.

.

sábado, 17 de abril de 2010

DEBATES VESPERTINOS

Pues sí, la semana pasada no hubo debate y ya me supo mal, pero PB mandaba.

Para compensar la ausencia he tenido que pensar algún tema que os interesase lo suficente como para que la espera hubiese merecido la pena. Me he puesto a pensar y no me sacurrido nada, así que me planteo dos opciones, no decir nada, empezar a desfasar o empezar a desfasar sin decir nada. Ahora me diréis que eso no son dos sino tres opciones, pues sí, nunca se me dio demasiado bien el bricolaje.

Garzón, sí Garzón , ese va a ser el oscuro objeto de deseo hoy, pero lo vamos a hacer desde una perspectiva que no ha sido tratada en casi ningún medio de comunicación, ni tan siquiera en los prestigiosos blogs de los que soy asíduo.

Al loro, G A R Z Ó N, si contáis las letras de su nombre son 6, cuando las hordas sociatas le vitorean repiten su nombre SIEMPRE 3 VECES, y esto me lleva a plantearme una angustiosa y terorífica pregunta ¿ES UNA INVOCACIÓN DE LA BESTIA?, y lo que más me intranquiliza ¿tiene algo que temer mi prima Quintina en caso del advenimiento de la bestia?



15 comentarios:

  1. Te ha dado ahora por la numerología? Porque esa capacidad tuya para ligar hechos aparentemente inconexos e inocentes, y darles un sentido terrorífico me da miedo.
    Tu prima Quintina no creo que tenga nada que ver con el maligno, sino todo lo contrario: es una imagen que nos hace apreciar la belleza de la creación divina en todo su esplendor, el amor de Dios por sus criaturas, a las que se complace en regalarles con espectáculos como Quintina para goce del pobre y vil mortal. Yo diría que Quintina es un ser angelical, aunque se las apañe para sacar a relucir la parte más perversa de nuestra personalidad.

    ResponderEliminar
  2. He estudiado el asunto, descifrando los dibujos que Quintina lleva en la cintura, y ahora sé que pertenece a la Congregacuón de Hermanas Recoletas Scalabrinianas de las Ancianos Desamparados, de Zaragoza, y eso me impone saber que el 666 a ella jamás le afectará.

    Lo que no consigo descubrir es si no será ella, para los Ancianos Desamparados, una 666 algo peligrosa.

    ResponderEliminar
  3. Tu prima, Quintina tiene cara de inteligente.

    ResponderEliminar
  4. ¿Tu prima Quintina utiliza esas maquinitas que mediante vibraciones le ponen el final de la espalda tan "gonito"?

    Sí la respuesta es afirmativa me encargas seis, seis, y seis. No son para mi...

    ¡No cariño! No lo leas que no es por ti... ¿Porque me miras así?

    ¡Plaaaaaaas!

    Bueno...


    ...lo siento, me voy "calentito" a pasear con mi señora.

    ResponderEliminar
  5. ¡Madre mía, cada vez las pones con el culo más prieto!

    CULONA CULONA CULONA, cuenta y dime si no eres tú el que invoca todos los sábados a la bestia, jajaja.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Pues tienes razón Aspirante, sin hacer practicamente nada se me vienen a la cabeza infinidad de pensamientos pecaminosos con sólo verla la cara, perdón, el culo.

    ResponderEliminar
  7. Tella, me imagino que la madre superiora en lugar de tarjeta de visita dejará un A3 imrpeso a sangre para que entre el nombre entero de la congregación.

    En cuanto a su peligrosidad no cabe la menor duda, torres más altas han caido con mucho menos.

    ResponderEliminar
  8. Inteligente y mañosa Mamuma, los bordados que la adornan se los hace ella misma.

    ResponderEliminar
  9. Veo que vas doblemente calentito de paseo Javier, y ya lo siento.

    Me cuenta mi prima que esas máquinas son unos sacacuartos, que lo suyo y lo de mis otras familiares son gracias otorgadas por la madre naturaleza, y es que hay algunas y algunos que llegaron tarde al reparto, por supuesto no en mi caso, jejeje...

    ResponderEliminar
  10. Invocar a la bestia no sé Lola pero que les estoy buscando la ruina a mis contertulios puede ser. Pero bueno, siempre pueden decir que leen mi blog por los artículos...

    Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  11. Para cualquier problema con el maligno, estoy a la órden para practicarle un exorcismo a Quintina. ¡Faltaría más!

    ResponderEliminar
  12. Perdona Isra,pero hasta donde yo sé, me llamo Elena, que no Lola.

    ResponderEliminar
  13. Pues me va Vd. a disculpar Elena, los fines de semana me sientan fatal y pasa lo que pasa.

    Espero acepte Vd. mis disculpas, si bien no prometo que vuelva no a suceder y la llame Tella o Bwana cualquier día menos pensado.

    ResponderEliminar
  14. Ya le tenía puesto en la lista Bwana en caso de emergencia, y el primero además.

    ResponderEliminar
  15. Pobres Elena y Lola si les llamas Tella, con lo guapas y guasonas que son ellas.

    ResponderEliminar