.

.

sábado, 14 de mayo de 2011

DEBATES VESPERTINOS

Efectivamente, lo que digo va a misa y si dije que mis primas volvían a casa por Mayo, aquí las tenemos de nuevo.

El caso es que durante su visita ayer por la tarde estuvimos hablando de muchas cosas, que si se tenía que teñir que se veía la raya negra (y yo siempre argumento lo mismo ¿y si es rubia y lo que se tiñe es la raya de negro?), que si está un poco vacaburra, que si no es conveniente una hipoteca en divisas, que si la fluctuación de la serpiente monetaria en 1979 provocó graves problemas económicos (y de ahí la solución de la serpiente en el túnel), que si los sociatas han arruinado el país, otra vez, y van...y a quien hacienda le devolvía todos los años dinerito éste se la ha clavado en todo lo alto...

Pues eso, que departiendo tranquilamente con mi prima Germelina en el sofá nos llevamos el susto del año, y no, no fue el terremoto de Lorca, fue darnos cuenta que el caloruzo ya está aquí y ya hay impresentables e impresentablas que se han colocado  LAS CHANCLAS.

A todos aquellos que carecéis del sentido del ridículo, que desconocéis lo que es el buen gusto y que alardeáis públicamente de una desvergüenza a la altura de cualquier ministro actual sólo os queremos desear una cosa UNA MUERTE LENTA Y DOLOROSA.

Llegados es te punto es cuando Germelina me plantea la cuestión de debate, me pregunta, ¿cómo es posible que gente en su sano(?) juicio sea capaz de alcanzar tales cotas de desfachatez en sus pies?

14 comentarios:

  1. Querida Germelina, lo que no tienen los que se ponen chancletas en el asfalto es, precisamente, JUICIO. Ni sano ni insano.

    Y una cuoriosidad, Germelina :¿Has observado si tu primo en la intimidad y a escondidas usa chancletas?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en la intimidad tal vez tendría disculpa, a la cruda intemperie obligar al resto de mortales a contemplar "eso" que generalmente se completa con bombachos espeluznantes y tirantes que exhiben sobacos pilosos...los atuendos veraniegos son en muchísimos casos el mejor antídoto contra la lujuria

    ResponderEliminar
  3. Ha pasado un año ...y parece que fue ayer.
    Un año ya del caloruzo del que hablábamos hace meses y aquí está de nuevo con sus sudores, sus cansancios, sus olores y ...sus chanclas y los tirantes de silicona asomando por las sisas de la camiseta. ¡Qué horror!

    También tengo yo curiosidad por saber si usas chanclas en casa durante el verano y si comes en la mesa en tetas como la inmensa mayoría de hombres.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Tellagorri, Germelina marchose ya pero te contesto yo, JAMÁS he usado chanclas y JAMÁS las usaré.

    Salvo que algún día me vuelva gilipollas y el día que me saque el carnet del psoe me las pondré.

    ResponderEliminar
  5. Y si al menos, ya que lo van a enseñar se cuidasen un poco... muchos ejemplares que deambulan con ese calzado podrían colgarse como los murciélagos sin otra ayuda que sus uñarras demoníacas.

    Maribel, no sólo por el calor, pronto el infierno campará a sus anchas por las calles destepaís.

    ResponderEliminar
  6. Elena, has dado en el clavo.

    Chanclas, chonis y la tercera plaga bíblica es lo de comer sin camiseta ESO ESTÁ A LA ALTURA DE LO MÁS BAJO, que ascazo por dios.

    Bueno, y no solo comer, el estar todo el día sin ella e inclusive hacerlo por la calle.

    Madre mía Elena, recién levantadito a punto de desayunar con la princesa y no puedo sacarme esa imagen de la cabeza...jajajajaja.

    Un besazo resalá.

    ResponderEliminar
  7. Pues dile a Germelina que es verdad que se está poniendo vacaburra, la pobre es muuuu pero que muuu fea, pero bueno, al menos se ve que es una chica espabilada y con eso compensa...yo estao en los Turines y también hacia un calor del copón pero como por la noche hace fresco pues que me he resfriado...lo de las sandalias son cosas de guiris y progres, así que dila que si anda con gente facha y racista, es decir, seria, como nosotros no tendrá problema.

    ResponderEliminar
  8. Una vez restablecido del ataque de blogger que he sufrido este fin de semana y de los variados apagones en mi barrio durante este lunes, tengo el placer de confirmarle que desconozco ese utensilio que Vd. llama "chanclas". Mis pies están elegantemente calzados con las mejores marcas de zapatos de cuero.
    Saludos a Germelina.

    ResponderEliminar
  9. Y ya si le sumas lo de heterosexual tenemos a una especie en peligro de extinción.

    Ya no quedamos muchos decentes Carolvs.

    Me temo que los resfriados turineses se deban a información no facilitada... e intuida.

    ResponderEliminar
  10. Cuando les da por estar tontos a los de blogger Bwana que dios nos coja confesados.

    Y en cuanto a la descripción de su calzado le diré que no me sorprende nada tratándose de un gentleman como Vd.

    ResponderEliminar
  11. Repelentes son las chanclas.
    Pero qué me dices de los zapatos de rejilla, Germe?
    Si tras ver un par necesitas asistencia médica, llámame.

    ResponderEliminar
  12. Los zapatos de rejilla sólo tiene su razón de ser si se combinan con chándal brillante del carreful y calcetines blancos.

    Aspi, ya he pasado tu contacto a Germelina por si necesitase ayuda.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Isra:ojo, que la política económica socialista puede dejar a muchos en chanclas, no a Bono no.
    Un saludo. ¡Viva tu guasa!

    ResponderEliminar
  14. Y hasta sin chanclas José Antonio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar