.

.

martes, 18 de febrero de 2014

ME LO EXPLIQUE

Y es que no me se entra en la cabeza, por eso, señor Montoro, ¡me lo explique!.

Soy una persona muy maniática y especialita a la hora de hacer la compra, que si los frescos en un supermercado, que si la frutería y charcutería en otro, que si la leche me gusta de allí pero la carne de allá, en fin, un follón, y si hay algo que decide el dónde comprar no es la pasta, es que me guste.

El hecho de que no me dedique a comparar precios y buscar dónde está eso que me gusta más barato ha hecho (bueno, hizo) que no prestase mucha atención hasta que curiosamente me di cuenta de cómo nos vacilan, engañan y estafan a los consumidores estos centros de habituallamiento.

Hace algunos años despertome la curiosidad un acontecimiento, acontecimiento al que llamé el extraño caso del croisant de oro, me explico. Solía solazarme las tardes de otoño (y de verano, y de invierno y de primavera) con un cafelito y unos croisantitos del Ahorramas, bien, por aquella época la bolsa contenía cuatro unidades al módico precio de 1 euro, pero hete aquí que de repente, por un croisant más (una oferta que llevaba un reclamo desporporcionado al realmente ofrecido) te soplaban 1,50, es decir, por un incremento del precio del 50% te ofrecían tan solo un 25% más de producto (algo similar a otro extraño caso también denunciado en este blog, el extraño caso del café de la máquina del curro. La conclusión que saqué es que me comía el croisant de oro, ese quinto croisant exquisito y especial que encarecía de tal modo el producto. Vale, te dices, vamos a seguir comprándolo, total, cuando voy a por la fruta y la charcutería los hijoputas de la panadería están justo al lado y la tentación me puede, así hasta que hace poco se repitió la misma hstoria, otro croisantito más, ahora a 2 euros, pero abróchense los cinturones queridos lectores, oh la la, según reza la oferta son ... ¡¡croissants hechos con mantequilla!!, así, con dos cojones y un palito, y yo que pensaba que la base de ese exquisito manjar era precisamente ese poco calórico componente.

Decidido, ya no compro más croissants allí, y probablemente eso me lleve a buscar alternativas al resto de productos... por no hablar de que sus cajeras, son, con toda probabilidad, las más bordes del sector.

Los extraños sucesos no ocurren únicamente en el Ahorramas, también suceden en el Carreful, donde hace tiempo que me niego a ir a comprar, primero porque te obligan a recorrerte toda la puta galería comercial hasta que pasas por la entrada que está A TOMAR POR CULO, también es verdad que estaba un poquito hasta los güebos de hacer siempre la compra en la hora de descanso de los reponedores y encontrarme las estanterías vacías, por no hablar de las cajas de diversos productos abiertas y a medio terminar (sobre todos las de galletas que le compraba a mi hija). Por mi dieta especial que requiere mantener fibroso y espectacular mi cuerpo tengo que darle proteinas suficientes y una fuente rica de estos nutrientes la encuentro en el atún, rico rico, con pasta, en burritos, con pimientos, etc. Pues bien, al ser un producto al que le hacía un marcaje especial empecé a soprenderme por lo que llamaremos el extraño caso de la lata de atún, un mercado muy fluctuante, algo así como el NASDAQ hasta arriba de speed, y es que la misma lata podía duplicar su precio desde que la cogía de la estantería hasta que llegaba a la caja. La paranoia fue tal que hubo ocasiones en que no sabía si un kilo de atún por 650 euros era un ganga o si llevarme media tonelada por 60 céntimos había sido un pesímo negocio.

Conclusión, a mi no me ven por allí más.

Bien, ya nos hemos cerrado las puertas del Carreful y del Ahorramas (y ya tenemos cerradas las del Corte Inglés... nunca me gustó lo de te cobro el doble porque yo lo valgo, un ejemplo, disco duro externo multimedia de 1 Tb, en el tirtinglés 389 euracos, sin cable HDMI, en Amazon el mismo con cable HDMI por 175 euros, por no hablar de que 3 veces estuve esperando 10 minutos en la sección de informática a que alguien me atendiese para pillar una tablet y me fui a dejarme los 500 euracos en otra parte)

Pero la última que me ha ocurrido y que ha sido la que me ha hecho exorcicar mis demonios (y que pronto daremos forma al porqué de mi pregunta a Montoro) ha sido la de Mercadona, y es una pena que tenga que dejar de ir allí también, han abierto una nueva sección de bollerida/panadería ciertamente exquisita, pero es que yo aplico una máxima, hazme ciento fállame una no me has hecho ninguna.

Al lio, veamos el extraño caso de las patatas fritas para horno. Las patatas fritas me gustan al horno, todo el sabor y mucha menos grasa que fritas en la sartén, bien, había llegado el punto en el que la compra allí la podía hacer con los ojos cerrados, todo siempre en su sitio (mira que me jode, sobre todo en el carreful, cuando te ponen todo patas arriba y tengo que pasar 5 veces por el mismo pasillo hasta que encuentro lo que quiero), llego a la sección de congelados, veo que están las patatas de horno, pero hay dos cosas que me despistan, el hecho de que te pongan muy grande eso de oferta (tienen el mismo precio de siempre) y el envase es diferente, bueno, me digo, se les habrá ido la pinza, cojo la bolsa y la echo al carro, y es justo en ese momento cuando me doy cuenta de que he entrenado muy fuerte en el gimnasio, la bolsa me pesa mucho menos... llego a casa y cuando voy a guardar la compra me fijo que la bolsa en lugar de ser de un kilo es de 750 g. y me acuerdo del croisant de oro, por el mismo precio 25% menos de producto, OFERTÓN.

Suma y sigue, aunque ahora vamos a dejar el sector alimentario y nos iremos al de los combustibles con el extraño caso del depósito sin fondo. Es cierto que hace tiempo el depósito del coche lo llenaba con 50 euros, bien, no utilizo mucho el coche, tiro más de transporte público, tanto es así que un día fui a echar gasolina y no recordaba como se abría la tapa del depósito, pues bien, no hace mucho me dije, venga va, échale 50 euros, voy a la caja y pago (pagar más y servirte tú... cojonudo, pronto nos meterán en la cocina de los restaurantes a prepararnos la comida), me pongo mis guantes, agarro el surtidor y le doy al temita, un rato muy breve, lo cual me hizo sospechar. Me meto en el coche, arranco y me voy, según estoy llegando a casa me da por mirar el nivel de combustible y veo la flechita y... paro el cohe y me bajo corriendo para buscar el agujero del depósito, me tranquilizo, está todo bien, no hay agujeros ni he perdido líquido, lo cual me preocupa, lo mismo le he metido el surtidor por el culo a alguno que pasaba por allí y no ha caído nada en el depósito, pero no, es que aunque digan lo contrario en el telediario, la gasolina ha subido un güebo.

Pero no acaba ahí la cosa, viene el recibo de la electricidad y ¡¡ZAS, EN TODA LA BOCA!!, llega el año nuevo y el abono del tren y ¡¡ZAS, EN TODA LA BOCA!!, llega el recibo del gas y  ¡¡ZAS, EN TODA LA BOCA!!, y faltan por venir de visita a casa el IBI, el seguro del coche, el seguro de la casa, el impuesto de circulación, etc.

Finalmente, y vamos concluyendo, llega la nómina de enero, NO SE HA MOVIDO, y es que resulta que el IPC ha subido SÓLO un 0,3%, entonces es cuando me hago yo esa pregunta:


¿Montoro y compañía son todos unos hijos de la gran puta?


Menos mal que al menos han eliminado las CCAA, los coches oficiales, las Diputaciones, la mitad de la Administración, etc... porque si no me temo que además de todo lo anterior nos regalarán un mordisquito más al IRPF y al IVA, que al, al fin y al cabo, son dos gilipolleces de impuestos que nos nos afectan en nada.

Pues eso, que todo sube (mucho) pero estamos a un paso de la deflación... CON DOS COJONAZOS






sábado, 15 de febrero de 2014

BRUJAS

Estando reciente como está la gala de los subvencionados pensarán Vds. que voy a referirme al papelón de Terele Pávez en las brujas de Zugarramurdi, no, y eso que ya en su momento, cuando vi el trailer de la película, dije que a esta mujer tendrían que darle el Nobel, el Oscar y lo que se terciase, y no por toda una carrera, ni siquiera por su papel en la película, bastaría únicamente con la frase, antológica donde las haya, que salia al final del trailer de la peli (y para no extenderme mucho os lo pongo y si queréis lo veis entero y sin o os adelantáis hasta un poquito antes del final y lo veis).


Como os he dicho no voy a hablar de estas brujas, voy a hablar de esas que hay en todos los trabajos, tanto compañeras como jefas. Por suerte no es mi caso, pero sí el de mucha gente y ayer pude comprobarlo mu cerquita.

Os voy a contar una historia que me contó esta mañana mi prima, y que transcurrió en la tarde de ayer en una cafetería del Alcalá Magna (el Jamaica). Viene de familia y es que a mis primas les encanta, como a mí, cuando se sientan en una cafetería a tomar algo, observar a la gente desde su mesa, es magnífico y muy divertido. En esas estaba cuando observa en una mesa a dos individuas que parece le están comiendo a un chaval la oreja, la situación era extraña, es decir, no pensaba que estuviesen ligando, así que tendría que ser otra cosa, en un principio pensó que era una entrevista de trabajo, pero al cabo de un rato cambió de opinión y díjose para sí, uy uy uy , que esto huele a despido. Dicho y hecho, me comenta que le pasaron unos papeles, los firmó y al minuto el chaval rompió a llorar, en esas una de las brujas sacó de su bolso un pañuelo para que se secase las lágrimas. Más o menos hasta ahí todo correcto, el problema es que el par de brujas, según se marchó el afectado, empezaron a burlarse y a descojonarse de él.

Comentóme, para dar mayor veracidad a la historia, que el papel firmado por el chaval tenía el logo de Bershka... ya sé dónde recomendar a la gente que no compre.

También es verdad que si la otra parte comentase la jugada sería de modo completamente diferente, que ellas sufrieron, que el chaval era un inútil vendiendo, que si no se vende y hay que recortar personal...pero me es indiferente, creo a mi prima porque es como si yo mismo lo hubiese visto, y la mujer del César no sólo debe serlo, también tiene que parecerlo y no me parecen formas.

Así que es obvio la pregunta que me hizo mi prima Ekaterina (se ha venido de Sochi porque odia las multitudes) ¿nos guarda alguna sorpresita el enano cabrón de Montoro para los impuestos de este año?







sábado, 8 de febrero de 2014

COPA DEL REY

Pues sí, no sé si será la primera vez pero seguro que sí una de las pocas ocasiones en que en este blog se habla de deporte, de baloncesto más concretamente.

Hay una cosa clara y evidente, y el que diga lo contrario miente, la competición más espectacular, deportivamente, hablando es la copa del rey de baloncesto.

En cuatro días se concentran 7 partidazos de baloncesto a grandísimo nivel donde puede pasar cualquier cosa y donde la etiqueta de favorito es muy discutible, excepto este año en que la superioridad del Real Madrid puede llegar a ser hasta insultante, lo cual no es óbice para que, como digo, disfrutemos de grandísimos partidos.

Como es evidente mi prima Cicuta es madridista hasta las trancas y animará al Madrid comme moi, asín que de lo cualo la pregunta de hoy está clarinete ¿ganará el Madrid la copa este año?...

Pero no acaba aquí la cosa, los hijos de puta, sí, repito, los hijos de punta vendidos del cine, esos vagos que viven de cobrar dos veces por la entrada del cine, una si te equivocas y vas a ver una de sus mierdas y otra porque sí, vayas o no vayas a ver sus mierdas, se reúnen en su aquelarre anual y me imagino que ladrarán.

Estarán los Bardem (no sé si se puede ser más gilipollas, aunque lo tiene fácil, entrenan todos los días) y uno de ellos, un tal Carlos, ya ha amenazado, como no puede ser menos tratándose de uno de los miembros más destacados de la mafia de la cultura, estará el payasete del Botto (que sigue sin vocalizar) y demás gentuza, y uno nuevo, no falla, lo nominan a algo y ya ha salido sentenciando contra la economía de mercado, la extrema derecha, etc.

Pues eso, que el Madrid el domingo se llevará la copa y si hay suerte (aunque deberían darse una multitud de casualidades y causalidades) toda la gentuza que se junta para el aquelarre goyesco terminarán en Cuba o Corea del Norte y dejarán de dar por culo mientras se llevan nuestra pasta por la patilla.

Después de hervirme la sangre con esta miseria moral que se autocalifica de intelectual os recuerdo la pregunta que me hizo Cicuta, ¿ganará el Madrid la copa de baloncesto este año?... (advierto, la duda ofende)




miércoles, 5 de febrero de 2014

CARTA A ANGELA MERKEL

Roberto Centeno es de esas personas que cuando hablan sube el pan, y si alguien puede demostrar que miente lo fusilamos.

No puedo evitar publicar aquí la carta que aparecía en El Manifiesto el pasado 23 de enero, impresionante. Disfrutenla (aunque la gente de bien empezará a notar cómo un sudor frío le recorre todo el cuerpo y probablemente no concilie el sueño en una semana, lo dicho, la gente de bien).



Respetada Canciller Federal:

Hace tres semanas, el profesor e historiador norteamericano David Spengler publicaba una carta abierta en The Asian Times dirigida a su persona, en la que le pedía “que dejara caer a España”, y explicaba las razones, que incluían la incompetencia, el despilfarro y la corrupción generalizadas del Gobierno y particularmente de las administraciones territoriales, donde nadie controla nada y nadie responde de nada, lo que implica una asignación del grueso de los recursos públicos (45 % del PIB) en forma tan disparatada e ineficaz que supera todo lo imaginable. Adicionalmente, según el Dr. Spengler, el Gobierno miente en todo: sobre su situación económica, sobre la bancaria y sobre la fiscal. Su deuda y los intereses son ya inasumibles  y, en consecuencia, somos insalvables.
No obstante, y aun reconociendo la veracidad de sus afirmaciones —que tengamos hoy más PIB real que en 2007 resume la falsedad inaudita de las cifras oficiales—,  España no sólo es salvable, es que ni siquiera necesitaría la intervención: sólo necesita la supresión del sistema autonómico, que representa un despilfarro anual de más de 120.000 millones de euros, equivalentes al 12% del PIB. Sin embargo, la oligarquía política se opone radicalmente a desmontar esta gigantesca estructura que ha levantado en su exclusivo beneficio, escapando a las manos de los españoles el poder de cambiar este expolio de proporciones épicas. A día de hoy, el déficit de las regiones y ayuntamientos asciende a unos 5.000 millones de euros mensuales, y está siendo cubierto por el Gobierno con supuestos “adelantos presupuestarios”, supuestos porque jamás serán devueltos, lo que ha elevado el déficit del Estado en un 50% hasta abril, equivalente al 10% del PIB en términos anualizados. Y tampoco pueden pagar los vencimientos de deuda, más de 25.000 millones, y esperan que el Gobierno con el dinero del BCE lo haga por ellos.
Con una deuda pública total —no sólo la computable— del 118 % del PIB oficial, un déficit  2012 estimado en más de 110.000 millones y unos intereses del 4,5% del PIB oficial en los próximos 12 meses, España ha superado el punto de no retorno y ocurre que sólo Ud. como Canciller de Alemania y líder más cualificada de Occidente tiene el poder de acabar con una situación que supondrá la ruina, no sólo de España sino tal vez el fin de la zona euro. Y para evitarlo bastaría exigir, condicionando a ello cualquier ayuda, la reforma radical de las instituciones territoriales responsables de los dos tercios del gasto público. Es absolutamente inaceptable, tanto social como económicamente, que la UE y el FMI exijan a España que suba impuestos y recorte prestaciones, sin antes acabar con el despilfarro autonómico. ¿Cómo se puede subir el IVA y recortar pensiones, a la vez que se mantienen 30.000 coches oficiales o dos millones de empleados públicos inútiles?¿Cómo destruir la economía productiva y de las familias y mantener intacta la improductiva? Y es ahí, Sra. Canciller, donde los españoles necesitamos desesperadamente su ayuda.
Como conoce perfectamente, porque lo ha vivido en primera persona, España ha estado gobernada durante más de siete años por un presidente poco cualificado, y ahora, a pesar de las ilusiones populares puestas en el cambio, Mariano Rajoy se ha revelado un fracaso total. Ni tiene coraje, ni tiene un plan, ni intención alguna de tenerlo: toda su gestión ha resultado una auténtica tragedia. Ambos, junto con el aparato de sus propios partidos, funcionan exclusivamente como una oligarquía —España tiene 450.000 políticos, cuatro veces más por habitante que la UE— de intereses comunes y nunca como partidos nacionales. Para ellos son más importantes sus ventajas partidistas y personales que los intereses de la nación, lo que les lleva a mantener a toda costa un modelo de Estado cuyo nivel de despilfarro y de corrupción nos conduce a la ruina.
Vivimos bajo un modelo que dividió la nación en 17 autonomías territoriales, totalmente contrarias, excepto dos, a la Historia y a la realidad objetiva de España. Estas autonomías, cuyas competencias más que duplican a las de los Estados federales, son el vehículo con el que la oligarquía política fue colocando a sus familiares, amigos y correligionarios, creando para ello, el equivalente a 17 miniestados con todos los órganos propios de una nación, desde 17 Parlamentos a 19 televisiones públicas (todas en pérdidas), 23 Universidades sin alumnos que las justifiquen a 22 aeropuertos con 300 pasajeros/mes, pasando por infraestructuras absolutamente ruinosas. A ello se unen 8.200 Ayuntamientos, cuando no se justifican más de 3.000, y con niveles de despilfarro inauditos. Sólo Madrid, la capital más endeudada de Europa, tiene 1.500 asesores inútiles, 180 coches oficiales, personal cinco veces más que los grandes ayuntamientos mundiales y ha gastado 500 millones de euros en dotarse de la sede-palacio más lujosa de Occidente, mientras el 23% de madrileños vive por debajo del umbral de la pobreza, de ellos 140.000 niños. Y ahora ¡quieren organizar los Juegos Olímpicos!
La rémora del empleo público
Primero colocaron a decenas de miles, luego a cientos de miles y hoy totalizan dos millones de empleados públicos nombrados a dedo —causa principal del brutal nivel de desempleo, ya que en España cada empleo público destruye 2,8 puestos en el sector privado— y donde para no tener que dar explicaciones a nadie crearían hasta 3.000 empresas públicas, la gran tapadera del despilfarro, una inmensa telaraña de ocultación de deuda y corrupción, empleando a 400.000 personas amigas y con sueldos un 35% superiores a la media del sector privado.
El grueso de la crisis bancaria derivaría también del modelo de Estado. El 54% de los depósitos de la banca se concentraba hasta el año 2.000 en cajas de ahorro, que habían sido el referente de las clases humildes españolas durante casi dos siglos y que se convertirían en botín preferido de los Presidentes autonómicos, que impondrían a personas políticas afines y no profesionales al frente de las mismas, con objeto de poder disfrutar de un poder económico casi ilimitado para financiar sus obras faraónicas y los disparates más inauditos.
Veinte “gestores” irresponsables y moralmente corruptos, interrelacionados política y económicamente por 14 presidentes autonómicos, que les garantizaría la no intervención del Banco de España primero y la ocultación de la realidad de sus balances después, financiarían los proyectos inmobiliarios más inauditos, que junto con las grandes obras públicas llevarían a la quiebra a la mayoría de estas instituciones bicentenarias en solo ocho años. PP, PSOE y nacionalistas sellarían un pacto de silencio para que ninguno de los responsables de tamaña catástrofe fuera procesado. La última acción al respecto la protagonizaría el Sr. Rajoy, de acuerdo con el PSOE, al no destituir al Gobernador del Banco de España por grave incumplimiento de sus obligaciones a cambio de su silencio.
En conjunto, esta situación ha llevado a España a un nivel de endeudamiento público y privado del orden del 400% del PIB, el más elevado del planeta, una cantidad que jamás podrá ser devuelta. Dentro de ella, la deuda pública no cesa de crecer, gracias a la actitud absolutamente irresponsable del BCE, cuyos préstamos se entregan sin control alguno para financiar el gasto corriente y los agujeros bancarios, y donde ni un euro va a la economía productiva, lo que arruinará España para varias generaciones. El rescate bancario ha sido de nuevo insuficiente,  porque se ha infravalorado la morosidad —la real es doble de la oficial— y porque las viviendas caerán aún un 35% y no se ha tenido en cuenta. Además crea un círculo vicioso de bancos quebrados comprando deuda con el dinero del BCE para mantener un Estado quebrado, que a su vez se endeuda para salvar a estos mismos bancos quebrados. Sólo la actuación simultánea sobre el sistema financiero, cerrando los bancos inviables y cambiando de modelo de Estado, puede salvarnos.
Sin embargo, si la ya inevitable intervención se hiciera en forma indiscriminada, desconociendo la realidad económica de la nación, reduciendo salarios y prestaciones y subiendo impuestos, sin cortar de raíz los focos de despilfarro, a la vez que se mantienenintactos los 450.000 políticos, parásitos sociales en su mayoría,  que nos han llevado a la ruina, el resultado sería un desastre histórico y la miseria y el hambre para millones. Es por ello Sra. Canciller, que como única persona que está hoy en condiciones de ayudar al pueblo español, me dirijo a usted para pedirle queantes de la intervención exija en su lugar la supresión la locura económica que implica la actual administración autonómica y local. La eliminación de un gasto inútil de 120.000 millones de euros anuales, permitiría reducir el endeudamiento y crear significativamente empleo en relativamente poco tiempo, mientras que la alternativa contraria conllevaría una brutal deflación interna con unas consecuencias económica y socialmente devastadoras. Un sufrimiento casi inimaginable para los españoles actuales y futuros, para mantener los privilegios de una oligarquía política parasitaria y corrupta.
Ihre Centeno
Roberto Centeno, Catedrático de Economía de la Universidad Politécnica de Madrid
(Se envían copias a Wolfgang Schäuble, Ministro de Finanzas de Alemania;Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI; Olli Rehn, responsable  de Asuntos Económicos y Euro de la Comisión, y Mario Draghi presidente del BCE.)

sábado, 1 de febrero de 2014

TOTUM REVOLUTUM

Hoy sí que tengo claro el tema a tratar, y no es otro que el traslado de puesto de trabajo que va a sufrir quien suscribe.

Mi vida era placentera, entraba en el despacho y no tenía que ver a la gente, a la molesta gente, tan sólo a aquellos que me apetecía ver, cerrábamos nuestra oficina a la hora de la comida y nos veíamos un par de episodios al día de las mejores comedias: que si nos vemos Cómo conocí a vuestra madre, que si nos vemos la nueva de Hope, que la última que veremos (y con la que más me he reído con su segunda temporada) es New Girl... en fin, todo esto se acabó. 

No se les ocurre mejor idea que, para coordinarnos con nuestro mejor y mayor cliente, cedernos éste unas oficinas en sus instalaciones, eso es lo que yo llamo una pérdida alarmante de calidad de vida, ya puestos que nos den latigazos y nos manden a galeras.

No obstante quien piense que con este cambio se me terminaron los croissants o el tocamiento de güebos está muy equivocado, pero la vida laboral, tal y como la conocía hasta hoy ha acabado (bueno, para ser más precisos en un par de semanas). Lo bueno es que podré seguir leyéndome los periódicos, descargándome series y cuando me aburra podré trabajar un poco, además, la máquina del café está al menos 5 metros más cerca (que nadie me llame vago, levantarse a las 5:30 de la mañana para ir al gimnasio a mantener un cuerpazo como el mío deja secuelas laborales como la incapacidad de atención más de 5 minutos seguidos o la necesidad de utilizar el ascensor para bajar de la 3ª a la 2ª planta).

Me imagino que el hecho de ser una empresa francesa demuestra bien a las claras cómo les gusta ir jodiendo todo el día (y el mayor ejemplo lo tenemos en su presi de la República, en el ex director gerente del FMI, en "le petit Zarkozy", etc...) aunque no me extraña nada teniendo a hembras delicatessen del calibre de Isabelle Adjani, Sophie Marceau, Laetitia Casta (aunque de actriz mu poquito), Emmanuelle Béart, Carol Bouquet, delicadas y exquisitas, o guarrilas del tipo Beatrice Dalle o Emmanuelle Seigner, que te dan lo tuyo del día, de la semana y del año en un cuarto de hora. 

Ya he comentado esto con mi prima Salomé, como era lógico se ha indignado con la medida y me ha ofrecido venirse conmigo en el traslado al menos la primera semana para que no se me haga tan duro. Me lo pensaré, he contestado. 

La pregunta es bien sencilla ¿sería proporcional plantear un boicot internacional a los productos franceses por esta medida a todas luces arbitraria, injusta e imperdonable? 

Les ruego hagan llegar sus respuestas a la sección "comentarios".

Sin otro particular reciban un cordial saludo de un ciudadano crujido a impuestos que sufre.