.

.

lunes, 10 de enero de 2011

ACTO DE FE (2 DE 11)

Habíamos dejado a Elvis un lejano lunes 4 de enero de 1954 en las oficinas de la Memphis Recording Services con la única intención de probar de nuevo esa sensación de grabar un disco y hacerlo delante de Sam Philips, y saber de una vez por todas si podría dedicarse a lo que tanto le apasionaba, la música.

Durante el tiempo transcurrido desde la primera vez Marion había conseguido intrigar a su jefe sobre ese muchacho que tanto la había llamado la atención y del que nada había vuelto a saber (recordemos que perdió sus datos de contacto).

Como dijo alguna vez algún gilipollas de jefe que tuve "nunca vas a tener una segunda primera impresión" y es que la primera impresión mutua de ambos nada más conocerse no puede decirse que fuese positiva, a Sam le sorprendió tanta gomina, esa ropa tan poco convencional y ese tartamudeo; tampoco Elvis se quedó impresionado por la presencia del mítico productor, no le encajaba con su estereotipo un personaje que bien podría pasar por el tendero o el vendedor a domicilio.

Cuando llegó el momento de escoger las canciones a grabar si que Elvis consiguió impresionarle, pero no positivamente, ya que escogió la balada pop I'll never stand in your way y el tema country It would be the same without you. Sam pensó, otro Dean Martin u otro Hank Snow... y ahora no necesitaba clones.

Al finalizar la grabación Marion sí le tomo los datos, aunque el tlf de contacto era el de sus vecinos (no tenían ni para la línea), pidiéndole que si alguna vez necesitaban cantante para alguna grabación se acordasen de él. Ella lo habría hecho encantada pero no estaba tan segura que lo hiciese su jefe, no había quedado nada contento con lo que había visto, bien es verdad que reconocía que tenía algo oculto, pero tan oculto que era casi imposible verlo...


11 comentarios:

  1. Así nacen los mitos, interesante entrada elvisera como siempre.

    Este finde me he ido a ver (en versión original) el documental sobre The Doors (con narración de Jonny Depp) When You're Strange y la verdad es que ha sido una excelente elección. Si no la has visto te la recomiendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que dices del productor, eso parecía una empresa española:
    el que vale, vale y el que no pa' jefe.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, la verdad es que el jefe no estuvo muy fino pero es que en la grabación tiene una vocecita un tanto femenina ¿no?
    De todas formas el talento no se puede ocultar por mucho tiempo gracias a Dios.
    Si no hubiese sido por Marion hubiese sido por María, pero al final el talentoso Elvis alcazaría el reconocimiento mundial que alcanzó.

    Besos, Genio.

    ResponderEliminar
  4. Uno tiende a idealizar cualquier tiempo pasado Carolvs, no me extraña que haya sido una buena experiencia, hoy día no se me ocurren grupos o artistas que diesen tanto juego (excepto Nirvana, ¿no?, jajajajaja.

    Recojo el guante y cuando salga el DVD me lo descargo...

    ResponderEliminar
  5. ¡Y como no tenemos ejemplos de ello Aspirante!... aquí destacas un poco y te cortan la cabeza, es lo que tiene la mediocridad que nos rodea y de la que estamos a salvo nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí jajaja, Nirvana y Alice in Chains que son mis bandas preferidas, pero también Pearl Jam y Soundgarden...soy en día sólo las dos últimas y AiC con nuevo cantante tras la muerte de Layne Stayle dan brillo a la escena rock

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente Elena, en esa grabación se nota que tiene más miedo que vergüenza, y seguramente llevas razón, tarde o temprano alguien se habría dado cuenta de esa voz (aunque no la de ese día).

    ResponderEliminar
  8. Casualidades de la vida Carolvs... tengo la radio de internet "ponida" y está sonando ahora mismo tu amigo Kurt (smells like teen spirit).

    ResponderEliminar
  9. Muy bonita e interesante la historia de los inicios del futuro soldado Usa en Alemania. Me ha gustado.

    Aunque de RUÍDOS no entiendo nada, dejando a salvo la Jota maña, recuerdo que cuando cantaba en la tele en los años en que hacía la mili en Alemania, me gustaba.

    Lástima que luego, rico riquísimo, le diera por las drogas.
    De cualquier interprete de ruídos lo que espero es que tenga voz, y éste la tenía. No como esos actuales que necesitan un camión de amplificadores para que les oiga el de la primera fila, tipo Sabina.

    ResponderEliminar
  10. Me alegra Tella, ya que nos vamos que sea con un buen sabor de boca.

    No sé que tiene Sabina que al leer el nombre he tenido que ausentarme unos minutos del trabajo e ir al baño.

    ResponderEliminar