.

.

miércoles, 30 de enero de 2013

¡¡¡ ACHTUNG !!! RESPUESTA

Bien amiguitos resulta que quien pronunció esa frase no fue otro que el Primer Conde del Alcázar de Toledo (1948), quien presidió el Comité Olímpico Español desde 1941 hasta su muerte en 1956 y quien pasó a la historia como quien resistió el asedio republicano al Alcázar de Toledo... el General José Moscardó Ituarte y ascendido a Capitán General del Ejército a título póstumo (al día siguiente de su muerte) por Paquito.

La frase la pronunció cuando la delegación española aterrizó en suelo británico con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres de 1948*... ¡¡ y razón no le faltaba vive dios !!.



*España acabó vigésimo octava (de 59 países participantes) empatado con Ceilán (que bonito nombre), Cuba y Trinidad y Tobago (las 4 con una solitaria medalla de plata). Se obtuvo en Hípica, en saltos por equipos, el nuestro formado por: Jaime García Cruz (montando a Bizarro), Marcelino Gavilán y Ponce de León (montando a Forajido) y José Navarro Morenés (montando a Quorum)... he dicho.

6 comentarios:

  1. Buenas marcas olímpicas, vive díos. Y gran representación la que envió el Invicto a Londres. Lo extraño es que en 1948 los british admitieran a representantes de España, y más excepcional estando los laboristas gobernando.

    ResponderEliminar
  2. Salvo boicots de los bloques en Moscú y Los Ángeles lo cierto es que prima la cantidad sobre la cantidad Tella, y si no que se lo digan a los que vimos cómo en la jornada de inauguración de Londres 2012 pasearon las delegaciones de Corea del Norte* o Siria.

    A veces este tipo de salidas de tiesto son bienvenidas (las de Moscardó).

    * por curiosidad he mirado el medallero de estos en Londres y me hace gracia ver que consiguieron varias de oro en halterofilia, pero sorprende que en categorias de poquitos kilos... tendrá que ver con la hambruna que provoca ese régimen que desean güili toledo y los suyos para esta nuestra monarquía parlamentaria (será porque dan por seguro que serán del apparatchik y estarán regordetes y sanos)

    ResponderEliminar
  3. Éste era uno que se creía muy macho antes de visitar la cuna de la "democracia parlamentaria moderna". Y de su erótica y excitante "disciplina". Quizá, como buen militar, esperaba someterse a ella y estaba cachondo. ¡Cómo me ponen esos MACHOS! AHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Vaya, vaya María, curiosa interpretación de las palabras de Moscardó, en cuanto a que te pongan los militares lo veo bien, el uniforme pone, ahora bien no debes generalizar, conozco a más de una florecilla del campo en el ejército. Por cierto, si me permites discrepar, antes que a gran Bretaña pondría a los EE:UU, por algo se independizaron.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que el hecho de que se aceptara la presencia de la delegación franquista en las Olimpiadas de Londres fue, precisamente, su composición hípica. Ya conocemos el cariño que le tienen esa gente a los equinos.

    ResponderEliminar
  6. Bastante más que a los españoles Bwana.

    ResponderEliminar