.

.

lunes, 4 de enero de 2010

CREO QUE ES FÁCIL

Bueno, esta semana se terminan las fiestas y las vacaciones de navidad, así que nos despedimos con un enigma absurdo... yo sé la solución y cada vez lo entiendo menos, así que espero que alguna de las respuestas me deje el culo en su sitio porque el enigma de hoy me lo ha dejado torcido (bonito pero torcido).

Gracias de antemano a todos los/as que habéis participado, y es que... no sólo de pan vive el hombre.


la solución mañana a la misma hora y en el mismo lugar, bueno, pensándolo mejor, ya que ésta será de las últimas oportunidades que tengamos de estrujarnos el cerebro voy a dejar uno un poco más complicado (a ver si pillo a la mahārānī, jajajajaja)

Para los/as que acepten el reto:

La reina quiere hacer desaparecer a la favorita del rey, aprovechando que ésta está enferma y que debe tomar una pastilla cada mañana le envía a una envenenadora doce cajas de su rival con 12 pastillas cada una para que las cambie por veneno. Pero la bruja muere antes de acabar con su funesto encargo, sólo ha tenido tiempo de cambiar las pastillas de una caja por píldoras de arsénico. La reina sabe que las píldoras de arsénico pesan 1 gramo menos que las demás, que pesan 10 gramos.

¿cómo puede saber la reina con su balanza romana (de un solo plato) dar con la caja de pastillas envenenadas?

8 comentarios:

  1. Te voy a colgar del palo mayor del bergantín de Charne, para que no vuelvas a pensar en acertijos.

    Hay uno que sé yo, por lo racional y racionalizador que es, que te acertarías todos : Cartas Marruecas.

    A mí no me da la gana de empezar a pensar alternativas de puertas y vigilantes. Y lo siento, ISRA, pero estoy a punto de meterme en un saco y tirarme por un acantilado.
    La gripe no me deja ni estar en la cama, ni dormir, ni estar despierto, ni leer, ni escribir, ni nada de nada.

    Que los dioses te sean propicios.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que me quede en "En este banco están sentados un padre y un hijo..." y a partir de ahí pues nada, que se le va hacer; que no pillo ni una.

    Eso si, que la Reina se equivoque y se tome ella las píldoras todas, por egoísta, por no dejar que el Rey retoce un poco el pobre.

    ResponderEliminar
  3. Pues vaya Tella, si que la has pillado bien, cuando coges algo no lo sueltas.

    Camita, sopita, pastillita y algún discursito del iluminado en foro internacional y chico, mano de santo para caer frito.

    Que te mejores.

    ResponderEliminar
  4. Javier, Javier... y yo por que leo las soluciones que si no.

    Pensé que te iba a salir la vena republicana, pero no, sólo te preocupabas por los retozamientos reales, di que sí

    ResponderEliminar
  5. Don Isra, el primero es muy viejo. Se le pregunta a cualquiera de los vigilantes qué puerta diría el OTRO vigilante que es la buena. En caso de que el vigilante preguntado fuera el que siempre dice la verdad, diría la puerta M (de mala), pues el otro vigilante mentiría sobre la puerta. En caso de que el vigilante preguntado fuera el mentiroso, diría la puerta M, pues miente sobre lo que diría el otro (bueno, yo me entiendo). En cualquier caso, habría que salir por la puerta contraria a la que diga el vigilante, nos da igual si miente más que habla o es un bendito.

    El segundo es raro porque lo veo muy fácil y no sé si lo ha puesto usted con truco. Se coge una caja y se calibra en la romana con una pesa. A continuación se pesa otra caja con la pesa elegida, y si ésta pesa más, la primera caja era la venenosa. Si pesa lo mismo es cuestión de seguir hasta encontrar una caja que pese menos. Bueno, tampoco sé si me explico, pero es que a estas horas y tratándose de una balanza romana lo veo facilísimo. Me espero a mañana a ver dónde está el truco.

    ResponderEliminar
  6. Pues mahārānī, para que veas como tengo yo el intelecto, no sé ni lo que es una balanza romana... pero el truco está en que sólo se puede hacer un pesaje.

    ResponderEliminar