua quedando la persona torturada inmovilizada bajo el agua sin poder respirar, el inquisidor decidía cuanto tiempo debía permanecer el torturado o torturada sumergido, el proceso solía repetirse hasta que el torturado moría ahogado o confesaba, caso en el cual se ejecutaba al acusado ahorcándolo o en la hoguera más tarde.

Las botas: Las piernas de la victima se colocaban entre dos planchas de madera que se unían por medio de cuerdas. entre las piernas se situaban unas cuñas que la persona que realizaba la tortura golpeaba repetidamente con un martillo, se podían introducir hasta una docena de estas cuñas, cada vez que se realizaba un golpe preciso los huesos de las piernas se fragmentaban. Cuando se retiraban las tablas lo que antiguamente eran las piernas se convertía en un amasijo de huesos rotos que tan sólo la piel impedían que cayeran al suelo.

La tortura de agua: Se ataba a la víctima con un alambre de espino y se le tapaba la boca con trapos para que no pudiese vomitar, por medio de unos tubos se le introducía por los conductos nasales agua hasta que su estómago estuviese a punto de explotar, al hincharse el abdomen los alambres de espino se clavaban en el cuerpo, el forcejeo causado por el agudo dolor de sentir como tu estómago esta apunto de explotar causaba que el alambre de espinos se te clavara en muñecas y tobillos.

Descuartizado por caballos: Una versión del potro un tanto macabra, se ataba una cuerda a cada extremidad del prisionero y a su vez el otro extremo de la cuerda a un caballo, de este modo un caballo estiraría un brazo o una pierna, en un momento determinado se fustigaba a los cuatro caballos que tiraban con fuerza de la cuerda arrancando literalmente la extremidad del torturado.

La pera: Dependiendo del género del torturado la pera era introducida por el ano o la vagina, una vez dentro de tu cuerpo se giraba una manivela que abría el artilugio en tu interior causando un dolor insoportable, además de la expansión el objeto tenía en su punta unos pinchos se clavaban en tu interior.

El machacador de cabezas: Un utensilio en el cual introducían tu cabeza y mediante un rodamiento te apretaban la cabeza por arriba , mientras que por abajo estaba el tope con tu barbilla. 

Los dientes estallaban o se iban clavando en los huesos de la mandíbulas, los ojos se salían de sus cuencas debido a la presión cuando el cráneo se rompía y finalmente podía incluso salirse el cerebro por los oídos.

La cuna: Esta se podría considerar una forma evolucionada de la cuna de Judas. Se obligaba a la víctima a sentarse sobre una cuña de metal extremadamente afilada, el peso del cuerpo unido al de las cadenas y bolas pesadas que se le unían a los tobillos causaban que se fuera clavando el metal en el cuerpo hasta que causaba la muerte, normalmente por desangramiento aunque en algunos casos si el cuerpo se torcia podía incluso amputar una extremidad.

Silla de interrogatorios: Cientos de afilados pinchos componían el respaldo y asiento de esta silla de torturas. Pinchos que por medio de una especie de cinturones que podían presionar al torturado a la silla se clavaban en toda la parte de atrás del cuerpo. Para que el sufrimiento fuese mayor se colocaba bajo la silla de hierro ascuas ardiendo que calentaban la silla y quemaban a la víctima.


La sierra: A la victima se la colgaba boca abajo de los tobillos, con lo que toda o casi toda la sangre bajaba hacia la cabeza, oxigenando el cerebro y manteniéndola consciente un tiempo mayor que en otros casos. 

Se procedía a cortar con una sierra, normalmente no muy afilada, el cuerpo en dos desde la parte genital, habitualmente se alcanzaba el ombligo antes de que la persona perdiera el conocimiento, muy pocas veces se llegaba hasta el estómago. Durante el proceso tu propia sangre corría hasta gotear por tu cabeza.


Y aquí acaba el recorrido, ya sabéis amiguitos, a votar PSOE que si no, esto no es nada con la que os espera, todas las noches irán a vuestra camita teresita y pajincita a susurrar al oído los éxitos de ZP durante toooooooda la nooooooooooche y si no... carmencita os pondrá firmes.

2 comentarios:

  1. Las torturas con espantosas y terriblemente dolorosas; pero la última que Vd. cita (la lereilerei con la innombrable) es la peor porque va directamente al cerebro.
    Por cierto, ¿sabe Vd. que una revista ha colocado a la Karma entre las mujeres más deseadas del mundo? Parece que votaron 700 mil pendejos.

    ResponderEliminar
  2. Esa señora debería estar en una lista con Babieca y la mula Francis.

    Tal es así el estupor creado que hasta el GEES ha tratado el tema

    http://www.gees.org/articulo/6406/

    Ya si que estamos pa salir de gira...

    ResponderEliminar