.

.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

PARA SABER MÁS

En el anterior post sólo he reflejado la experiencia de 3 conocidos Tercios, pero la lista es muy extensa, si queréis echarle un vistazo a algunas biografías recomiendo las de:

Fernando Álvarez de Toledo (Duque de Alba) (1507-1582)
Julián Romero (1518-1577)
Ambrosio de Espínola (1569-1630)
Lope de Figueroa (1520-1585
Francisco Verdugo (1536-1597)
Juan de Águila (1545-1602)
Alejandro Farnesio (1546-1592)
Carlos de Coloma y Saa (1556-1637)
Cristóbal Lechuga (1556-1622)
Antonio de Ceballos (1568-1603)
Juan Caro (1620-1683)
Alonso de Contreras (1582-1650)
Cardenal Infante D. Fernando (1609-1641)


Y una propinilla:

(listado de los tercios españoles)

Y para terminar, una copla que se hizo popular en la época de los tercios debido a la dureza de la incabable guerra en Flandes:

España mi natura
Italia mi ventura
Flandes mi sepultura

Y no me canso de recomendarla, si queréis saber más, pero que mucho más, sobre los Tercios, pinchad en el águila bicéfala:


7 comentarios:

  1. ISRA

    Voy a leerme las biografías esas tan impresionantes de jefes de Tercios que nos traes.

    Yo aprecio, particularmente, una biografia en un buen tocho de libro, del Gran Duque de Alba o Qunto Duque, que escribió un americano cuyo nombre es HENRI KAMEN, y se titula "El Gran Duque de Alba".

    Es impresionante la vida militar de este señor. Era el que apagaba todas las sublevaciones en Italia y Flandes en tiempos de Carlos V, y en Portugal y Africa en tiempos de felipe II.

    Siempre que había problemas lo llamaban. Y sin embargo murió siendo olvidado y marginado por los DOS.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente tenemos numerosos casos como ese en nuestra historia. Y lo más sangrante es que las mejores biografias son de autores extranjeros, aquí parece que nos avergonzamos de ellos y desde fuera ven la grandeza de lo que fuimos y lo que hicimos ,con nombres como los de El Gran Capitán, Juan de Austria....

    El post de los tercios me lo inspiraron unos libros magníficamente ilustrados y maquetados de EDAF que compré hace un par de años (para introducirse un poco en el tema por la puerta grande no están nada mal):

    Una pica en Flandes, la epopeya del camino español, Fernando Martínez Laínez

    Tercios de España, la infantería legendaria, Fernando Martínez Laínez y José María Sánchez de Toca

    Seguro que en la librería de los proetarras del centro de San Sebastián no los encuentras... o sí, la pela es la pela

    ResponderEliminar
  3. No he leído a MARTÍNEZ LAÍNEZ pero lo tendré en cuenta cuando vaya a una buena librería.
    esa que tú citas del centro de San Sebastián ( en la Parte Vieja), ya te dije que es de los propios etarras que invirtieron sus dineros de secuestros, entre otros miles de negocios, en esa Librería.

    ResponderEliminar
  4. Mis queridos amigos:

    Agradezco vuestros comentarios pero a pesar de mi deseo de contestaros individualmente, todavía no tengo la suficiente capacidad visual para escribir.

    De hecho mis últimos post y este comentario común para todos vosotros se los he dictado a mi sobrina Mari Carmen que es la encargada de subirlos a la Red, aunque no siempre puede estar ejerciendo como mi secretaria.

    Al parecer y cuando creía que podía valerme con un solo ojo,he sufrido una recaída en el periscopio recién operado de estribor, según dicen debido a la refracción ultrvta del monitor, y eso que es de pantalla negra.O sea, no estéis demasiadas horas frente a la pantalla,

    Puesto que pronto me intervendrán en el periscopio de babor y seguramente tendrán que retocarme el recién operado, creo que hasta mediados de Enero no estaré en condiciones de reintegrarme plenamente en Blogger.

    Os quiere
    José Luís de Valero.

    ResponderEliminar
  5. Este fin de semana me meto con el "águila bicéfala" ésa, a fondo. He de ponerme al día.

    ResponderEliminar
  6. De Valero, muchas gracias por acordarte de nosotros.

    Cuidate, recupérate y vuelve pronto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Bwana, hace muy bien, pero encuentre un huequecito para el debate de los sábados.

    ResponderEliminar