.

.

miércoles, 12 de enero de 2011

UN PERSONAJE MISTERIOSO (4 de 11)

Hubo una figura siempre ligada indisolublemente a Elvis, un personaje que de forma férrea, y en muchas ocasiones fría, calculadora e inhumana, llevó las riendas de su carrera y que le exprimió hasta sacar el última dólar que pudo, y ese personaje no es otro que el Coronel Parker. Pero no nos engañemos, gracias a él Elvis llegó a ser lo que es.

Elvis se había ya convertido en todo un fenómeno que traspasaba las fronteras de los estados, y a comienzos de 1955 Scotty y Blakie empezaron a darse cuenta que había un personaje que asistía a todos y cada uno de los conciertos de Elvis, observaba al cantante e inmediatamente observaba la reacción del publico a cada movimiento, y así concierto tras concierto. Advirtieron a Elvis sobre la presencia de este personaje, de quien se reían por su estrafalario aspecto, un personaje muy parecido al Pingüino (uno de los enemigos de Batman).

Hicieron averiguaciones sobre quien podría ser ese personaje, le llamaban el Coronel, aunque nunca había estado en el ejército, había representado durante una temporada a Hank Snow y se rumoreaba que había trabajado en un circo presentando un número de pollos bailarines (realmente tenían una parrilla eléctrica bajo ellos que a las descargas provocaban esos movimientos espasmódicos).

En una jornada de puertas abiertas para los fans en Jacksonville (en 1955) se presentó él, y pronto centró la atención de Elvis, se le acercó y le dijo Todos dicen que vales un millón de dólares, creo que ha llegado el momento de que lo consigas, y yo puedo hacerlo posible.

Al principio, todo lo relacionado con contratos y actuaciones lo llevaba Scotty, pero se acumulaba el trabajo y desatendía su labor de guitarrista por lo que cedió la batuta a Dewey Phillips, aquel DJ que pinchó su primer disco. Lo primero que hizo fue crear la Memphis Promotion y la Elvis Presley Enterprises. A pesar de todo el Coronel vio la oportunidad y, como veia que Elvis se sentía en deuda con Sam y no pensaba dejarlo en la estacada ahora que estaba triunfado, pasó a la artillería pesada con una palabra que martilleó en la cabeza de Elvis, Hollywood.

Si había algo que entusiasmaba a Elvis, casi al nivel de la música, era poder interpretar una película como las de sus ídolos James Dean o Marlon Brando (y quienes han visto sus primeras películas coinciden en que no lo hacía del todo mal y podía haber tenido una carrera más que digna en el cine, digna y duradera).

Con esa oferta se lo había ganado, pero quedaba un detalle importante, era menor de 21 y necesitaba el consentimiento de sus padres. Como era de suponer en una madre sobreportectora como Gladys, desconfiaba de ese personaje, pero maniobró de forma hábil dándole la vuelta a la tortilla y lo que podía ser un contratiempo lo convirtió en una virtud, presentándose como el protector de su hijo frente a los peligros del show bussines.

En marzo de 1956 sellaron su relación para el resto de sus días, a cambio de llevarse el 25% de sus ingresos más gastos y ser su representante exlusivo. Un poco antes, y gracias a las negociaciones del Coronel, firmó un contrato con la RCA el 21 de noviembre de 1955 con lo que se desvinculaba del sello que le vio nacer, no sin antes grabar When it rains, it really pours, la cara b de este disco Trying to get to you así como otros dos temas, I forgot to remember to forget y, sobre todo, Mistery train "... ese tren, que viene sobre sus railes, me trae a mi chica, porque ella es mia, toda mia...".

Prepárate para lo que te espera (le dijo el Coronel Parker a su protegido)...





12 comentarios:

  1. Si es que era un artista este hombre, cantante y actor...pero para nada al nivel del hombre que hacia bailar a los pollos jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Carolvs. Un genio el que hacía bailar a los pollos en un escenario.

    ResponderEliminar
  3. Carolvs, Tella, un tío que es capaz de ganar pasta con esos pollos es normal que con una mina como Elvis se forrase.

    En el paraíso sociata habría llegado a Emperador, como mínimo, ese coronel.

    ResponderEliminar
  4. Pues seguramente a ministro llegaba como mínimo, porque la Trini y la Pajín que eran famosas por hacer bailar en este caso a las pollas de la Calle Ferraz mira ande han llegao...

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajajajajajajajajajaja

    lo cual no dice mucho del gusto de los agraciados con sus ¿favores?

    Por cierto, veo que los cursos on line tienen futuro.

    Impartido por Tella CÓMO HACER AMIGOS EN TAN SÓLO 5 MINUTOS

    impartido por Carolvs, CÓMO LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE Y NO MORIR EN EL INTENTO.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que la perversión humana no tiene límites y hay quien paga incluso por acostarse con la Veneno o Carmen de Mairena jajaja

    ...y siii jajaja se ve que los aquí presentes semos gente con estudios

    ResponderEliminar
  7. Muy listo el coronel, supo ver un futuro que se le presentaba lleno de dólares.
    En cuanto que era un gran actor..., yo he visto todas las películas que han echado en la tele y me gustaban, claro, pero es que yo tenía 13 o 14 años. No creo que hubiese hecho sombra a Brando.

    Un beso, Genio.

    ResponderEliminar
  8. jajaja, por supuesto que no Elena, pero si lo comparamos con nuestros grandes actores que no saben ni vocalizar el Oscar lo tenía seguro.

    Ya queda menos para el final de la historia Elena.

    ResponderEliminar
  9. Eso que decis es mentira, todo el mundo sabe que Elvis no le llegaba ni a la suela de los zapatos s Pajares, Esteso, Juanito Navarro, Ozores o Paco Martínez Soria...esos sí que eran sex-symbols

    ResponderEliminar
  10. Carolvs, y gente que recaudaba muuuuuucho dinero y no necesitaban subvenciones.

    Hay una escena de estos genios que debería pasar a la historia del cine (a la altura de la falda de Marilyn en La tentación vive arriba); Esteso y Ozores entrenando a Pajares en Yo hice a Roque III, Ozores comiendo pipas no tiene precio, verle escupiendo las cáscaras eclipsa a Bogart en Casablanca, a Kelly en Cantando bajo la lluvia y al mismisimo Gable en Lo que el viento se llevó.

    Y el que diga lo contrario miente.

    ResponderEliminar
  11. Cualquier peli de Elvis es 50 veces mejor que las de los de la Zeja, aunque sólo sea por ver cómo cantaba y se movía el Rey. Punto pelota.

    ResponderEliminar
  12. Es que los truños de la ceja son infumables Maribel, y siempre son los mismos que se compran el chalecito con nuestro dinero, podían repartirlo entre más.

    Y eso es tan cierto que todo actorcillo que empieza sabe que lo primero que tiene que hacer para conseguir trabajo es decir DERECHA MALA.

    ResponderEliminar