.

.

sábado, 11 de junio de 2011

LECTURAS SABATINAS

Que sería de nosotros sin el azote progre... D.Pablo Molina

Las fragonetas
Éste es especial para Elena

23 comentarios:

  1. "Para conocer Córdoba es necesario tener un buen estómago, porque el plato típico es un inigualable rabo de toro y el discurso turístico una matraca multiculti diseñada por especialistas de la Logse para convencer al viajero de que moros, judíos y cristianos se comían a besos a diario hasta que llegaron los Reyes Católicos y jodieron el invento intercultural."

    Lo que me imaginaba : que las cordobesas comen damasiado RABO DE TORO y así están como están. Algunas, Isra, y sin hacer referencia a nadie, hasta embisten.

    En memoria a tu visita a la Noble y Leal Villa de Zarauz, hoy los de BILDU se han posesionado del Ayuntamiento a pleno y en un pleno.

    Cuando estaban el nuevo alcalde y sus mutikos en el balcón del Ayuntamiento saludando a una CINCUENTENA de sus adictos, he pasado yo por allí y he salido disparado hacia el mar.

    Era tal el hedor de sobaquillos e ingles flotando sobre las cabezas de los presentes que, imágínate cómo habrán dejado el salón de plenos ( lugar cerrado) en donde habría otros tantos, el gentío en cuanto entraba en la plaza salía inmediatamente de ella.

    ResponderEliminar
  2. Por partes Tella, lo primero, te acompaño en el sentimiento, que pena que esa bella población ande como anda con esos cabrones, cabrones y sucios.

    Y lo que es peor, seguro que muchos votos son de hijoputas convencidos pero muchos otros por miedo o por mirar a otra parte, en fin.

    Y con respecto a lo de la convivencia pacífica de las 3 culturas... pues peor que territorio sioux en plena borroka.

    Y yo tampoco señalo a nadie embistiendo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. "Córdoba, que es a lo que vamos, es un destino recomendable para consumir ese día de la región que aparece tontamente en el calendario, pero evitando en la medida de lo posible los rigores veraniegos, que convierten la sede española del antiguo Califato Omeya en una réplica exacta de su equivalente original en los desiertos de Siria en lo que a temperatura se refiere."

    Es cierto, en Julio y en Agosto hace mucha calor, lo mismo que en Sevilla, Toledo o Madrid según tú.

    "Para conocer Córdoba es necesario tener un buen estómago, porque el plato típico es un inigualable rabo de toro y el discurso turístico una matraca multiculti diseñada por especialistas de la Logse para convencer al viajero de que moros, judíos y cristianos se comían a besos a diario hasta que llegaron los Reyes Católicos y jodieron el invento intercultural."

    El plato típico lo comparte el rabo de toro con el salmorejo, y un buen estómago hay que tener para comerse unos callos madrileños o un cocido igualmente madrileño.
    En cuanto a la matraca, no hay historiador que se precie que niegue la realidad del esplendor de la Córdoba califal y no hay esplendor de una cultura cuando no hay convivencia entre los ciudadanos sea cual sea su religión.
    Tan nefasto es enaltecer el tópico como embarrarse en el antitópico.

    "La Gran Mezquita de Córdoba, monumento de belleza arrebatadora, fue construida por los árabes en el solar de la Iglesia Martirial de San Vicente, previamente destruida hasta sus cimientos se conoce que para igualar el terreno y que no se cayera un arco de la construcción posterior. Después de varias ampliaciones llegaron los cristianos y no solamente respetaron la construcción musulmana, sino que la embellecieron aún más, incorporando la parte catedralicia que hoy brilla al mismo nivel que el resto del entorno. Conclusión: Los moros son unos enriquecedores multiculturales respetuosos con cualquier realidad religiosa y los cristianos unos peligrosos fascistas que destruyen todo lo que tocan."

    Esto va en gustos, hay quien ve que el monumento se embelleció y hay quien opina que fue violado al construir por huev.. una iglesia cristiana dentro de una mezquita musulmana.

    Continúo...

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja

    no le rindo las ganancias a D.Pablo

    ResponderEliminar
  6. Oye, Isra, es muy raro que la dulce y poética Doña Elena haya borrado un comentario hecho, supongo que, a bote-pronto.
    Probablemente se le habrá olvidado poner alguna coma y será por eso.

    ResponderEliminar
  7. cuando vi el comentario suprimido pensé en que había puesto alguna barbaridad y se lo había pensado dos veces... jajajajaja

    ResponderEliminar
  8. Una señora tan comedida y elegante de espíritu no escribe jamás "barbaridades".

    ResponderEliminar
  9. Uy Tella, todos tenemos nuestro tendón de Aquiles... y la han mentado Córdoba.

    ResponderEliminar
  10. "Aparte de estos peajes educativos que el visitante ha de pagar a la Junta de Andalucía, el casco histórico cordobés merece una inversión de horas y horas deambulando por sus callejuelas para que el viajero reflexione sobre la importancia del Día de su Región en el proceso de construcción nacional de su terruño y pierda unos minutos tomando un fino amontillado con su poquito de jamón ibérico."

    Una ciudad es un libro que se lee con los pies.
    Nadie que no haya vivido en una ciudad puede conocerla y hablar de ella arrogándose la verdad. Solamente quien la pasea un día tras otro la descubre, la conoce y la ama o la odia. ¿Quién coño es Pablo Molina y dónde ha vivido para hablar de mi ciudad de oídas?
    Yo vivo aquí y aún le descubro rincones que me enamoran.

    "A efectos gastronómicos, que es el único factor multicultural realmente estimable, resulta imprescindible visitar el Caballo Rojo, justo frente a la fachada de la mezquita opuesta al río Guadalquivir y la taberna El Pisto, entre la plaza Tendillas y San Miguel, aunque cualquier taberna, con o sin el típico patio cordobés, es capaz de sorprender a los visitantes con unos platillos que derrochan grandeza en su sencillez. El salmorejo es tan sublime, y las tapas tan variadas y abundantes, que probablemente sean estos los únicos lugares del mundo en que el discurso del presidente de tu comunidad autónoma celebrando tres décadas ininterrumpidas de éxitos autonómicos no alcance para ponerte de mal humor. Si eso no es buen rollito multiculti, que baje Averroes y lo diga."

    A nadie se le ocurre comer en el Caballo Rojo por obligación más que al turista de uno o dos días. Los cordobeses sabemos que el mejor restaurante no es el más caro, Bodegas Campos o el Churrasco son igual de buenos y un poco más asequibles.
    Pero para comer bien en Córdoba sin que te claven como a turistas hay un montón de tabernas magníficas como en la que cené anoche "la Taberna el pisto", o la "Taberna Salinas", o "Taberna San Miguel".
    Y de platillos nada, platos bien llenos de una cocina tradicional con las influencias gastronómicas árabes como toda la cocina andaluza. Pero claro, no está hecha la miel para la boca del burro.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo Elena, que para limar asperezas deberías hacer de cicerone unos días con el gran Pablo.

    Seguro que no habría sido tan osado hablando de la noble e imperial Complutvm, jajajajaja

    ResponderEliminar
  12. Para que vuesas mercedes no anden especulando explicaré el por qué de mi comentario suprimido:

    A la hora de citar al tal Pablito Molinillos, he querido usar los códigos que me ofrece el blog para poner la cita en negrita y he hecho el experimento, y como no salía, borré.

    ERA UNA PRUEBAAAAA

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja, que mal pensado es el Tella, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  14. No creas que Tella es mal pensado, veo que me conoce más de lo que yo misma creo, y sabe que soy capaz de borrar un comentario por largo que sea si se me ha olvidado una coma o una tilde.
    Aunque la verdad, ya hay veces que paso y dejo estar los comentarios con los errores típicos debidos a la rapidez con que tecleamos. Total, viendo lo que se ve por estos lares.

    ResponderEliminar
  15. Oye doña, me intriga y mucho el que ayer "cenaras en tres restaurantes. ¿Fue a la vez o alternando?

    Qué nivel. Isra cuando cena en uno ya no le queda sitio para ir a otro, especialmente si alimenta como todos los de Córdoba la Imperial.

    No hagas caso del "Molinillos", seguro que es de Sevilla y os tiene envidia.

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, te agradezco la dedicatoria, pero por favor, no me hagas esto, total, "el Pablito" no se merece mi tiempo, y estoy a "salto de mata" de la lavadora a la secadora, de los macarrones a tu blog, de tu blog al enlace, joderrrrr... que no doy más de mí.
    Que son las una y media y no tengo nada preparado, que soy un ama de casa muy atareada so leche.

    ResponderEliminar
  17. Tella cené en "la Taberna el pisto" solamente, por cierto estupendamente, una cocacola, un nestea, una cerveza, costillas en adobo, carrillada y calamares fritos 33€ ¿quién da más?

    ResponderEliminar
  18. Oye, tres personas, no vayas a pensar que me comí todo eso yo sola, jajajaja... que eres capaz de pensarlo.

    ResponderEliminar
  19. Buena cena, doña Elena, y muy barata. Y sobre todo, estando como están los tiempos, ya no se estilan dos platos de carnes (costillas y carrilleras o quizá uno comió una cosa y otro otra).

    ResponderEliminar
  20. Excelente descripción de lo que son las fiestas de las CCAA, otro invento sociata y sindical para no dar ni palo. Lo de la descripción de la califal Córdoba es de traca jajajaja...no sabía que les gustase tanto el rabo a los habitantes de tras ilustre tierra, siempre se aprende algo nuevo en este blog...en cuanto a los modelnos y su apoyo a los moromierdas y el ataque a los fascistas reconquistadores me parece correcto, muy en la línea de la historia que a nuestros hijos pretende enseñar la Sinde y el Robacabras

    ResponderEliminar
  21. Carolvus, el rabo de toro es un plato exquisito, típico cordobés, pero no comemos todos los días rabo como los valencianos no comen paella todos los días.
    De todas formas, si es cierto que de lo que se come se cría, yo prefiero que los cordobeses coman rabo a callos, jajajajaja...

    ResponderEliminar
  22. Después de leer el chat, he llegado a la conclusión de que Dª Elena no va a leer nada más de Pablo Molina.

    ResponderEliminar
  23. Pues sinceramente Bwana, se perdería a una de las plumas más sarcásticas del mundo mundial, es lista, será un enfado pasajero.

    ResponderEliminar