.

.

jueves, 12 de noviembre de 2009

LO HA VUELTO A HACER...


Pues sí, es verdad que la noticia tiene ya algunos días pero hasta que no he tenido confirmación oficial por parte del libro Guinnes no me he querido arriesgar y ofrecer una información que podría ser tildada de imprecisa, incompleta o, directamente, falsa (y no, no quiero que se piense que trabajo en El País).

Pongámonos un poco en antecedentes, el más largo de la historia duró 1 hora y 7 minutos y, como no podía ser de otra forma, se obró en el mundo de la lírica, ostentando ese honor (por beneficiario del mismo) Luciano Pavarotivich, dándose tan magno acontecimiento en la Ópera de Berlin en 1988, para ser más exactos, el 24 de febrero. El telón se alzó 165 veces tras su interpretación de Nemorino en la ópera L'elisir d'amore (Gaetano Donizetti).

Su amigo Plácido Domingovich no se puede quejar, habiendo consiguido uno de 1 hora en la Ópera de Viena, el 5 de julio de 1983 tras interpretar La Bohème (Giacomo Puccini). En este caso el telón se alzó en 83 ocasiones.

(acabo de darme cuenta, el que subía el telón en Berlín hizo "más brazo" que el de Viena, ya que cada 24,3 segundos frente a los 43,3 del vienés, levantó el telón)

Sin embargo, todo esto ha quedado desfasado, ÉL ha destrozado estas marcas y ha pulverizado los registros anteriores.

En la conmemoración del vigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín, ÉL, arropado por todos los dirigentes europeos (que no pueden disimular su idolatría por nuestro presidente) dijo que los alemanes hicieron lo mismo que nosotros, derribar el muro, en nuestro caso "derribamos el muro franquista" (justo después de morir de viejo en la cama y tras cerrar Paco y los suyos la transición a una monarquía constitucional parlamentaria).

Su aplauso fue registrado por todas las televisiones terrestres y galácticas, grabándose aplausos durante al menos 24 horas tras ser pronunciadas sus palabras, no obstante, fuentes cercanas al ser supremo (a las que dedicó unas palabras mientras levitaba) comentan que, si bien esta muestra de cariño de nuestros brillantes dirigentes europeos las agradeció no le emocionaron, al fin y al cabo no dejan de ser simples mortales.

Lo que dicen realmente emocionó a nuestro (nunca suficientemente bien amado) líder fue saber que su alma gemela, el ser etéreo, ubicuo y venerado en las galaxias más cercanas, el gran Obama, refiriéndose a sus palabras, dijo:

"... desde mi adolescencia, en la soledad de mi cuarto, nunca me habían salido tantos callos en las manos como por aplaudir a zp..."

Después de estas palabras, con la modestia que le caracteriza, ZP dijo:

"... no sois dignos de mí, todos aquellos que me hayáis mirado,
arrancaos los ojos
..."

Vamos, un presidente de andar por casa, cercano y humilde.

6 comentarios:

  1. Eres genial, ISRA. Es buenísimo el comentario a las sinsorgadas del Caligula hispano que nos gobierna, y eso que no lleva un caballo con título de senador, pero tampoco lo necesita.

    El muro de Franco. Y lo jodido (jodido para él que cree en hadas) es que crea que "ellos" derribaron a Franco.
    Durante 40 años nunca se supo de la existencia de un sólo socialista en España. Ni clandestino ni exiliado. Los exiliados por la guerra (Prieto y cía) se aseguraron de llevarse un espléndido botín a Mexico y de eso vivieron como rajás hindués en "su antifranquismo".

    ResponderEliminar
  2. Esos son los famosos 100 años de honradez... y 40 de vacaciones.

    Y lo de los dineros públicos gestionados por la república es de cine, lo que no regalaron a Stalin a cambio de armas obsoletas se lo llevaron en barco a México para vivir como rajás, como bien dices.

    Y lo más sangrante, esquilmado a una población arruinada por una guerra civil, ni escrúpulos ni vergüenza, eso sí sería una buena memoria histórica.

    ResponderEliminar
  3. ¿Que derribaron el muro franquista?
    No lo sabía; pensaba que había caído, él solito, por desgaste del material.
    A ver si es que hubo una revolución y como yo estaba de viaje por Madagascar, no me había enterado.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo pensé Bwana que lo de la memoria histórica era para tapar las grandes lagunas en historia que tiene esta gente, pero veo que no.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy empezando a creer (en serio) que tiene un problema con la bebida.
    O eso, o el que le redacta los discursos es un cachondo mental que cada vez le pone el listón de la ridiculez más alto, para echarse unas risas (él, claro está, no se entera)

    ResponderEliminar
  6. Mahārānī, su teoría me ha dejado bastante preocupado por lo verosímil que parece... yuyu

    ResponderEliminar